Hazte fan en Facebook

ADAPTACIONES REPRODUCTIVAS

¿Qué adaptaciones reproductivas tienen los anfibios

Cuidado de la desendencia por parte de los anfibios

La ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii) tiene unos hábitos reproductores muy especiales. El macho transporta las larvas en una bolsa bucal hasta que los renacuajos completan la metamorfosis. Este tipo de incubación ha sido observada en los peces, pero no en los anfibios, excepto en la ranita de Darwin.

Dibujo de sapo partero

Dibujo de sapo partero
(Alytes obstetricans)

El sapo partero (Alytes obstetricans) macho hasta que nacen los renacuajos se encarga de transportar los huevos enrollándolos entre las patas posteriores. La rana de Goeldi (Fectonotus goeldii) hembra transporta sus huevos sobre la espalda en una pequeña cavidad en forma de cesta, rodeada de un borde de piel. La rana marsupial (Gastrotheca marsupiata) tiene la particularidad de transportar los huevos, como la rana de Goeldi, pero lo hace en una especie de saco que posee en la espalda, en lugar de llevarlos descubiertos.

El sapo Surinam (Pipa pipa) tiene reproducción ovovivípara, pero es muy especial. La espalda de la hembra queda convertida en un panal en el que las larvas llevan a cabo todo su desarrollo que tiene una duración de 12 a 20 semanas. Para reproducirse, se forma una cámara que recubre cada uno de los huevos individualmente y que queda cubierta por una excreción cutánea algo más duro que actúa como protección. Durante el proceso, los renacuajos que están en cada cámara de incubación desarrollan una gran cola que se encuentra muy vascularizada. Este hecho unido a la gran delgadez de la piel que la recubre, permiten que el intercambio gaseoso entre la madre y cada uno de sus renacuajos sea mucho más efectivo. Cuando han completado metamorfosis, la piel que cubre las cámaras se abre y las crías salen al exterior totalmente formadas.

Las ranas arborícolas muestran un gran número de adaptaciones como respuesta al reto de la reproducción en los árboles. Algunas ranas marsupiales de Sudamérica desarrollan sus huevos fecundados en unas bolsas situadas en la espalda de la madre hasta que se convierten en ranas adultas. De este modo, consiguen reproducirse sin que ningún individuo tenga que abandonar los árboles.

Anfibios que nunca serán adultos: Neotenia

El proteo (Proteus anguinus), el perro de agua (Necturus maculosus) y algunas salamandras acuáticas norteamericanas, como la salamandra atigrada (Ambystoma tigrinum), son especies neoténicas, lo que significa que nunca llegan a transformarse completamente en adultas sino que conservan caracteres larvales y se reproducen sin haber alcanzado una forma realmente adulta.

Por ello, las salamandras completamente acuáticas, que son las de mayor tamaño que el resto, respiran por branquias y tienen aletas caudales típicas de las larvas.

* Información relacionada: Anfibios sin metamorfosis

Adaptaciones de los anfibios subterráneos

La cecilia glutinosa (Ichtyophis glutinosus) pone de 10 a 24 huevos grandes en nidos subterráneos y permanece enroscada alrededor de los huevos hasta el nacimiento de las larvas.

* Ver más sobre: Adaptaciones de los animales

Más información sobre las adaptaciones de los anfibios en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil