Hazte fan en Facebook

LAS ÁGUILAS IMPERIALES

Información sobre el águila imperial

Aspecto físico del águila imperial

El águila imperial es un ave rapaz de gran tamaño y belleza

El águila imperial es un ave pesada pero majestuosa y generalmente algo más pequeña que el águila real. Tiene una longitud de entre 72 y 85 cm.

Sus alas tienen dedos profundamente marcados y a menudo de aspecto ancho en los individuos jóvenes y estrecho en las águilas adultas.

La cola, de color grisáceo, es relativamente más corta que la del águila dorada.

El aguila imperial resulta inconfundible posada en algún punto, con su plumaje casi negro, su gran tamaño y su cabeza y cuello de color pálido, así como las manchas blanco puro de los hombros.

Tal y como sucede con otras aves de presa, las variaciones individuales en el color del plumaje son muy frecuentes en esta especie. No obstante, la mayor parte de ocasiones se debe a la edad y estado de la muda del animal en cuestión.

Diferencias entre un águila imperial y un águila real

Podemos diferenciar un águila imperial de un águila real porque emprende el vuelo con las alas extendidas y planas y no en amplia V como el águila real. Si se la ve desde abajo, las alas del águila imperial son más rectangulares y no tan curvadas como las del águila real, además la cola es más corta y no la lleva desplegada como las otras águilas sino cerrada. El águila imperial, cuando planea, mantiene las alas rectas y da la impresión de ser un ave más pesada y lenta que el águila real. Esta rapaz tiene un vuelo activo más bien pesado pero poderoso.

Cuando se la agarra, comparada con el águila real, el águila imperial es un poco más pequeña y sus garras no son tan poderosas, unido al hecho de que su uña posterior es un poco más corta que la de la otra rapaz.

Diferencias entre un águila imperial joven y una adulta

Podemos saber si estamos frente a un águila imperial joven o adulta porque los individuos adultos de esta especie tienen el iris decolor marrón claro y las patas son amarillas, mientras que los ejemplares jóvenes tienen el iris de color marrón oscuro y las patas amarillas. Cuando vuelan, las águilas jóvenes tienen un aspecto mucho más claro que las adultas.

Es a partir de los 2 ó 3 años de edad que aparecen las plumas marrón oscuro en la garganta y pecho y en la parte superior e inferior de las alas. No obstante, en esta edad, el vientre todavía tiene un color amarillento. Necesitan tener 6 u 8 años para mostrar el plumaje de adulto.

El águila imperial adulta, cuando vuela, se ve muy oscura vista desde abajo y únicamente es más pálida en el vientre.

Diferencias entre un águila imperial macho y una hembra

La hembra de águila imperial es algo mayor que el macho, pero esta diferencia no es tan considerable como en otras especies para ser apreciada a simple vista y mucho menos a la distancia a la que se deja ver. La principal diferencia entre ambos sexos en esta especie se debe al comportamiento en el nido.

Comportamiento del águila imperial

Comportamiento depredador del águila imperial

Se ha visto la caza en cooperación en el águila imperial. En la marisma, se pudo observar como un miembro de la pareja volaba alto para asustar al bando de gansos y distraer su atención, mientras la otra águila entraba por sorpresa de abajo a arriba y atrapaba a uno de los gansos por la espalda.

Aunque en vuelo no es capaz de capturar las presas, sin embargo, los pájaros de pequeño y mediano tamaño que se encuentran en el suelo los caza con relativa facilidad. Los pájaros que captura muy a menudo son jóvenes recién volados del nido.

El águila imperial se limita a cazar entre las 10 y las 12 de la mañana y desde las 17 horas hasta el anochecer.

Este ave rapaz necesita de terreno despejado para cazar en los que no haya mucha maleza ni arbustos.

Si la presa no es muy pesada, el águila imperial la transporta hasta algún punto elevado para comérsela allí tranquilamente, pero si la presa capturada es demasiado pesada la devora en el suelo. Normalmente, no levanta del suelo animales que pesan más de 2 ó 3 kg.

El vuelo de caza lo efectúa a no mucha altura y, cuando descubre una presa, se lanza en picado.

Raras veces el águila imperial caza corderos y cabritos, pero muy a menudo come sus carroñas cuando quedan abandonadas en el campo.

El águila imperial oriental es migratoria en parte, mientras que el águila imperial ibérica es sedentaria.

Comportamiento reproductivo del águila imperial

Durante la época de cría, este ave tan silenciosa se vuelve muy ruidosa, emitiendo una especie de ladridos cortos y roncos. A finales de invierno, se llevan a cabo los vuelos nupciales en los que la pareja traza círculos en el aire y grita al unísono. Ambos individuos de la pareja se unen con sus garras. Fatigada por estos interminables vuelos, la pareja suele posarse en algún árbol para descansar y entonces tiene lugar la cópula.

Las parejas pueden ocupar un extenso territorio que puede comprender toda una ladera de montaña. Sin embargo, en ocasiones, las parejas se reproducen muy juntas. La densidad máxima es de 4 nidos en 80 km cuadrados y la distancia mínima entre dos nidos es de 3'5 km. Cuando hay abundancia de presas y abundancia de águilas, los nidos de estas aves pueden estar separados entre sí por distancias muy cortas.

La construcción de un nido nuevo dura mucho tiempo. Sólo para reparar un nido usado les ocupa a la pareja entre 10 y 15 días y a veces más.

Estas aves no parecen tener la sensación de peligro y pueden construir el nido sobre ramas débiles.

Los nidos son construidos en árboles en ocasiones a baja altura. En el suroeste español, este ave anida preferentemente en alcornoques y robles carrasqueños, pero también en pinos, encinas, fresnos y hasta en hayas.

Los polluelos de esta especie son muy agresivos, hasta el punto que, cuando no son bien alimentados, el polluelo más débil muere a causa del comportamiento agresivo del hermano mayor.

Si el número de águilas imperiales en un determinado lugar es escaso, los ejemplares semiadultos pueden aparearse con otros ejemplares adultos de más de 6 años de edad.

Alimentación del águila imperial

Las águilas imperiales se alimentan sobre todo de ardillas terrestres. Estas rapaces llegan a depender tanto de estas presas que, en los años en los que hay escasez de ardillas, las águilas imperiales se reproducen en menor cantidad.

Estas aves rapaces también se alimentan de reptiles, como serpientes venenosas y de otras aves. También se alimenta de carroña.

* Más información: Alimentación de los animales

Reproducción del águila imperial

El nido estándar tiene un diámetro de 1'5 metros por 60 cm de grueso. El nido del águila imperial, en ocasiones, cuando es usado de forma continuada por la pareja durante varios años, es una enorme estructura de más de 2 metros de diámetro que puede ser vista a gran distancia cuando se encuentra sobre un árbol solitario. Se cree que pueden llegar a ser más grandes que los nidos del águila real. En otras ocasiones, el nido puede ser muy pequeño, no llegando a tener un metro de diámetro. La hembra es quien construye el nido en el interior.

Se cree que el promedio de éxito en la reproducción del águila imperial es de 0'75 descendientes por cada pareja y año. La tasa de supervivencia de las jóvenes águilas una vez abandonado el nido es algo superior al 50%.

Cuando la nidada está formada por 3 huevos, la incubación empieza con la puesta del segundo huevo, pero cuando la hembra pondrá sólo dos huevos, empieza a incubarlos a partir del primer huevo. Por lo tanto, es muy probable que los nidos con 2 pollos provienen de puestas de 3 huevos, mientras que los nidos con un único polluelo vienen de puestas de 2 huevos. Sin embargo, se han dado casos de sobrevivir el tercer polluelo de la nidada.

Los huevos de águila imperial tienen un color blancuzco y están manchados con pequeños puntos grises o violáceos y escasos puntos marrones.

* Más información:
Reproducción de las aves

Más información sobre otros animales salvajes en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil