Hazte fan en Facebook

Cómo cuidan a sus crías los mamíferos

Cuidado de las crías en los mamíferos

Cuidado de las crías en los mamíferos vivíparos

En los animales vivíparos, como los mamíferos, las crías se desarrollan en el interior del cuerpo de la madre para protegerlos del medio externo; para protegerlos de la desecación, de las variaciones térmicas, etc.

La mayor parte de mamíferos son animales placentarios. La placenta sirve para proporcionarle a la cría el alimento y el oxígeno y posibilita la excreción de las sustancias de desecho gracias a que la placenta garantiza la comunicación entre la madre y el feto.

Los mamíferos también son llamados vertebrados amniotas porque el amnios es las membrana que rodea al feto y contiene el líquido amniótico, liquido que baña al feto y que lo protege de los golpes externos, entre otras funciones.

La placenta le proporciona al feto los nutrientes necesarios y le da protección del exterior con el líquido amniótico.

Cuidado de las crías en los marsupiales

dibujo de wombat

Dibujo de wombat

El wombat, como el canguro, es un animal marsupial, que se reproduce de forma vivípara y sus crías se desarrollan en una bolsa especial, llamada marsupio

Los marsupiales (como las zarigüeyas, el canguro, el diablo de Tasmania o el wombat), pese a que no son animales placentarios, también son vivíparos. A diferencia de los mamíferos placentarios, sus crías nacen muy pequeños porque todavía están muy poco desarrollados y se refugian en la bolsa marsupial. La bolsa marsupial es un órgano especial que tiene la madre para proteger a las crías. En la bolsa marsupial se acabarán de desarrollar y no la abandonan hasta que no están completamente formados y se valen por si mismos. El hecho de que las crías nazcan tan pequeñas en los animales no placentarios es una estrategia de estos animales para librarse de los inconvenientes que supone la salida del cuerpo de la madre, durante el parto, de otro individuo muy voluminoso, su cría.

La lactancia en los animales mamíferos

Los cuidados empiezan en la etapa fetal en los mamíferos vivíparos, que son todos si exceptuamos a los mamíferos ovíparos. No obstante, las madres proporcionan cuidados también con el amamantamiento.

Mediante las glándulas mamarias se secreta la leche rica en nutrientes y calorías. La leche es un excelente alimento para las crías de los mamíferos, y de hecho, es el único alimento del que se alimentan durante los primeros días o meses de sus vidas.
El abandono de la leche se hace progresivamente para adaptar su sistema digestivo a los alimentos sólidos. Por lo tanto, hay una adaptación gradual al alimento sólido en los mamíferos.

La adaptación de los mamíferos a la lactancia ha supuesto el desarrollo de unos labios capaces de hacer el vacío para minimizar las perdidas de leche. No obstante, los cetáceos no tienen labios por lo que el sistema de toma de la leche es distinto. Ellos dan suaves golpecitos a las mamas hasta que se produce la expulsión fuerte de la leche, que en su caso está muy concentrada para que no se disperse tan fácilmente en el medio acuático en el que viven estos animales.
La carencia de labios en los cetáceos es una adaptación al medio acuático.

* Información relacionada: La reproducción en los mamíferos

punto rojo Más información sobre los mamíferos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil