Hazte fan en Facebook

EL CARACOL DE ACUARIO

Caracol de agua dulce

Podemos tener caracoles de agua dulce en nuestro acuario, ya sea porque han llegado de forma espontánea, viajando de polizones en alguna de las plantas acuáticas que compramos, o porque hayamos decidido tener a algunos de estos moluscos como mascota.

En cualquier caso, conviene resaltar que sólo cuando hay una plaga de caracoles de agua, serán verdaderamente nocivos. En un número controlado, pueden llegar a ser hasta beneficiosos, todo depende del número que haya de ellos y de la especie a la que pertenezcan.

* Información relacionada:
Ventajas e inconvenientes de los caracoles de acuario

Tipos de caracoles de acuario

Caracol manzana: Mucha gente tenía este caracol acuático en su acuario, debido a su gran tamaño, su vistoso color y su inocuidad, al alimentarse de detritus y no de plantas acuáticas y porque no suele convertirse en una plaga. Aunque los hay de distintos colores, el color más habitual de caracol manzana que hay en los comercios españoles es el dorado. Actualmente, en España esta especie de molusco está prohibida como animal de acuario.

Caracol malasio: El caracol malasio (Melanoides tuberculata) es una especie de caracol de agua dulce muy recomendable para tener en un acuario, porque se alimenta de restos de comida y de hojas muertas y sobre todo porque también come algas. Sin embargo, cuando está su número en exceso, puede también comer plantas acuáticas. La otra ventaja de esta especie de caracol acuático es que se es muy resistente. Además, el caracol malasio es útil para airear el suelo, porque durante el día tiene la costumbre de enterrarse en el suelo.

Foto de caracol de agua Physa

Estos pequeños caracoles de agua son muy prolíficos y pueden volverse en nuestro acuario una plaga rápidamente

Caracol Physa: Se trata de unos diminutos caracoles de agua dulce que se alimentan de detritos, diatomeas y algas. Suelen ser unos ocupantes habituales del acuario. Por su pequeño tamaño, son presa fácil de numerosos enemigos naturales, incluso de otros caracoles de agua dulce, como el caracol asesino.

Gran caracol de estanque: El gran caracol de estanque, de nombre científico Lymnaea stagnalis, suele ser uno de los caracoles de agua dulce más dañinos, porque dedica gran parte de su tiempo a devorar las plantas del acuario que encuentra a su alcance.

Caracol planorbis: El caracol planorbis, de nombre científico Planorbarius corneus, es un habitante habitual de los acuarios de agua dulce, que llegan a ellos a través de los huevos puestos en las hojas de las plantas de acuario recién adquiridas. No representa un gran peligro para las plantas acuáticas del acuario.

* Información relacionada: Caracoles como mascota

Prevenir la invasión de caracoles de agua

La mejor forma de solucionar un problema es prevenirlo y, para que no llegamos a tener una plaga de caracoles acuáticos en nuestro acuario, lo que mejor podemos hacer es evitar la sobrealimentación de los peces y demás habitantes del acuario. La sobrealimentación en el acuario es la principal causa de aparición de plagas de caracoles acuáticos.

Ello se debe a que, si les proporcionamos el alimento suficiente, los caracoles tienen un gran potencial reproductivo, que será aprovechado para sacar a delante a muchas crías que llenarán en poco tiempo el acuario.

El uso de enemigos naturales del caracol es una idea muy buena para controlar a estos a veces molestos invertebrados no artrópodos. Un pez muy conocido por sus hábitos de consumir caracoles es el botia payaso.

* Información relacionada: Plaga de caracoles de agua

Más información sobre otros animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil