Hazte fan en Facebook

ANIMALES PARÁSITOS DE LAS CASAS

¿Cuándo aparecieron las primeras plagas de las casas?

Aunque la especie humana Homo sapiens puebla el planeta Tierra hace más de 100.0000 años, no ha dejado de ser cazador y recolector desde hace relativamente poco tiempo. La primera región donde el hombre pasó se ser cazador-recolector a practicar la agricultura y la ganadería fue el Oriente Próximo hace 8.500 a.C.

El hombre hasta fechas relativamente recientes se ha dedicado a recoger frutas, plantas e invertebrados comestibles y a cazar animales mayores con armas y métodos cada vez más perfeccionados.

Antiguamente, la especie humana no sabía como almacenar la comida en cantidad y la provisión de alimentos para el grupo familiar dependía de lo que le ofrecía la naturaleza.

Por ello, nuestros antepasados no conocieron las verdaderas plagas de los alimentos almacenados hasta fechas muy recientes, pero seguramente se debieron tener que enfrentarse con larvas de moscardas que atacaban su caza y otras plagas que dañaban sus cueros. Tampoco debieron estar libres de los verdaderos parásitos, como piojos, chinches de las camas, pulgas, mosquitos, etc y de otros insectos perjudiciales para la salud, como las moscas.

El desarrollo de la agricultura y la ganadería trajo consigo muchas ventajas, ya que permitía disponer de mucho más alimento durante todo el año. Sin embargo, también acarreó algunos problemas. Algunos invertebrados con dietas muy especializadas con la llegada de la agricultura, pudieron explotar los enormes almacenes de comida recolectada por el hombre introduciéndose en ellos.

Cuando la especie humana empezó a vivir en viviendas de forma permanente, éstas proveyeron de un excelente alojamiento a muchas especies de animales, en la misma vivienda humana o en los lugares usados para criar a los animales domésticos. En aquellas circunstancias también había mucha madera que roer y telas y cuero que comer.

Hormiga faraona

Foto de hormiga faraona

Las casas le proporcionan a la hormiga faraona las condiciones ideales para proliferar

De este modo, proliferaron los insectos que perjudican a los productos almacenados, es decir, los insectos de la madera, como la carcoma y otros insectos xilófagos, que se alimentan de madera, como las termitas; los insectos de los alimentos, como las polillas, los tenebrios, los derméstidos, los gorgojos, etc o los insectos de los tejidos, como las polillas de la ropa y los derméstidos.

Los edificios humanos proveyeron de nuevas zonas de caza a animales como las arañas y también de lugares donde construir su nido y pasar el invierno las aves y los murciélagos que hasta entonces habían usado los huecos de los árboles, cuevas o las hendiduras de las rocas.

Por todo ello, pese a estar ya en el siglo XXI con todos nuestros adelantos técnicos, nuestras casas y almacenes están todavía habitados por otras especies animales, no siempre de nuestro agrado


¿Por qué podemos encontrar insectos y otros animales en las casas?

En el interior de las viviendas, viven los animales antrópicos, es decir, aquellos animales que están asociados con el hombre, como cucarachas, pececillos de plata o ratones.

Los insectos y otras plagas de invertebrados no son visitantes casuales sino que son residentes muy especializados. Convivir con nosotros bajo el mismo techo, les permite a esta clase de animales tan especializados tener siempre a su disposición alimento y les libra de los depredadores.


¿Qué origen tienen los insectos y otros animales de las casas?

La mayor parte de los insectos y otros animales que podemos encontrar en las casas tienen su origen en otras zonas del mundo. Ello se debe a que el interior de nuestras casas ofrece un clima poco adecuado para la mayoría de animales de nuestras regiones de clima templado. La mayor parte de huéspedes de nuestras casas probablemente tienen su origen en las regiones tropicales y subtropicales del planeta. Esta clase de animales probablemente nunca han sido numerosos cuando vivían salvajes en la naturaleza y solamente pudieron llegar a tener éxito al colonizar las viviendas humanas.

Cucarachas, ratas y gorriones son ejemplos clásicos de animales que han viajado con el ser humano de un continente a otro y que se han convertido en especies dominantes por su gran abundancia.

Algunas de los insectos que podemos encontrar en nuestras casas han convivido con nosotros bajo el mismo techo durante miles de años. Este largo periodo de tiempo, ha significado miles y miles de generaciones para dichos animales que les ha dado la oportunidad de de desarrollar formas nuevas diferentes de las ancestrales parar adaptarse mejor a vivir en nuestras viviendas.

* Información relacionada: Plagas caseras / Origen de las plagas caseras / Plagas urbanas

Más información sobre las plagas en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil