Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

¿Qué es la agricultura ecológica o orgánica?

Definición de alimento ecológico, bio o orgánico

¿LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS SON ECOLÓGICOS?

¿Qué es la agricultura ecológica?

En primer lugar, por definición, la agricultura nunca es 100% ecológica. La agricultura consiste en modificar el ecosistema de un campo eliminando determinadas plantas y animales para cultivar otras plantas más interesantes a nivel comercial o nutricional. Esa brutal modificación del medio convierte un campo de cultivo en el blanco perfecto para las plagas y enfermedades.

cultivo manzanas
Foto hectáreas de manzanos. La agricultura extensiva siempre tiene un impacto sobre el ecosistema

¿En qué consiste la filosofía de la comida ecológica?

La agricultura ecológica es aquella que mejor optimiza los recursos, produciendo el mínimo impacto posible sobre el medio ambiente.

Para el éxito de una agricultura más ecológica debe existir la conciencia de consumidores ecológicos, que incluiría comprar alimentos de proximidad, de temporada, y reciclar los residuos.

Además, para una dieta totalmente ecológica, las personas deberían consumir poca carne, que es uno de los alimentos con mayor impacto ambiental de la dieta.

Por lo tanto, comer ecológico significa mucho más que comprar ecológico. Todas las personas pueden comer más ecológico, lo que no implica necesariamente comprar alimentos más costosos.

¿Ecológico significa que tiene sello bio?

Erróneamente, muchas personas entienden como alimento ecológico aquél que tiene un sello o certificado llamado "sello de agricultura ecológica". Sin embargo, comer ecológico no es lo que significa ese sello, al menos, con la legislación actual.

La primera confusión aparece porque palabra "ecológico", que tiene una definición conocida en el diccionario, se utiliza como marca: No todo lo que se etiqueta como "ecológico" es realmente ecológico.

etiqueta ecologica bio organico definicion redaccion
Que un alimento tenga el sello ecológico no significa que lo sea, como se argumenta en esta lectura

¿Qué significa el sello de agricultura ecológica o orgánica?

El sello ecológico sólo significa que ese producto cumple una determinada normativa. Esta normativa exige a los productores que en sus cultivos no utilicen productos de síntesis artificial ni semillas transgénicas, es decir, sólo pueden utilizar determinados plaguicidas, abonos y antibióticos autorizados.

La mayoría de productores sensibilizados se comprometen a cumplir la normativa que exige la certificación ecológica para demostrar a sus clientes su compromiso con el medio ambiente. Para conseguir este sello, el agricultor debe pagar más dinero, que repercute en el precio final del alimento.

Errores del sello ecológico

El reglamento del "sello ecológico" no tiene en cuenta algunos factores de producción importantes que repercuten negativamente sobre el medio ambiente. Entre los principales errores del "sello ecológico" se encuentran:

  • No se tiene en cuenta si un producto es local o de temporada (huella de carbono, invernaderos,etc.). Un producto exportado desde miles de kilómetros puede conseguir el sello ecológico.

  • No se permite el uso de plaguicidas de síntesis artificial, pero se pueden utilizar pesticidas inespecíficos de origen natural que resultan muy tóxicos para el medio ambiente. Que sea inespecífico significa que, además de atacar a plagas, ese pesticida afecta a otros animales, por ejemplo, las abejas. Se debería cambiar el criterio para permitir solamente aquellos plaguicidas más específicos y con menor impacto sobre el medio ambiente, que son realmente los más ecológicos.

  • En muchos casos no se tiene en cuenta el uso de envases biodegradables

  • Lo ideal sería no tener que hablar de agricultura ecológica y convencional, sino que todos los agricultores cultivaran obligatoriamente de la forma más ecológica posible.

Comprar ecológico no significa comer ecológico

No solamente los productores tienen la responsabilidad de producir de forma ecológica. El consumidor también elige comer ecológico con sus acciones:

  • Se debe potenciar la proteína vegetal de la dieta: garbanzos, lentejas, nueces, almendras,... Comer mucha carne es antiecológico, aunque tenga "sello de agricultura ecológica"

  • Que predominen en la dieta los alimentos de temporada cultivados en el campo. Si es posible, evitar los vegetales de invernadero, que normalmente no son de la estación

  • Consumir preferiblemente alimentos locales, cultivados en el propio país, siempre que sea posible. Comprar productos exportados de países lejanos, no es sostenible

Verduras huerto
Foto de hortalizas de un huerto familiar, típicas de la temporada de verano. Los alimentos de temporada son más ecológicos que los de invernadero.

Alimentos locales y de temporada son los más ecológicos

La agricultura ecológica debería ser aquella que generase el menor impacto posible sobre el medio ambiente. Para medir este impacto, existe lo que se denomina la huella de carbono de un producto. Este concepto hace referencia a los recursos que consume un cultivo y los que produce.

Con la legislación ecológica actual, paradójicamente, un alimento puede tener el sello de certificado ecológico aunque haya sido cultivado en invernaderos o provenga de miles de kilómetros de distancia del país de venta, lo que resulta incoherente dadas las emisiones contaminantes que genera.

Por lo tanto, el primer requisito para que un alimento sea ecológico es que sea de cultivo local. No es necesario recurrir a frutas tropicales o de otra estación para preparar deliciosas recetas saludables.

australia sello ecologico huella carbono
Países como Australia han implantado este tipo de sellos para que los compradores conozcan la huella de carbono del producto. Este tipo de iniciativas fomentan el cultivo de productos locales y por lo tanto un consumo más ecológico.

¿Es ecológico utilizar insecticidas y fitosanitarios?

En un huerto familiar, la mayoría de veces no es necesario el uso de productos químicos muy agresivos, porque existen tratamientos caseros contra las plagas eficaces que pueden solucionar el problema.

En cambio, en una explotación agrícola, el impacto de una plaga es mucho mayor debido a la extensión del cultivo. Una plaga puede terminar con toda una plantación, contagiar a cultivos cercanos, alterar el ecosistema y suponer no solamente una gran pérdida económica sino también una gran pérdida de todos los recursos naturales utilizados para hacer crecer ese cultivo (agua, fertilizantes,etc.). Además, en los países donde no existe suficiente disponibilidad de alimento, una plaga puede dejar sin alimento a medio poblado.

Por estas razones, en los casos en que, desafortunadamente, un cultivo enferma, muchas veces es necesario que el agricultor utilice productos contra las plagas. Llegados a este punto, es importante hablar sobre los tipos de pesticidas.

plagas
En un huerto familiar pueden utilizarse insecticidas caseros y ecológicos con éxito

¿Qué es un insecticida o plaguicida ecológico?

Actualmente el certificado de agricultura ecológica sólo tiene en cuenta que los plaguicidas utilizados sean de origen natural y prohíbe los de origen artificial.

Pero, técnicamente, este reclamo parece responder sólo a un tema de márketing, porque los insecticidas naturales no siempre son ecológicos ya que en algunos casos son muy agresivos para muchas plantas y animales.

Especificidad de los pesticidas

Aunque se use un insecticida natural, puede ser que ese producto sea inespecífico y afecte también a las abejas y otros insectos polinizadores, lo que resultaría muy perjudicial para el medio ambiente.

En otras palabras, para que un plaguicida sea ecológico debe ser específico, es decir, atacar sólo a la plaga o enfermedad que afecta el cultivo, y no dañar a los demás animales del ecosistema. Por supuesto, también debe ser un pesticida respetuoso con la salud de las personas y del medio ambiente, no ser tóxicos ni bioacumularse.

Imagen de una abeja libando una flor
Foto de abeja libando una flor. Muchos insecticidas (autorizados en ecológica o no) atacan a animales beneficiosos

Ejemplos de pesticidas ecológicos perjudiciales para el medio ambiente

Dentro de los pesticidas ecológicos perjudiciales para el medio ambiente, quizás el caso más conocido es el Spinosad, un insecticida autorizado en agricultura ecológica capaz de acabar con muchos insectos polinizadores.

Otro ejemplo es el cobre, antifúngico ecológico, que con la lluvia se filtra en el subsuelo causando la muerte de lombrices y otros nemátodos.

En este aspecto, la agricultura convencional es peor, puesto que también utiliza insecticidas químicos inespecíficos y agresivos para el medio ambiente. Sin embargo, para algunas plagas, se han desarrollado tratamientos con hormonas artificiales específicos que no afectan a los demás animales, por lo que resultan específicos y por lo tanto más ecológicos.

Ventajas de los pesticidas ecológicos

Un gran punto a favor de la legislación sobre los pesticidas de la agricultura ecológica, es que el sello de agricultura ecológica no permite el uso de pesticidas organoclorados, que sonmuy perjudiciales debido a que:

  • Son persistentes en el ambiente (tardan siglos en desaparecer del medio ambiente)

  • Se bioacumulan en el organismo (más obesidad, más cantidad de estos pesticidas en el cuerpo)

  • Aparecen en la placenta y leche materna de las mujeres, llegando así al feto y al bebé (con repercusiones sobre la salud desconocidas)

  • Tienen efecto hormonal, actúan de disruptores endocrinos

  • Se han relacionado con el cáncer. Parece haber una relación muy clara respecto al uso de estos componentes y el cáncer cerebral en niños. También podrían estar relacionados con el cáncer de mama.

¿Pesticidas naturales o artificiales?

En resumen, que un insecticida sea de origen natural o sintético no significa que no afecte a muchos animales o que sea menos tóxico.

Para que un pesticida sea ecológico, se debería tener en cuenta la especificidad del plaguicida utilizado, y de momento, en el reglamento de pesticidas de agricultura ecológica, sólo se tiene en cuenta que sea de origen natural y la toxicidad sobre los humans (no sobre el ecosistema).

¿La agricultura ecológica utiliza antibióticos?

Existe el mito de que la agricultura ecológica no utiliza antibióticos. Las granjas y los apicultores tienen la obligación de utilizar antibióticos autorizados (tanto en agricultura ecológica, como en la convencional). Esto es necesario porque las enfermedades se pueden propagar a todos los animales o a todo el enjambre, produciendo en muchos casos la muerte de los mismos.

Por lo tanto, la normativa de agricultura ecológica sí que permite (y obliga) el uso de antibióticos, aunque sólo los autorizados del reglamento, que de nuevo son los de origen natural.

Guardar las semillas de la plantación para el año siguiente

Guardar las semillas de las plantas más vigorosas del cultivo para sembrarlas el año siguiente es una práctica que se ha realizado ancestralmente en agricultura y que ha permitido el desarrollo de las variedades de plantas comestibles que hoy conocemos.

Sin embargo es un procedimiento arriesgado, puesto que durante su almacenamiento, las semillas pueden sufrir daños (por temperatura, hongos, bacterias, virus,etc.) y no germinar al año siguiente. Aunque esto no supone un problema a nivel de huerto familiar, aplicado a cultivos extensivos, se traduce en grandes pérdidas económicas.

Por este motivo, la mayoría de agricultores que se dedican a la explotación compran las semillas certificadas cada año, sean con sello ecológico o no. De ese modo se aseguran de la germinación de la semilla y una cosecha productiva.

Existen agricultores que no utilizan semillas registradas, sino que reproducen sus plantas por esquejes (como las hierbas aromáticas) o por semillas de plantas no registradas. Aunque en estos casos sí podrían utilizar sus semillas para el año siguiente, tampoco se suele hacer por los inconvenientes mencionados de almacenamiento de las semillas y producción.

  • Tanto en agricultura ecológica como en agricultura convencional, el agricultor comprar las semillas cada año a una empresa. No se puede guardar ninguna semilla de plantas registradas o patentadas.

  • Las semillas transgénicas que se compran son "patentadas".

  • Las semillas no transgénicas que se compran son "registradas".

¿Es cierto que las semillas transgénicas están patentadas y se tienen que comprar cada año? ¿Y las ecológicas?

Uno de los mitos -verdades a medias- sobre los transgénicos, es que las semillas transgénicas están patentadas y por lo tanto el agricultor las tiene que comprar cada año, lo cual es cierto.

Pero esto es así también para las semillas no transgénicas, sean ecológicas o no, pues algunas de ellas son variedades de semillas registradas. Cuando se compra una semilla registrada, no se pueden guardar las semillas para el año siguiente, igual que sucede con los transgénicos, porque pertenecen a empresas y estas no permiten que se utilicen las semillas de sus cultivos para la siembra del año siguiente.

Sin embargo, por lo mencionado en el punto anterior sobre "Guardar las semillas para el año siguiente", normalmente los agricultores no guardan semillas, sino que las compran cada año para asegurar una buena cosecha.

El problema puede ocurrir si un campo de "plantas de semillas no registradas" es polinizado por el campo de al lado que tiene "plantas de semillas registradas", pues la empresa de semillas puede pedir la propiedad de ese cultivo. Este es un problema legal con el que, desafortunadamente, se han encontrado algunos agricultores.

Arroz dorado, transgénicos y hambre en el mundo

Existe una excepción, un transgénico patentado que se puede cultivar de forma gratuita con fines humanitarios, que es el arroz dorado. Consiste en un arroz que se ha modificado genéticamente para que sea rico en un precursor de la vitamina A (betacarotenos) y así cubrir el déficit endémico de esta vitamina que se produce en muchos países subdesarrollados (la carencia de esta vitamina produce ceguera, retraso de crecimiento y problemas nerviosos).

Este argumento es uno de los más utilizados por los defensores de los transgénicos, que no están autorizados en agricultura ecológica. El argumento de los transgénicos para erradicar el hambre es un punto muy cuestionado, pues debe mencionarse que el problema de la pobreza y la causa de la desnutrición en estos países es que no llega alimento a quien lo necesita.

Es decir, aunque exista alimento -o excedentes de un cultivo, la distribución de alimentos es insuficiente porque no es gratuita y nadie asume el coste de transportar un alimento a las zonas necesitadas.

¿Las multinacionales tienen el monopolio de las semillas?

Es cierto que multinacionales como Montsanto, Syngenta, Bayer o BASF son los principales comerciantes de semillas transgénicas y de los plaguicidas y abonos utilizados para su cultivo. Pero estas empresas multinacionales también venden las semillas ecológicas certificadas, y los abonos y pesticidas (autorizados en agricultura ecológica) necesarios para su cultivo.

Por lo tanto comprar productos con el sello de agricultura ecológica no significa necesariamente no comprar a multinacionales. El certificado de agricultura ecológica no tiene en cuenta si el propietario de la semilla es una multinacional o no.

  • Las multinacionales venden semillas y pesticidas tanto ecológicos como de cultivos transgénicos.

TEMA DE LA SOJA TRANSGÉNICA

¿Por qué la soja tiene tan mala fama?

La soja es una legumbre asiática que se ha consumido de forma tradicional en la alimentación humana durante siglos. Muchos grupos ecologistas alertan del gran impacto medioambiental que suponen los actuales cultivos extensivos de soja transgénica, que están arrasando hectáreas de espacios naturales en todos los continentes y destruyendo la biodiversidad autóctona de estos países, lo cual resulta devastador para la salud del planeta.

Pero el destino de la soja transgénica no son principalmente las personas, sino los animales. En otras palabras: la soja se produce de forma extensiva para poder alimentar animales, y el único modo de erradicar su cultivo es consumiendo muchísima menos carne a nivel mundial.

mitos sobre la soja
Mitos sobre la soja

Se produce soja transgénica porque se come demasiada carne

Todas las personas que comen carne diariamente están fomentando el cultivo extensivo de soja. Comer carne cada día es anti-ecológico, aunque tenga el sello de producción ecológica.

Precisamente para cubrir la actual demanda de carne ha sido necesario desarrollar soja transgénica (GMO o genéticamente modificada), con la que se han conseguido cultivos más productivos, con menos plagas y más resistentes a herbicidas. Este tipo de cultivos resultan devastadores para el planeta.

vaca
Gran parte de la soja transgénica se destina a la alimentación animal. Comer mucha carne fomenta el cultivo de soja

¿Pero para quién es esa soja?

El problema de raíz de la soja transgénica, cuyo cultivo está destruyendo muchos ecosistemas naturales, es el consumo exagerado de carne que se produce en todos los países desarrollados o en vías de desarrollo.

Si la soja o el maíz transgénico no existieran, se utilizaría otro cultivo extensivo, por ejemplo unos garbanzos transgénicos.

La cuestión es que se necesita producir un alimento vegetal para hacer crecer animales y satisfacer la enorme demanda de carne actual (ternera, pollos, corderos, pavos,etc.), y por este motivo se ha desarrollado la soja transgénica.

Esto nos lleva a hablar sobre la dieta ecológica:

impacto ecologico de la carne para alimentar animales y personas, dieta vegetariana
¿La soja es buena o mala?
Lámina sobre la mala prensa de la soja. Esta legumbre se cultiva extensivamente para alimentar animales, lo que destruye muchos ecosistemas. Pero el problema de raíz es que se come demasiada carne. Se tiene que evitar el consumo abusivo de carne.

CÓMO COMER UNA DIETA ECOLÓGICA

Comer carne cada día no es ecológico

El sentido común nos dice que los alimentos más ecológicos son los vegetales, puesto en general la carne tiene mayor impacto ambiental que los cultivos, aunque se trate de carne ecológica.

Se necesitan muchos kilos de vegetales para alimentar a un animal, que luego dará carne para unas pocas personas. En cambio, los mismos kilos de vegetales que sirven para engordar el animal podrían alimentar a muchas más personas.

A nivel nutricional, una persona puede sobrevivir perfectamente aunque disminuya o incluso elimine el consumo de carne, como sucede en una dieta vegetariana.

¿Cómo es una dieta ecológica?

Una dieta ecológica consiste en comer abundancia de alimentos vegetales: patatas, garbanzos, lentejas, guisantes, tofu, espinacas, cebollas, zanahorias, aguacate, plátanos, tomates, pimientos, manzanas, cerezas, nísperos, diente de león, mangos, kiwis, chía o lino, sésamo, nueces, almendras, avellanas u otros frutos secos (sin sal y sin freír), aceite del virgen y alimentos ricos en proteínas como los huevos.

Algunas iniciativas para reducir el impacto ambiental de la carne son los "lunes sin carne" que realizan escuelas, restaurantes y particulares. Sin embargo, son necesarias muchas más medidas para frenar el consumo actual de carne.

impacto ecologico de la carne para alimentar animales y personas, dieta vegetariana
Lámina del impacto ecológico de la carne. Con los alimentos que se necesitan para hacer crecer animales se podrían alimentar muchas más personas que con la carne producida. Se trata de una imagen ilustrativa, las cantidades no son proporcionales. Dibujos cortesía de ©Dibujosparapintar

¿Los ecológicos tienen mejor sabor?

El sabor de los alimentos tiene que ver con los métodos de cultivo, con la variedad de planta utilizada y con la maduración del fruto.

Por ejemplo, los primeros tomates transgénicos se modificaron para que tuvieran un color rojo más vivo, pero esta modificación genética conllevaba que las plantas produjeran tomates menos dulces. De lo que no hay duda es de que las frutas y verduras cultivadas hasta su punto óptimo de madurez resultan deliciosas.

foto huerto familiar
Foto de huerto familiar. El cultivo de hortalizas es un descubrimiento sensorial

¿Los ecológicos son más saludables?

A nivel nutricional, todos los alimentos sanos, como verduras, frutas, legumbres, cereales, tubérculos frutos secos o aceites vírgenes, se consideran saludables tanto si tienen el sello ecológico como si no lo tienen, pues su contenido en nutrientes es muy parecido.

Sin embargo, el cultivo ecológico resulta más saludable para el planeta y por lo tanto para el consumidor. Para ello, no es necesario que contengan el "sello ecológico", sino que sean provengan de productores de confianza, comprometidos con el medio ambiente.

También es cierto que se han observado diferencias en cuanto a ciertos nutrientes, algunas verduras y frutas ecológicas tienen niveles de vitaminas ligeramente superiores que los de cultivo convencional.

Por otra parte, algunos productos como la bollería, la nata, las galletas o los embutidos no son saludables aunque tengan el "sello ecológico", por lo que se deben evitar o consumir con poca frecuencia.

*Más información:¿Comer ecológico es más saludable?

¿Evitar todos los envasados es lógico?

Hay personas partidarias de consumir alimentos 100% naturales sin envasar porque los alimentos sin empaque son los más saludables. Aunque este consejo se puede aplicar a un huerto familiar, no es adecuado para la población general.

Lo que se debería exigir, que tampoco contempla la legislación del sello de agricultura ecológica o orgánica, es que sus productos estén envasados en materiales biodegradables.

Es cierto que muchos productos envasados suelen ser poco saludables por su contenido en grasas malas, sal o mucho azúcar: pizzas, precocinados, embutidos, salchichas, fiambres, galletas,etc., pero este no es motivo para comprar sin embalaje.

Todos los alimentos, incluso frutas y verduras, tienen la obligación de tener un embalaje, código de barras o etiqueta con su referencia. Esta da información y garantiza que la empresa productora ha pagado sus impuestos y pasado los controles sanitarios para evitar que entren en el mercado alimentos contaminados.

Por lo tanto, que un alimento esté envasado o no, no es un criterio de alimento ecológico, lo que se debería pedir es que los embalajes sean biodegradables.

Conclusiones: ¿Cómo cultivo ecológico?

El productor ecológico se debe aconsejar por ingenieros agrícolas que le indicarán qué técnicas son más adecuadas para su explotación agrícola, utilizando sólo los productos estrictamente necesarios y aquellos más respetuosos con el medio ambiente (abonos, fertilizantes, plaguicidas,etc.). Si es posible debería cultivar alimentos de temporada y no en invernadero.

Para mostrar el compromiso con el medio ambiente, muchos agricultores invitan a sus clientes a visitarles y conocer su método de producción. En su web o en los embalajes de sus productos pueden añadir todo tipo de información que crean conveniente para mostrar su compromiso con el medio ambiente. Estas prácticas, además de mostrar transparencia, ayudan a fidelizar a los clientes.

Siempre que sea posible, evite utilizar materiales contaminantes en los envases de sus productos.

comer agricultura dieta ecologica bio organico definicion redaccion argumentos
Lámina resumen de lo que significa comer ecológico. Siempre que sea posible, se deben consumir los alimentos con las características de la opción en color verde. Comer ecológico va mucho más allá de comprar productos con el sello o certificado de agricultura ecológica o orgánica.

¿Cómo consumir alimentos ecológicos?

Como consumidores ecológicos, la mejor forma de comer ecológico es comprar alimentos de proximidad y en tiendas de confianza, evitando aquellos que han sido cultivados en invernaderos o que provienen de miles de kilómetros.

Además la dieta debe ser más rica en alimentos de origen vegetal que de origen animal, y siempre que sea posible, dar preferencia a las marcas que utilizan materiales biodegradables en sus envases.

En definitiva, aún queda mucho camino por recorrer para poder desarrollar una agricultura más ecológica y justa a nivel mundial. Todos en este camino, tanto consumidores como productores, tienen un papel importante.

punto rojo Más información sobre alimentos naturales

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil