Hazte fan en Facebook

VENENO DE LA COBRA REAL

Cobra real serpiente muy peligrosa

Veneno de la cobra real

La mordedura de la cobra real es capaz de causar la muerte de un ser humano en pocos minutos.

La cobra real pese a no tener un veneno excesivamente virulento ya que su toxicidad es inferior a la mayoría de las demás cobras, posee la capacidad de inocular grandes cantidades por cada mordedura, lo que la hace una de las serpientes más letales.

El veneno de la cobra real posee unos potentes toxinas, las neurotoxinas, que afectan directamente a los centros medulares del control respiratorio que, en muy poco tiempo, provoca la muerte de la personas mordida por una parada respiratoria irreversible.

La única posibilidad de sobrevivir a un ataque de una cobra real es disponer del antídoto adecuado e inyectarlo inmediatamente tras la mordedura.

Colmillos de la cobra real

La cobra real es un pteroglifo, cuyos colmillos del veneno están situados frontalmente en la mandíbula superior. Éstos no tienen prácticamente movilidad y permanecen casi verticales cuando el animal cierra la boca.

Por ello, los colmillos de estas serpientes venenosas tienen que ser más pequeños que en otros tipos y así, mientras que los colmillos de una cobra real de unos 4 metros de longitud miden unos 11 mm los de una víbora del Gabón de 1'8 metros son de 29 mm de largo.

¿La cobra es una serpiente peligrosa?

Aunque nunca podemos olvidar que se trata de una serpiente venenosa, también tenemos que tener en cuenta que salvo en la época de reproducción, la cobra real es una serpiente tímida que huye con gran rapidez ante la presencia de un humano.

¿Cómo se protegen las presas de la cobra real?

Los ofidios que forman parte de la dieta habitual de la cobra real han desarrollado estrategias para evitar ser sus presas.

Como la cobra se desplaza a gran velocidad, la huida no suele ser suficiente para ponerse a salvo y las serpientes que se encuentran frente a la cobra real suelen permanecer quietas con la cabeza escondida bajo su propio cuerpo. De este modo, la cobra no puede morder esa parte del cuerpo de sus presas, que es por donde empieza a engullirlas.

* Información relacionada: Cobra real

Más información sobre otras serpientes en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil