Hazte fan en Facebook

Cuidados del caracol gigante africano

Caracol gigante africano como mascota


Características de Achatina fulica

Nombre científico: Achatina fulica

Nombre común: Caracol gigante africano

Inglés: Giant African snail
Francés: Escargot géant africain
Alemán: Große Achatschnecke
Italiano: Chiocciola africana gigante
Portugués: Caramujo-gigante-africano

Orden: Pulmonados
Familia:
Achatínidos

 

¿Características del caracol gigante africano?

El caracol gigante africano, de nombre científico Achatina fulica, es un molusco de grandes dimensiones, originario del África subsahariana, en zonas como Kenia y Tanzania. Llega a medir hasta 20 cm de longitud, aunque normalmente no supera los 15 cm de largo. En cautividad, no suele alcanzar los tamaños a los que llega esta especie en estado salvaje, porque para crecer necesita de cierto espacio.

Este caracol vive unos 5 o 7 años de media, pero llegan a vivir hasta los 10 años de edad.

Este caracol es el gasterópodo terrestre más grande del mundo y una mascota muy popular

En África, viven otras especies de caracoles gigantes, como Achatina achatina, de mayor tamaño que Achatina fulica o Achatina albopicta, más pequeña que la especie dedicada en esta sección y originaria de kenia (África). Todas estas especies de caracoles se comercializan como animales de terrario, aunque Achatina fulica se puede encontrar con mayor facilidad en los comercios especializados.

Achatina fulica o caracol gigante africano es una especie con gran potencial invasor, por lo que nunca lo liberaremos en la naturaleza.

* Ver más sobre: Características del caracol gigante africano

 

Alimentación del caracol gigante africano

El caracol gigante africano (Achatina fulica) es un animal vegetariano, pero la alimentación de esta especie no entraña grandes problemas, porque este caracol en cautividad suele aceptar cualquier tipo de fruta y verdura.

En general, a Achatina fulica le satisfacen los vegetales y la fruta húmeda, como la lechuga, los calabacines, el pepino, la zanahoria, diente de león, los plátanos, las fresas, el melón... Sin embargo, cada individuo tiene sus propias preferencias, también en el mundo de los caracoles.

A la hora de comer, a nuestra mascota le proporcionaremos el calcio que necesita ya que lo va a necesitar para formar bien su concha. Para ello, podemos introducir un hueso de jibia (sepia) en el terrario. El animal irá tomando su porción de calcio royendo el hueso como si fuese un trozo de lechuga, con ayuda de su rádula. El caracol gigante africano necesita de un mayor aporte de calcio que los caracoles europeos.

Una alternativa a la utilización de hueso de jibia como fuente de calcio puede ser la incorporación de cáscaras de huevo finamente picadas.

* Información relacionada: Alimentación del caracol

 

Reproducción del caracol gigante africano

El caracol gigante africano es un animal hermafrodita, aunque necesita otro individuo de su misma especie para criar.

Al sexto mes de vida, está listo para aparearse.

Achatina fulica es una especie fácil de criar, pues la reproducción de esta especie no necesita de grandes cuidados.

La hembra pone hasta 500 huevos, aunque en ocasiones su puesta no supera los 100 huevos. Las crías nacen aproximadamente 2 semanas tras la puesta. Achatina fulica puede hacer hasta 6 veces al año.

 

Manipulación de Achatina fulica

Podemos coger a nuestra mascota siempre que lo hagamos con las manos limpias y húmedas y con mucho cuidado. Deberemos evitar al máximo estirar al caracol de la concha si se halla bien sujeto a una superficie para no lastimarlo.

Tampoco tocaremos el margen de la concha del animal, ya que es por ahí donde ésta crece, por lo que es una zona muy delicada.

 

Condiciones para Achatina fulica

El caracol gigante africano se encuentra a gusta en una temperatura entorno a los 20-30ºC por el día y de 20 a 22ºC durante la noche, por que es un animal tropical. Si la temperatura del terrario desciende por debajo de los 20ºC, el animal entrará en un estadio de letargo, impidiendo que se desarrollen con normalidad y que hagan funciones como la alimentación o la reproducción, hasta que no vuelva una temperatura más favorable. Si la temperatura baja de los 0 ºC tiene fatales consecuencias para los caracoles gigantes africanos.

Achatina fulica necesita un ambiente muy húmedo. Sin embargo, se ha visto que el caracol gigante africano puede criar en zonas más secas que otras especies de su mismo grupo como Achatina achatina. Cada mañana, podemos rociar con agua tibia el terrario para darle al terrario la humedad que necesita nuestra mascota.

 

Terrario para el caracol gigante africano

Como terrario podemos usar una fauna box o recipiente expresamente concebido para el mantenimiento de animales vivos, porque no es un animal demasiado exigente en cuanto a las necesidades de espacio, aunque cuanto más espacio disponible haya para nuestra mascota, pues crecerá con mayor rapidez y gozará de un mayor bienestar.

Un recipiente de cría de 20 x 15 x 15 cm sería ideal para una pareja, pero para un grupo reproductor de Achatina fulica necesitaremos que tenga como mínimo unas dimensiones de 60 x 30 x 30 cm.

Como sustrato, pondremos una capa de unos 5 o 15 cm de turba sin fertilizantes ni otro tipo de tratamientos, de pH neutro. También se puede utilizar una mezcla de humus, hojas secas y trocitos de madera.

Para darle refugio a nuestro caracol, introduciremos en el terrario trozos de corteza de alcornoque o corcho, aunque también sirve un recipiente tipo paredes opacas.

Sin embargo, no pondremos en el terrario plantas vivas como se hace para otros animales, porque no nos dudarán mucho hasta ser totalmente devoradas por el inquilino o inquilinos del terrario. Como decoración, en lugar de ello podemos introducir algunas ramas.

Para que nuestra mascota se pueda bañar, pondremos un recipiente con agua.

Más información sobre los animales exóticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil