Hazte fan en Facebook

COSTUMBRES DE LA TORTUGA MEDITERRÁNEA

Comportamiento de la tortuga mediterránea

¿De qué depende el comportamiento de la tortuga?

La tortuga mediterránea tiene una forma de vida completamente integrada a las características del medio donde vive, ya que el comportamiento de la tortuga viene determinado por el clima y el hábitat.

Periodo de actividad de la tortuga mediterránea

La tortuga destina gran parte de su tiempo diario para pasear y descansar.

Foto de tortuga mediterránea (escondida en su caparazón)

Durante los meses más cálidos del verano, la tortuga mediterránea pasa gran parte del día en reposo, escondida en su caparazón entre la vegetación

La época de mayor actividad de este reptil es en la primavera, tanto en ejemplares jóvenes como en adultos y tanto para machos como hembras.

La actividad de la tortuga mediterránea se centra en la mañana, entre las 7h y las 12h del mediodía. Sin embargo, sobre todo en verano, muestra un segundo periodo de actividad más corto, entre las 16h y las 18h. Testudo hermanni disminuye su actividad en los momentos del día en que las temperaturas son más altas y al atardecer cuando las temperaturas ambientales descienden.

Cuando el verano es muy caluroso, la actividad de la tortuga mediterránea se reduce considerablemente.

Reproducción en la tortuga mediterránea

La época de apareamiento el momento más oportuno para que se encuentren las tortugas. En este momento, el macho despliega todo un seguido de pautas de cortejo.

La interacción entre machos promueve rituales de lucha. Sobre todo en cautividad, se observan peleas entre machos en la época de apareamiento de Testudo hermanni porque el territorio del que dispone este animal en esta circunstancia vital es mucho más reducido que cuando se encuentra libre en la naturaleza.

Pueden coincidir temporalmente varias tortugas en el momento de la puesta, sobre todo si escasean las zonas buenas para la ovoposición.

Las lluvias de septiembre activan el nacimiento de las tortuguitas.

* Información relacionada: Reproducción de los reptiles

Termorregulación en la tortuga mediterránea

Una parte muy importante del día lo destina para la termorregulación, es decir, a mantener la temperatura de su cuerpo dentro de los parámetros óptimos. Sobre todo durante las primeras horas de la mañana tiene importancia esta práctica. Durante la primavera, se puede observar este reptil ofreciendo el máximo de su superficie corporal a los rayos del sol, manteniendo unas posturas ciertamente cómicas.

Cuando la tortuga mediterránea toma el sol, estira el cuello y las patas tan lejos como puede de su caparazón.

A la hora de tomar el sol, se ha observado segregación sexual en esta especie de tortuga, en que machos y hembras escogen lugares separados para termorregularse.

Hibernación en la tortuga mediterránea

Testudo hermanni es un animal solitario pero en determinadas situaciones y periodos del año se relaciona más con sus semejantes. Se pueden encontrar varias tortugas en un mismo refugio o bajo un tronco para superar la hibernación.

La agrupación de muchos animales crea un microambiente donde hay una menor pérdida de calor.

* Información relacionada: Animales que hibernan

Qué es el baile de la lluvia de la tortuga

Son vitales para Testudo hermanni las lluvias de agosto, acontecimiento que aprovecha para el animal para salir de su refugio. La tortuga reacciona al impacto de las gotas de lluvia sobre su caparazón levantado su parte posterior mientras agacha su parte anterior. Esta curiosa postura la acompaña de unos movimientos laterales de la parte posterior del caparazón, como si moviese el culo de la tortuga. Por ello, la tortuga mediterránea se dice que realiza el "baile de la lluvia" en estas circunstancias.

Este extraño comportamiento tiene la finalidad de crear un pequeño charco delante suyo porque la postura que adopta facilita que el agua circule por la concha de la tortuga en dirección a la cabeza. El baile de la lluvia es uno de los comportamientos más raros de observar en la tortuga mediterránea, especialmente en cautividad.

Territorio de la tortuga mediterránea

La tortuga mediterránea es capaz de reconocer un determinado espacio, por lo que muestra fidelidad por un territorio. Los territorios ocupados por los machos suelen ser más grandes que los de las hembras y sus limites se confunden más a menudo con los de las hembras que con los de los otros machos.

La tortuga tiene la necesidad de relación con otros de su especie incluso cuando se la mantiene en cautividad. Por ello, las tortugas mantenidas como mascota se las puede ver, en ocasiones, persiguiendo, mordiendo o hasta copulando zapatillas del tamaño adecuado.

En estado salvaje, la tortuga mediterránea utiliza determinados senderos que le han resultado buenos para acceder a una parte de su territorio. A la hora de buscar un refugio al atardecer a menudo utiliza siempre el mismo refugio.

Aprendizaje en la tortuga

Los reptiles en general tienen casi una nula capacidad de aprendizaje si los comparamos con las aves o los mamíferos. No obstante, aunque una tortuga nunca la podremos domesticar si se la puede acostumbrar a unos determinados hábitos, proporcionándole la comida o unas rutinas horarias. Una tortuga que ha pasado toda su vida en casa no se muestra confiada cuando se la coge. En cambio, una tortuga salvaje se repliega en el interior de su caparazón y mueve sus patas nerviosamente, tratando de liberarse.

* Información relacionada:
Alimentación de la tortuga mediterránea / Dónde vive la tortuga mediterránea / Características de la tortuga mediterránea

Más información sobre tortugas en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil