Hazte fan en Facebook

 

 

 

DIETA DE LAS SERPIENTES


Culebra Heterodon nasicus

Foto de culebra nariz de cerdo (Heteredon nasicus)

Dieta de las serpientes

En cautividad, podemos alimentar a las serpientes que se alimentan con roedores, como las serpientes ratoneras (Elaphe sp.) y los crótalos o serpientes de cascabel (Crotalus sp.) entre otras muchas, con distintos tipos de roedores domésticos, como ratones, hámsters, cobayas o conejos. A las serpientes con dietas más variadas, además de darles roedores podemos ofrecerles aves de granja, como pollos o codornices.

En las serpientes especialmente, debido a que no mastican el alimento, su talla condiciona las presas que consumen. De este modo, las más pequeñas se alimentan de pequeños roedores como ratones o incluso de insectos. En cambio, las grandes serpientes, como las serpientes constrictoras, tipo boa o anaconda, se alimentan de animales de gran tamaño, como grandes lagartos, cocodrilos, ciervos, monos, cerdos y ganado. No obstante, el tipo de animales que prefiere una especie de serpiente concreta no depende únicamente del tamaño, también de otros factores, como el movimiento de la presa o su olor y la temperatura corporal de la presa, por lo que la elección de las presas por parte de la serpiente es algo más complejo que la simple influencia del tamaño.


Serpientes con dietas especializadas

Las serpientes con dietas más restrictivas, basadas en peces (serpientes piscívoras), como las serpientes jarretera (Thamnophis sp.) les daremos peces de criadero, tanto frescos como congelados, como por ejemplo, truchas, arenques, caballa, pescadilla o bacalao (fresco) y también lombrices. Estas serpientes, en estado salvaje, también comen anfibios, como ranas, sapos y salamandras, además de invertebrados, principalmente lombrices y, ocasionalmente, algún vertebrado: roedores, pajarillos o lagartos; por lo que, de vez en cuando, a nuestra serpiente jarretera le podemos dar algún ratón que aceptará de buen grado.

Las serpientes acuáticas que no se alimentan de peces, como la Heteodon nasicus o culebra nariz de cerdo, tienen una dieta muy variada basada en sapos y ranas, pero también comen vertebrados terrestres, como lagartos, serpientes, pajarillos y sus huevos, así como roedores. Sin embargo, no tiene porque suponernos un problema este detalle, ya que podemos acostumbrar nuestra serpiente Heterodon a que coma presas más asequibles para nosotros, como los ratones. Se los podemos suministrar tanto recién muertos como descongelados y estas serpientes aceptan bien tanto ratones recién nacidos como ejemplares adultos.

Existen serpientes con dietas más especializadas, que dificultan su mantenimiento en cautividad, basadas en huevos, como la serpiente comedora de huevos africana (Dasypeltis scabra); insectos, como la serpiente verde áspera (Opheodrys aestivus) o bien en otras serpientes, como la cobra real (Ophiophagus hannah) o las serpientes reales (Lampropeltis sp.). Aunque las serpientes de forma natural se alimentan exclusivamente de animales vivos, en cautividad se pueden acostumbrar a comer presas muertas, tanto frescas como descongeladas, por lo que este inconveniente inicial es fácilmente solventable con un poco de paciencia.

* Ver más sobre: Alimentación de las serpientes con roedores

Más información sobre la alimentación de los reptiles en el listado superior.

 

Otros artículos de interés

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.