Hazte fan en Facebook

AGRESIVIDAD EN CABALLOS

¿Por qué el caballo es agresivo?

¿Qué función tiene la agresividad en el caballo?

En el caballo, la agresividad es una forma de regular las interacciones sociales, ya que este animal vive en grupo. En esta especie, hay una relación entre la conducta social y la agresividad.

Por otra parte, los modelos sociales de los animales domésticos están heredados de sus ancestros salvajes y no han sido modificados por la domesticación. Ello puede suponer, en ocasiones, problemas de agresividad.

Tipos de agresividad en caballos

Según si el caballo se encuentre frente a miembros del propio grupo o frente a individuos de distinto harén, el tipo de agresividad es diferente. En función de ello tenemos:

  • Agresividad por dominancia: Si el caballo se encuentra frente a individuos del propio harén, puede manifestar agresividad por dominancia. Esta sirve para regular el acceso a los recursos disponibles.

  • Agresividad defensiva: Si la agresividad va dirigida hacia individuos de distinto harén, el caballo mostrará agresividad defensiva para alejar a los miembros ajenos a su grupo. Si no pueden alejarlos, los miembros del harén optan por la huida.

Este tipo de agresividad no es territorial, porque el caballo no es un animal territorial. La distancia a la que permiten que se acerquen los caballos de otra manada es de unos 50 m y se llama distancia restrictiva o distancia de grupo.

¿Qué es la jerarquía?

La jerarquía es la posición de poder que ocupa cada animal dentro de un grupo. Cualquier individuo dentro de un grupo puede mandar (ejercer dominancia) o ser mandado (sufrir sumisión). Un mismo animal puede ejercer de dominante o de sumiso según con que otro animal del grupo se relacione.

La jerarquía es la suma de las relaciones de dominancia. La dominancia o sumisión no es una característica de la propia naturaleza del animal, sino que es fruto de las relaciones sociales. La jerarquía sirve para regular la organización social.

En cautividad, cuando no hay un reconocimiento individual, se dan los triángulos, que es la inversión de la jerarquía. En estos casos, se rompe la linealidad de la jerarquía y hay peleas. La jerarquía existe tanto en animales salvajes como en aquellos mantenidos en cautividad, aunque en este último caso, resulta a veces más complicado saber que posición ocupa cada individuo dentro del grupo.

Cómo saber quién es el animal dominante y quién es el sumiso

Una vez se ha establecido una jerarquía, la utilización del lenguaje de las amenazas posibilita que haya menos peleas. Gracias al lenguaje de las amenazas, el caballo sabe quien es el individuo dominante y quien es el sumiso. Esto explica porque los caballos salvajes no se pelean entre sí tanto como cuando están en cautividad, especialmente si conviven muchos ejemplares en un lugar con poco espacio.

Los caballos emplean un gran repertorio de señales visuales para comunicarse entre sí, ya que son animales sociales. Ello permite la comunicación entre los distintos miembros del grupo.

La posición de las orejas es un indicador del grado de agresividad del caballo. Si están pegadas al cuerpo del animal, el caballo tiene agresividad. En cambio, un caballo con las orejas hacia arriba está relajado.

* Información relacionada:
El caballo

Más información sobre la agresividad en los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil