Hazte fan en Facebook

BABOSAS EN EL HUERTO

Trucos contra las babosas

¿Qué son las babosas?

Las babosas son moluscos sin concha normalmente que tienen actividad nocturna.

En cada incursión, consumen una gran cantidad de plantas, porque son muy voraces.

Pese a que están consideradas animales perjudiciales para las plantas, también tienen una función beneficiosa en el huerto, porque contribuyen a la formación del humus, aunque sobre las plantas predomina su acción nociva más que su efecto beneficioso para el suelo.

¿Qué babosas podemos encontrar en el huerto?

Babosas del género Arion

Estas babosas tienen preferencia por los bosques, con la excepción de la babosa de jardín, aunque también pueden visitar jardines y huertos.



Foto de babosa española (Arion vulgaris)

Esta especie de babosa se llama también babosa asesina, porque devora otras babosas

Una de las babosas más temidas es la babosa española (Arion vulgaris) o también llamada babosa asesina. Esta especie no solo ataca a las plantas sino que también se alimenta de carroña y de otros moluscos, principalmente babosas. Aunque prefiere los bosques y praderas, esta especie puede visitar los jardines, parques, huertas y otros entornos humanizados.

Del mismo grupo que la babosa española o babosa asesina, encontramos a la babosa común, de nombre científico Arion ater. La babosa común no es tampoco 100% vegetariana, porque también se alimenta de carroña, gusanos e insectos, pero no suele comer otras babosas. Otra diferencia con la babosa española es su preferencia por el hábitat. Para el caso de esta especie de babosa, es todavía más difícil encontrarla en los huertos.

Arion hortensis o babosa de jardín, como sus nombres científico y popular insinúan, se trata de un molusco terrestre con grandes preferencias por los jardines y huertas. Como otras babosas del género Arion, son animales omnívoros.

Otras especies de babosas

Aunque muchas otras especies de babosas más pueden atacar los huertos y jardines, sobre todo destacan la babosa moetada y la babosa gris pequeña:



Foto de babosa gris pequeña (Deroceras laeve)

Esta especie de babosa es habitual en los jardines y huertas

La babosa gris pequeña (Deroceras laeve) necesita vivir en ambientes húmedos, como humedales y ciénagas, aunque también puede vivir en entornos degradados, como invernaderos y jardines. Como otras muchas babosas, es omnívora, aunque prefiere los restos vegetales frente a los alimentos de origen animal.

La babosa moteada (Limax maximus) frecuenta los lugares humanizados, como jardines, céspedes y sótanos. Se trata de un animal omnívoro, que consume plantas y materia vegetal en descomposición, a la vez que otras babosas en algunas ocasiones.

Problemas que causan las babosas

Las babosas, debido a su gran apetito y voracidad, provocan mucho daño directo a las plantas, especialmente en aquellas con hojas tiernas.

Además, en algunos casos, las babosas, cuando se alimentan, pueden transmitir microorganismos patógenos a las plantas, principalmente hongos, pero también virus. Por lo tanto, tienen una acción negativa indirecta, porque transmiten agentes infecciosos a las plantas, como el mildiu, a través de su saliva o con sus excrementos.

Las babosas suelen llevar algunos parásitos, porque pueden ser el huésped intermediario de parásitos, como lombrices intestinales, tenias y gusanos pulmonares. Los gusanos pulmonares pueden parasitar al perro o al gato como huéspedes definitivos y de forma accidental al hombre. Las tenias avícolas tienen como huésped intermediario a las babosas, entre otros invertebrados, e infectan a las aves como huésped definitivo.

Cómo evitar a las babosas

Remedios contra las babosas

Existen algunos remedios caseros contra las babosas.

  • Regado matutino: Regar las plantas por la mañana, en vez de hacerlo por la noche, para evitar que las babosas estén activas.

  • Trampas con cerveza: Hacer una o varias trampas para babosas con un vaso enterrado y cerveza como cebo.

  • Colocación de refugios: Atraer a las babosas con tejas o macetas vacías a las que se las ha colocado una piedrecita para permitir la entrada de los moluscos. Por la mañana siguiente, tan solo hará falta retirar a las babosas que se hayan refugiado debajo de las tejas o dentro de las macetas.

  • Infusión repelente: Con una infusión de ajos, aplicada sobre la tierra de las plantas, las protegerá de estos voraces moluscos.

Insecticidas contra las babosas

- Uso de venenos: De forma química, las babosas se combaten mediante cebos envenenados en forma granulada.

- Insecticida doméstico: Un insecticida totalmente ecológico que podemos usar para matar a las babosas es la de tierra de diatomeas. Las diatomeas son algas unicelulares y, por lo tanto, microscópicas, protegidas por un esqueleto silíceo. Este producto es letal para los moluscos y otros invertebrados debido a su composición. Tan solo se tiene que aplicar sobre las plantas y la tierra de su alrededor para que haga efecto.

Más información sobre los animales invertebrados en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil