Hazte fan en Facebook

LOS ANFIBIOS DE TERRARIO

Características de los anfibios exóticos

Estos animales vertebrados llamados anfibios dependen del agua para reproducirse. En el agua, ponen las hembras sus huevos y se desarrollan las larvas, llamadas renacuajos en el caso de las ranas y sapos (anuros). Algunas especies de anfibios viven la mayor parte de su vida en el agua, como la rana toro (Rana catesbeiana) o el ajolote (Ambystoma mexicanum) mientras que otros anfibios son de hábitos terrestres, como el sapo gigante (Bufo marinus), el sapo pantera (Bufo regularis) o la salamandra atigrada (Ambystoma tigrinum), por ejemplo.

Rana arborícola litoria

Foto de rana arborícola Litoria caerulea

Esta rana arborícola es una especie de anfibio exótico muy popular en el mundo del terrario

La piel de los anfibios es desnuda y está cubierta a menudo de verrugas, que son las glándulas productoras de veneno

Los anfibios adultos tienen respiración pulmonar como los mamíferos, las aves y los reptiles, o el hombre. Sin embargo, también pueden respirar a través de la piel, es decir, por respiración cutánea. Por ello, una rana puede permanecer tanto tiempo sumergida debajo del agua.

Las larvas de los anfibios tienen respiración branquial como los peces. Pero durante sus primeros días también tienen respiración cutánea.

En el mundo del terrario, encontramos 2 tipos de anfibios u órdenes: los Anuros, formados por las ranas y los sapos y los Urodelos, donde se incluyen las salamandras y los tritones.

Debido a que los anfibios son animales de sangre fría (heterotermos), que no pueden controlar su temperatura corporal, en algunas regiones del planeta, como las zonas árticas y los desiertos más áridos no pueden sobrevivir. Encontramos pocos anfibios en los desiertos y en las altas montañas.

Puede llegar a ser muy difícil determinar el sexo de un anfibio, hasta el punto que en algunos casos sólo se sabe si está copulando. El macho se sitúa encima de la hembra en la cópula en el caso de las ranas y sapos, sujetándola firmemente en lo que se conoce como amplexus. Las hembras suelen ser más corpulentas que los machos por lo general. Además, existen pequeñas diferencias entre sexos que varían según la especie en cuestión.

Los anfibios son animales fácilmente estresables que no toleran bien la manipulación, por lo que deberemos sujetarlos lo mínimo posible para evitar estrés que podría desencadenar en anorexia e infecciones por inmunosupresión.

Los anfibios propios de las zonas que tienen un invierno, cuando llega la época fría, sí hibernan. Sin embargo, no permitiremos que hibernen los ejemplares enfermos o jóvenes.

* Más información: Características de los anfibios


Tipos de anfibios exóticos

La variedad de especies de anfibios disponibles en el mercado de los animales exóticos no es tan grande como la de reptiles exóticos. Aun así, podemos encontrar un numero bastante considerable de estos animales vertebrados, tanto en forma de anuros, es decir, ranas y sapos, como de urodelos, tritones y salamandras.

Entre los anuros exóticos, sobre todo se encuentran ranas, principalmente dendrobátidos o ranas flecha, junto con distintas especies de sapos y una gran variedad de ranas arborícolas.

Como urodelos más habituales en el mundo del terrario tenemos especies como la salamandria atigrada, de nombre científico Ambystoma tigrinum, el axolote (Ambystioma mexicanum) o el tritón vientre de fuego (Cynops orientalis).

* Más información: Tipos de anfibios exóticos


Alimentación de los anfibios exóticos

Los anfibios adultos son animales carnívoros y se alimentan de presas vivas. Los anfibios no son muy remilgados a la hora de decidirse por una presa, lo más importante es que sea del tamaño adecuado.

Es importante para la salud de nuestras mascotas que les proporcionemos una dieta variada. En el mercado, existe una amplia variedad de alimento vivo, como tenebrios, grillos, cucarachas, polillas, etc. También le podemos dar a nuestros anfibios insectos y otros invertebrados recogidos en el campo, como saltamontes, lombrices de tierra, escarabajos, etc.

Los anfibios jóvenes recién metamorfoseados pueden ser difíciles de alimentar debido a su pequeñez. En estos casos, es conveniente darles moscas del vinagre (Drosophila melanogaster), colémbolos y grillos jóvenes.

Los anfibios más jóvenes deberían ser alimentados diariamente. A los anfibios más grandes se les debe dar de comer una o dos veces por semana.

* Más información: Alimentación de los anfibios


Condiciones ambientales adecuadas para los anfibios

La temperatura ambiental para los anfibios de clima templado, como el sapillo de vientre de fuego (Bombina orientalis) es de unos 20ºC. Ello se debe a que los anfibios necesitan temperaturas más bajas para sentirse a gusto que los reptiles. Pequeñas subidas de la temperatura les puede causar estrés.

Los anfibios de zonas tropicales necesitan una temperatura de entre 24 y 29ºC.

La mayoría de especies de anfibios requieren de una humedad ambiental muy alta, alrededor del 70%. Hay que mantener una humedad elevada con un riego constante o con cascadas, pero nunca reduciendo la ventilación o corremos el riesgo de que nuestros animales sufran infecciones.

Para el sustrato va muy bien la fibra de coco. La tierra ácida es útil porque previene la aparición de infecciones bacterianas y de hongos. La podemos preparar con turba, mantillo, hojas, musgos y raíces de helechos. Sin embargo, no es adecuada para todas las especies de anfibios.

Aunque los anfibios resisten mejor las aguas poco limpias que los peces, deberemos cuidar la higiene, manteniendo limpia el agua del terrario. De este modo, evitaremos que aparezcan infecciones bacterianas y fúngicas secudarias.

La luz ultravioleta es importante también para los anfibios para el correcto metabolismo de la vitamina D y el desarrollo adecuado de su esqueleto. Sin embargo, los anfibios no toman el sol como los reptiles y prefieren la luz del sol indirecta.


Terrario para anfibios

El mantenimiento de grandes ranas, como, puede ser complicado por su tendencia a intentar escapar saltando a través de barreras invisibles como el cristal,
lo que les puede causar lesiones y las consecuentes infecciones. Por ello es importante colocar en el terrario barreras visuales que les desalienten en sus saltos hacia las paredes.

Los anfibios necesitan escondrijos, pero evitaremos las superficies abrasivas o cortantes porque los estos animales tienen una piel muy fina y delicada que podría ser lastimada.


Cría de anfibios exóticos

Los anfibios tienen reproducción sexual y sexos separados, pues son animales dioicos. En la reproducción de los anfibios hay metamorfosis. Una excepción es el ajolote, especie de anfibio que no experimenta metamorfosis en estado salvaje.

Para la cría de anfibios se debe utilizar agua neutra o ligeramente ácida. Si el agua es demasiado básica las crías tendrán problemas en el desarrollo del esqueleto.

* Ver más sobre: Anfibios de terrario

Más información sobre los animales exóticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil