Hazte fan en Facebook

LA ALIMENTACIÓN DE LA TORTUGA DE PATAS ROJAS

Dieta de la tortuga carbonaria

Dieta natural de la tortuga de patas rojas (Geochelone carbonaria)

Geochelone carbonaria o tortuga de patas rojas es una tortuga omnívora, pues de vez en cuando puede consumir alimentos de origen animal como babosas, termitas, mariposas, otros insectos y carroña.

* Ver: Alimento vivo

Trebol

Foto de trébol (Trifolium pratense)
A la tortuga carbonaria se le puede dar trébol entre otras planta silvestres

Esta especie prefiere las plantas pequeñas (retoños), frutas maduras, flores, hojas verdes, hortalizas, carne y pescado. Le apetecen menos las frutas verdes, los cítricos, los tubérculos y las plantas acuáticas.

En su hábitat natural, en la selva, Geochelone carbonaria encuentra gran cantidad de fruta caída como ciruelas silvestres o higos. También puede alimentarse de setas silvestres, hojas de parra, hierba, carroña, y es atraída por flores amarillas y rojas.

Los individuos muy jóvenes tienen una dieta más especializada que la de los adultos y los adultos son parcialmente carroñeros.

Estas tortugas beben gran cantidad de agua, por lo que es indispensable dejar siempre agua fresca a su disposición, para que puedan beber y sumergirse.

Para encontrar la comida, Geochelone carbonaria se guía por el olfato y la vista, dependiendo de su localización respecto al alimento.

La tortuga carbonaria no viviría bien con una dieta basada principalmente en hierbas silvestres. Le deberemos dar también mucha fruta y algo de carne. Esta tortuga puede ser alimentada con muchas cantidades de fruta porque es asimilada sin problemas por su sistema digestivo.

Dieta de la tortuga de patas rojas(Geochelone carbonaria) en cautividad

El 50% de su alimentación estará compuesta de distintas frutas maduras como higos, melón, sandía, manzana, pera, piña, naranja, uva, melocotón, etc. (el plátano no es muy recomendable para la tortuga carbonaria)

El otro 50% de su alimentación lo constituirán plantas silvestres como el trébol o el diente de león, col, y otras muchas verduras, hongos.

De vez en cuando, le daremos carne, insectos y moluscos, puesto que en libertad también se suele alimentar de larvas de insectos, termitas y escolopendras.

3 o 4 veces al mes le podemos dar pienso para gatos o perros bajo en grasa para que le proporcione las proteínas necesarias para su desarrollo en una cantidad máxima de 25 gramos para un individuo adulto y proporcionalmente menos para los individuos más jóvenes.

No obstante, debemos advertir que dietas ricas en carne son muy altas en fosfatos y bajas en calcio, lo que puede causar serios problemas en tortugas (daños en el metabolismo y una alteración en el crecimiento). Por lo tanto, son esenciales suplementos adicionales de calcio en las tortugas que necesitan altos niveles de calcio para un desarrollo saludable de los huesos y del caparazón.

Para un apropiado crecimiento y producción de huevos, debe cuidarse que la tasa de calcio sea la adecuada. Se le puede espolvorear calcio en las comidas una vez a la semana para suplir sus necesidades.

La dieta debe incluir un buen contenido en calcio, y sobre todo, una alta relación calcio-fósforo, que puede obtenerse añadiendo carbonato de calcio en la alimentación o utilizando un integrador vitamínico.

Para su alimentación, deberemos disponer de una área libre de arena, puesto que ésta se acumula en la tortuga y le puede causar la muerte.

Podemos darle pellet para conejos a base de alfalfa.

* Ver más sobre: Cuidados de la tortuga carbonaria

Más información sobre la alimentación de los reptiles en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil