Animales


...

Animales salvajes



LA CRÍA DE PECES

 




La cría de peces supone la mayor satisfacción que puede ofrecer la acuariofilia.
 

Las costumbres reproductoras de los peces pueden resultar de una complejidad extraordinaria y la belleza de su observación es enorme. Sin embargo, es necesario ir poco a poco.

Para criar peces necesitaremos buscar nuevos recursos alimenticios para los jóvenes, adquirir uno o varios nuevos acuarios, consultar bibliografía especializada, etc.

Un grupo de peces que se encuentran perfectamente instalados en un agua de condiciones óptimas puede reproducirse espontáneamente. Ello nos puede suponer un problema si no esperábamos este acontecimiento, ya que los que empiezan con el hobby de la acuariofilia puede que no pienses de momento en criar peces.

Si queremos conseguir apareamientos, es mejor comprar los peces de juveniles que comprar parejas adultas ya que así no se dan incompatibilidades en las parejas. Por ejemplo, si queremos formar parejas de peces ángel, partiremos de un grupo de 10 o 12 peces y observaremos cuando dos de ellos comienzan a establecer un territorio y a expulsar a todos los demás miembros del grupo. Llegado este punto, deberemos separar a esta pareja espontáneamente formada en un acuario de cría.

Los peces vivíparos, como los guppys o los mollys, son normalmente criados por quien se inicia en el mundo de la acuariofilia. En estos peces, las crías son devoradas si no se dispone de una vegetación densa con plantas acuáticas flotantes. Podemos instalar una paridera. La paridera es un pequeñísimo acuario de doble fondo para alberga a la hembra en avanzada gestación y proteger a las crías. La gestación en las hembras se aprecia por la mancha oscura abdominal.

Foto de pez betta


La mayoría de los peces de acuario son ovíparos, es decir, que se reproducen poniendo huevos.
Sin embargo, también existen especies vivíparas.

Entre los acuariofilos aficionados recién iniciados es muy habitual que un día descubran que sus peces de acuario han criado.

Suele darse que compremos peces hembra, especialmente en especies como los Mollys o Guppys, que vienen ya fecundadas. Éstos peces vivíparos engordarán rápidamente y darán a luz a sus crías. En los peces vivíparos, las crías se desarrollan dentro del cuerpo de la madre, pero no reciben alimento, a diferencia de lo que pasa con la reproducción de los mamíferos.

Es difícil encontrar las crías en un acuario grande, bien poblado y con muchas plantas acuáticas.

Debemos saber que es difícil la reproducción en el acuario. Puede suceder en los peces vivíparos por casualidad, pero no en los ovíparos. Ello se debe a que los huevos puestos serán ingeridos por los demás peces del acuario (incluso por sus propios padres) si no se toman ciertos cuidados.

Cuando se desea que los peces se reproduzcan en cautividad, es necesario instalar acuarios únicamente destinados a esta finalidad en un lugar tranquilo de la casa y sin peces de otra especie.



Elección de peces para la cría



Si quiere ir a lo seguro compre peces jóvenes en grupos, para que formen parejas naturalmente en su acuario. Cómprelos en grupos de 6 o 8 para estimularlos a reproducirse en grupo. Será más fácil su reproducción si seguimos estos consejos.

Infórmese siempre de las dietas para peces de acuario. Estudie y obtenga asesoramiento sobre la reproducción de los peces. Si no lo hace desde un comienzo, puede llevarse sorpresas poco agradables.




Condiciones ideales para la cría de peces



Para proporcionarle a nuestros peces las condiciones ideales para su reproducción, deberá obtener información sobre los hábitos reproductivos de las especies seleccionadas. En algunas especies, debe separarse al macho de la hembra justo después de producirse la fecundación como en el pez betta. Otras especies ven como las parejas se mantienen unidas y criando a los alevines.

Es muy importante alimentar correctamente a nuestros peces.sin caer con la sobrealimentación. Tenga en cuenta que las hembras de ciertas especies necesitarán de alimentos ricos en aminoácidos, presentes en por ejemplo en larvas de mosquito.

Sea estricto con el mantenimiento de las condiciones del agua. Si el agua del acuario no estuviera bien oxigenada podría causar que las hembras no desoven. Dependiendo de la población de su acuario, puede preparar un acuario, especialmente acondicionada para el desove. Ésta pecera deberá tener el mismo agua del acuario principal. Aquí eclosionarán los huevos.

Diferencias sexuales en los peces de acuario


Empezaremos por distinguir perfectamente el sexo de los peces. Algunas especies son muy difíciles de diferenciar sexualmente. Otras se pueden distinguir sexualmente cuando se encuentran en la época de cría. Sin embargo, en otros casos la distinción sexual es algo muy sencillo.

Existe un fenómeno que puede desconcertar a los aficionados al mundo del acuario. En algunos peces, puede darse un cambio de sexo a lo largo del ciclo del animal, que suele pasar de macho a hembra al pasar a su vez del estado juvenil al adulto. Esto es debido a que en los peces la determinación sexual no se debe a un mecanismo cromosómico, sino a concentraciones hormonales en el cuerpo del pez o en el agua donde vive cambiantes a lo largo de su ciclo biológico

Los Ciprinodóntidos, como los guppys o los platys, son los peces más aptos para los aficionados. En estos peces se da con mayor frecuencia la reproducción espontánea. En esta familia es fácil identificar el sexo del animal. Los machos presentan la aleta anal transformada en gonopodio (un apéndice copulador). Con el gonopodio, estos peces realizan la fecundación interna. Las hembras paren crías vivas puesto que estos peces se reproducen por ovoviviparismo. Identificaremos el gonopodio porque tiene un aspecto rectilíneo y dirigido hacia atrás. Las hembras presentan esta aleta redondeada en forma de abanico.

En esta familia, se suelen encontrar otros caracteres sexuales todavía más llamativos. En Xiphophorus, los machos presentan los radios inferiores de la cola prolongados formando la llamativa espada.

Las diferencias en la coloración, normalmente en las aletas caudales, son también muy marcadas en otros poecílidos vivíparos. La cola del guppy macho es un abanico de vivos colores.

En el género Mollinesia, la aleta dorsal del macho suele ser más grande que la de la hembra, llegando, a veces, a adoptar la forma de velo.

Otra forma clara de distinguir a la hembra de los poecílidos se basa en la observación de la zona oscura y abultada que se forma en la parte cercana a la cloaca cuando se aproxima la eclosión de los huevos y alumbramiento de los alevines. Los acuariófilos especialistas suelen denominar a estos peces como hembras manchadas a aquellas en que la extensión de la mancha abdominal identifica a las gestantes.

Los populares ovíparos de la familia Ciprínidos no tan fáciles de identificar sexualmente. Los
machos, en época nupcial suelen tener los colores más vivos que las hembras, siendo su aspecto general algo más estilizado. La hembra tiene un mayor volumen del vientre.

En los Ciprínidos, viene un rasgo sexual secundario, los llamativos tubérculos nupciales que son que son granulaciones que se ven claramente en el opérculo que cubre las branquias de los machos cuando se encuentran en celo.

La familia Ciprinodóntidos (en ella se incluyen a los Aphyosemion) no presenta ningún problema para la identificación sexual. Los machos son generalmente algo más pequeños que las hembras, presentan la aleta caudal más grande y mucho más vivamente coloreada.

Tampoco los tetras ni los carácidos ofrecen grandes diferencias sexuales. Las hembras tienen el colorido más apagado y el vientre algo más abultado. En la mayoría de especies, la aleta dorsal es más alargada.

Dentro del grupo de los tetras, en los neones existe otra posibilidad de identificación. Si debajo de la línea fluorescente se extiende un espacio pálido bien definido se trata de una hembra, mientras que si este espacio es apenas perceptible nos encontramos frente a un macho.

En la familia de los Cíclidos no es posible generalizar. Se dan grupos de dimorfismo sexual marcado y otros donde es difícil su identificación sexual.

Son los cíclidos africanos quienes suelen mostrar libreas sexuales más características. Pseudotropheu zebra tiene libreas gris azulado listado en negro, rosado, naranja, con franjas rojizas, totalmente azul, amarillento con manchas negras, etc.

