Hazte fan en Facebook

AGRESIVIDAD EN PERROS

Problemas de agresividad en el perro

Frente a un problema de agresividad, lo primero que debemos hacer es descartar que sea de causa orgánica, es decir, que sea debida a una enfermedad. Hay enfermedades que como único síntoma dan problemas de agresividad. Este es el caso, por ejemplo, de una lesión de la amígdala cerebral, que es el conjunto de núcleos de neuronas situadas en la profundidad de los lóbulos temporales del cerebro de los vertebrados superiores que tienen la función de gestionar las reacciones emocionales.

El segundo paso es identificar el tipo de agresividad. En la mayoría de casos, se trata de agresividad intraespecífica. Ello se debe a que el perro está socializado con las personas, por lo que el animal muestra las mismas formas de agresividad que hacia individuos de su especie. Es decir, que los perros con este tipo de agresividad tratan a los seres humanos como individuos de la misma especie.

Para identificar cualquier tipo de agresividad, nos fijaremos en el blanco de los ataques, es decir, hacia quien van dirigidos, en el contexto en el que aparecen y en la postura que adopta el perro.

- Agresividad por dominancia: Si la agresividad va dirigida hacia personas de la misma familia se trata de agresividad competitiva, por dominancia o también llamada agresividad jerárquica. Cuando la agresividad va dirigida hacia personas desconocidas, es decir, personas que están fuera del núcleo familiar puede ser tanto agresividad territorial, como agresividad por miedo o defensiva.

Cuando hay agresividad por dominancia, el perro tiene un conflicto de jerarquía con el dueño porque no tiene claro que quien manda es el propietario y no él. Este tipo de agresividad no se da hacia personas desconocidas, sino que únicamente se manifiesta hacia miembros de la familia. Es de tipo competitiva. Se da cuando hay contacto visual con el perro, al sacarle algo de la boca, cuando hay una disputa por el sofá, si queremos tocarlo mientras descansa, etc.

Si la agresividad se dirige hacia personas desconocidas, puede ser tanto por agresividad territorial, como por agresividad defensiva.
  • Agresividad territorial: La agresividad territorial se manifiesta hacia personas desconocidas, por la defensa del territorio del perro, es de tipo ofensiva. El perro que la manifiesta tiene la cola levantada y en movimiento y las orejas erguidas.

  • Agresividad defensiva: La agresividad defensiva o por miedo también se manifiesta hacia personas desconocidas, cuando hay acercamiento de la persona desconocida. Es de tipo defensivo, por lo que la postura del perro es distinta. El perro con agresividad defensiva mantiene las orejas pegadas a la cara, la cola baja, la mirada desviada y las extremidades semiflexionadas.

  • Agresividad intrasexual: A parte de la agresividad intraespecífica, nuestro perro puede manifestar agresividad intrasexual. La agresividad intrasexual se da en individuos del mismo sexo, por acercamiento y es de tipo ofensiva. La agresividad intrasexual se da para individuos del mismo sexo, porque para individuos de sexo contrario hay tolerancia. La agresividad intrasexual tiene el objetivo de ahuyentar a los competidores. La agresividad intrasexual es más frecuente entre machos que entre hembras.

* Información relacionada: Agresividad en el perro durante el juego / Comportamiento destructivo del perro

Cómo solucionar los problemas de agresividad en el perro

Para hacer frente a la agresividad, la medida más útil es la modificación de la conducta, para ello existen centros especializados en adiestramiento canino. Se puede complementar el tratamiento con la castración o la medicación.

La castración en la agresividad intrasexual tiene un 70% de eficacia.

La castración en la agresividad defensiva no tiene eficacia porque no depende de las hormonas. En este caso es útil darle ansiolíticos.

Si se trata de una perra que tiene agresividad por dominancia, la castración no es nada recomendable porque la agresividad por dominancia se ha visto que aumenta tras la castración cuando va asociada al celo. Ello se debe a que en los ovarios se produce, además de estrógenos, progesterona que tiene un efecto inhibidor de la agresividad por dominancia.

* Información relacionada: El perro

Más información sobre la agresividad en los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil