Animales


 

 

 

Animales salvajes

 

EL BULLDOG FRANCÉS


 

Características físicas del Bulldog Francés


El Bulldo
g Francés es un perro de talla pequeña, robusto y compacto, con hocico corto y ancho y osamenta sólida. Tiene un peso de entre 8 y 14 kilos. La talla es proporcional al peso. Mide entre 25 y 34 cm de altura a la cruz.

Las orejas del Bulldog Francés son anchas en la base y redondeadas en extremo. Es característico de esta raza las "orejas de murciélago", es decir, erguidas y giradas hacia delante.

Los ojos son grandes, oscuros y los tiene muy separados.

La cabeza del Bulldog Francés es muy grande y ancha, con arrugas. La dentadura tiene prognatismo, pues sobresale del plano vertical de la cara, aunque no es visible con la boca cerrada.

El cuerpo del Bulldog Francés es muy recogido, con pecho ancho, tórax en forma de tonel, dorso ancho y musculoso y vientre no retraído.

Las patas delanteras tienen los pies abiertos. Las patas traseras son poco anguladas. Los pies son algo más grandes que las manos.

La cola del Bulldog Francés es corta y fina en la punta, con inserción baja y no se amputa. La cola nunca se dobla sobre la grupa y puede ser recta o enroscada.

Esta raza canina tiene un andar suelto y alegre.

El pelo es corto, liso, brillante, suave y compacto. Puede ser atigrado, castaño claro o pío (blanco con manchas). También existe el bulldog francés blanco puro, aunque es mucho más raro.

 



Foto de Bulldog Francés (Bulldog Francés blanco)

 

Origen del Bulldog Francés


El Bulldog Francés deriva del Bulldog inglés aunque su origen se sitúa en Francia. Antiguamente, fue seleccionado como perro de pelea, pues el el resultado de sucesivos cruces hicieron criaderos de los barrios populares de París a finales del siglo XIX para conseguir una raza ágil y atlética que fuera buena en los combates de perros.

En el siglo XIX, por estar prohibidas las luchas de perros, se habían extendido en Inglaterra los bulldog toy, es decir, bulldogs enanos con orejas erguidas o dobladas Sin embargo, es mérito de los franceses el de conseguir un perro de compañía de carácter afectuoso, orejas rectas y cola corta por naturaleza.

También existe la teoría que dice que el Bulldog francés proviene del cruce de dogos con bulldogs ingleses

Pese a sus orígenes humildes, su gracia y su buen carácter cautivaron rápidamente a la alta sociedad, algo que fomentó su popularidad enormemente. Esta raza canina alcanzó su máxima popularidad hacia finales del siglo XIX cuando las damas parisinas lo escogieron como perro de salón.

El primer club del Bulldog Francés se fundó en París en 1880, pero no fue hasta 1912 que la Federación Canina Internacional (FCI) reconoció esta raza.

El Bulldog Francés es un moloso de talla pequeña, pese a que la FCI lo clasifica dentro del grupo de los perros de compañía. Los molosos son un grupo de perros con características físicas ideales para ser excelentes perros guardianes y defensores: fuertes mandíbulas, gran cabeza y hocico corto y constitución musculosa.

Como dato curioso, se cuenta que el Bulldog Francés fue el perro de guarda favorito de los carniceros de París.



Carácter del Bulldog Francés



El Bulldog Francés es un perro dócil, cariñoso, atento, afectuoso, extrovertido e inteligente.

Le encanta la compañía humana y es muy fiel, por lo que es ideal como animal de compañía.



Utilidad del Bulldog Francés (aptitudes)

El Bulldog Francés es un perro muy apreciado como animal de compañía o como perro guardián.

El Bulldog Francés se adapta bien a vivir en el campo o en la ciudad. Ladra poco, por lo que puede vivir perfectamente en un piso.

Se clasifica en el grupo 9 o el de los perros de compañía.




Cuidados del Bulldog Francés



Es bueno proporcionarle paseos cortos y regulares, pues como todo animal necesita hacer cierto ejercicio físico, aunque a veces notaremos que se cansa, con lo que debemos adaptarnos a su ritmo.

Es importante ponerle vaselina en las arrugas de la cara para prevenir irritaciones.

El pelaje del Bulldog Francés requiere pocos cuidados. Sin embargo, se recomienda cepillarlo diariamente. Se le debe dar algún baño cada 15 ó 20 días, pero por el tipo de pelo, el Bulldog Francés no necesita de un baño especial.
Si durante ese tiempo se ensucia, podemos bañarlo de nuevo. Sin embargo, bañarlo muy a menudo puede darle irritaciones de la piel.

Se debe alimentar adecuadamente para que no sufra sobrepeso. Un Bulldog francés adulto debe comer alrededor de 200 gramos de comida seca repartidos en dos comidas al día.

 


Problemas de salud del Bulldog Francés


Como ocurre con muchas otras razas de talla pequeña y cabeza grande, el Bulldog Francés normalmente tiene dificultades en el parto, lo que se conoce como distocia, y requiere a menudo la intervención veterinaria.

Como en todas las razas braquicéfalas o de hocico corto, existe propensión a desarrollar síndromes respiratorios que se pueden minimizar si sólo se cruzan reproductores aptos para ello. El síndrome respiratorio braquicefálico consiste en un estrechamiento de las vías respiratorias altas que dificulta el flujo de aire hasta los pulmones.

El Bulldog Francés soporta mal el calor porque su hocico pequeño le causa dificultades respiratorias, por lo que no se le debe forzar a hacer ejercicio cuando las temperaturas sean elevadas y evitaremos los paseos en las horas más calurosas del día en verano.

El problema más grave que afecta al Bulldog Francés es el cáncer y, de hecho, esta raza tiene una gran predisposición a desarrollar diversos tipos de cáncer.


Más información sobre el perro en el listado superior.


 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com