Los cíclidos enanos, africanos (Pelvicachromis) o sudamericanos (Apistogramma) se distinguen sexualmente sin complicaciones. En Pelvivachromis pulcher, se da un fenómeno muy excepcional. La hembra resulta más llamativa que el macho. Apistogramma se diferencia por el mayor desarrollo en los machos de los radios tercero y cuarto de la aleta dorsal.

Es el pez ángel es quien ocasiona mayores complicaciones en su identificación sexual. Los machos siguen la regla general de los cíclidos de presentar la frente más ancha y alta, resultando el perfil más abombado. También la aleta anal forma en su nacimiento un ángulo más acusado en los machos que en las hembras.

En la familia Anabántidos, donde encontramos las colisas y los peces betta, existe un gran dimorfismo sexual, pues machos y hembras se distinguen muy bien. El macho tiene mucho más desarrolladas las aletas. Los machos de colisa tienen un colorido casi fluorescente, mientras que las hembras son de tono parduzco.

Comportamientos reproductivos de los peces de acuario


La gran belleza de las costumbres reproductores de los peces y lo apasionante de su observación compensan bien los esfuerzos que precisa conseguir la formación de un grupo de cría y los gastos de instalación de acuarios suplementarios.

Son varios los grupos de peces de agua dulce que ponen sus huevos en algún nido. El pez espinosos, por ejemplo, construye un nido de algas. Algunos cíclidos de acuario limpian cuidadosamente hojas, piedras o recipientes de cerámica. Los peces ángel suelen aumentar sus tareas de limpieza y abanicado de los huevos e incluso cuidan a los alevines.

La incubación bucal se da en los cíclidos. Estos peces introducen los huevos y los alevines en una bolsa incubadora situada en el interior de la cavidad bucal. La boca de estos peces constituye un verdadero nido.
Los peces que construyen nidos más sofisticados son los Anabántidos (peces betta y colisas). Forman nidos de mucus en la superficie del acuario.

En muchos peces ovíparos, sin embargo, se da el abandono de los huevos. Normalmente, la puesta pasa desapercibida en el acuario comunitario, al ser ésta abandonada entre las piedrecillas del fondo del acuario. La puesta puede ser devorada por los adulto, incluso por los peces reproductores. Por lo que la cría debe hacerse en acuarios especiales de los que se extrae a los padres tan pronto han desovado.


Puesta de huevos de peces


Durante el período de desove, los peces gastan mucha energía vital. Una vez terminado dicho proceso, asegúrese de proveer al pez un ambiente muy tranquilo y bien oxigenado. Requerirá alimentación casi constante. Es hora de recuperar energía y evitar estrés o compañeros de acuario molestos. Tenga en cuenta que algunos peces únicamente comen a sus crías en la primera puesta, luego aprenderán a cuidarlos. Si puede permitir a los adultos la crianza, descubrirá un proceso muy bello.

Los peces laberíntidos, como el pez combatiente, fabrican nidos de burbujas. No retire a los machos hasta que hayan enseñado a los alevines a nadar. Las hembras si deberán ser retiradas. Otros peces, como los escalares, deben ser separados tras la eclosión. Es fundamental que busque el asesoramiento de especialistas en la materia.

Alimentación de las crías de peces


Los alevines recién nacidos se alimentan con cultivos de infusorios durante los primeros días. Pasada una semana, según la especie, se recomienda pasar a alimentos muy ricos en nutrientes como los camarones de agua salada recién eclosionados, conocidos comúnmente como artemia.

El paso siguiente en la evolución de las crías es consumir alimento en escamas y dafnia (pulga de agua). Asegúrese de no sobrealimentar ni dejar restos de alimento en descomposición en la pecera de los juveniles. Evitará infecciones por desarrollo de bacterias.

Los peces meramente herbívoros deben alimentarse con algas, que pueden ser reemplazadas con lechuga o arvejas. Recuerde algo que debe alimentar con mucha constancia, pero siempre sin exceso.

* Ver más sobre: Cría de peces de acuario / Acuariofilia

Más información sobre los peces en el listado superior.


 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com