Hazte fan en Facebook

 

 

 

ANATOMÍA EXTERNA DEL GATO

 


Gato

En la imagen: foto de gato preparado para cazar

Gato, animal cazador

El gato, con sus 30 millones de años de evolución, ha llegado a ser un cazador casi perfecto. Sus atributos físicos y su comportamiento han garantizado su supervivencia durante todo este tiempo. Su cuerpo está diseñado para ser fuerte, rápido y ágil. Los sentidos del gato son muy finos.

Los grandes atributos físicos de este animal están controlados por su sistema nervioso que coordina todos los movimientos del animal.

Por todo ello, el gato posee una flexibilidad y una agilidad sorprendente que le permiten dar caza a animales tan rápidos y escurridizos como un ratón.

* Información relacionada: Adaptaciones del gato

 

Esqueleto del gato

¿Cuántos huesos tiene el esqueleto de un gato?

El esqueleto del gato está formado por 244 huesos, 40 huesos más que el esqueleto humano. La mayor parte de los huesos adicionales el gato los tiene en la columna vertebral y en la cola. Sólo en la cola del gato hay 27 huesos.

Las vértebras de la cola cumplen una función fundamental en el equilibrio del animal. Su número varía desde unas cuantas en la raza Manx, hasta 19-28 en el resto de razas felinas.

La clavícula del gato

A diferencia de lo que ocurre en el cuerpo humano donde permanece en posición horizontal en la espalda y tiene escaso movimiento, la clavícula del gato no está unida a la articulación del hombro sino que permanece independiente en el músculo, permitiendo un movimiento de los hombros con muy pocas restricciones. Este es el motivo por el cual el gato puede deslizarse a través de espacios muy pequeños.

Cuando el felino acecho a una presa, se produce un movimiento ascendente y descendente de los omóplatos, mientras la columna y la cabeza permanecen casi inmóviles

El cráneo del gato

Las dos características más importantes del cráneo del gato son las grandes cuencas de los ojos y las mandíbulas, fuertes y cortas, recubiertas de unos poderosos dientes. El gato tiene unos grandes ojos para cazar en la oscuridad del alba y del crepúsculo.


La mandíbula del gato

La mandíbula del gato está compuesta por 16 dientes en la parte superior y 14 dientes en la parte inferior. Aunque este número es inferior al de los otros carnívoros, es suficiente como para cumplir la función que desempeñan. Como los seres humanos, los gatos también cambian sus dientes de leche después del nacimiento, quedando sustituidos por dientes de adulto a los 4 ó 6 meses de vida.

Las garras del gato

Las garras del gato son mucho más adaptables que las del perro. Pueden hacer la función de zapatillas almohadilladas para acechar en silencio, de garfios para escalar, de redes puntiagudas para la captura de la presa, de armas letales en una pelea, de esponjas de lavado para limpiarse la cara o el cuerpo, etc.

A diferencia del perro, el gato puede girar las muñecas y utilizar las garras para escalar, agarrarse, lavarse, etc.

Los músculos del gato

En la parte superior del esqueleto del gato se encuentran los músculos y tendones. Los fuertes músculos de las patas traseras le permiten al gato realizar poderosas carreras cortas. Sin embargo, el gato no está dotado de una gran resistencia, ya que no está preparado para perseguir a su presa en distancias largas, sino para acecharla. Un gato puede saltar hasta 5 veces su propia altura.

Alimentación del gato

Los gatos domésticos producen una orina muy concentrada, como recuerdo de sus orígenes, en los que sus antepasados salvajes vivían en el desierto. El gato es un animal carnívoro estricto que, a diferencia del perro, no requiere la presencia de enzimas digestivas para aprovechar los alimentos de origen vegetal. Es por ello que este carnívoro es incapaz de utilizar parte de los nutrientes derivados de las verduras. Por ello, en su dieta se deben incluir nutrientes, como la taurina y la arginina, aminoacidos esenciales en el gato, ya que este animal no los puede fabricar.

El gato necesita de vez en cuando comer hierbas para eliminar las bolas de pelo que se le pueden acumular en el aparato digestivo, llamadas tricobezoares. Por ello, en casa, deben tener siempre hierba a su disposición. Además, de forma natural, los gatos ingieren productos de origen vegetal al tragar los intestinos de sus presas y su contenido.

* Información relacionada: Dieta del gato

 

Salud del gato

El gato es un animal fuerte, por lo que es raro que padezca úlceras o enfermedades estomacales. Sin embargo, puede estar infectado por parásitos, sobre todo si el gato sale a la calle.

Existen accesorios, como collares, sprays, para evitar la aparición o proliferación de molestos y perjudiciales parásitos.

El pelo y la piel en el gato

Los gatos tienen distintos tipos de pelo. El gato Persa, raza de pelo largo, tiene un pelo protector largo y denso y un pelaje corto formado por pelusa. En los gatos de pelo semilargo, como el gato Angora turco, el pelo corto no es tan grueso y el pelo protector es largo y sedoso. El Devon Rex tiene una capa suave y ondulada sin pelo protector producida por el rizo natural de la pelusa. Hasta los gatos sphynx tienen una delgada capa de pelusa sobre la piel.

El órgano mayor del cuerpo del gato, como en el resto de los mamíferos, es la piel. Forma la barrera protectora del cuerpo contra los elementos externos, como el calor, el frío, los microorganismos y las agresiones. La piel del gato es más fina que la de otros animales domésticos, pero muy flexible. La piel más gruesa para el gato es la de la nuca. Las madres transportan a los cachorros sujetándolos por la piel de la nuca con la boca.

La piel del gato consta de varias capas: epidermis, dermis e hipodermis.

Constantes fisiológicas del gato

Saber las constantes fisiológicas de un gato es importante para conocer su estado de salud.

La temperatura corporal del gato es de unos 38'5ºC. La frecuencia cardiaca del gato es de 120 a 140 pulsaciones por minuto. La frecuencia respiratoria de un gato sano es de 10 a 30 respiraciones por minuto.

punto rojo Más información sobre el gato en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.