Hazte fan en Facebook

CUIDADOS DE LA RANA ARBORÍCOLA VERDE AUSTRALIANA

Mantenimiento de la arborícola australiana

Características de la rana arborícola australiana

Esta rana arborícola de gran tamaño, de nombre científico Litoria caerulea, es de color verde azulada o verde esmeralda por la zona del dorso. Una particularidad de esta especie de anuro es su grueso pliegue encima del ojo. Otra curiosidad de esta especie es que es la rana arborícola más grande que podemos encontrar en las tiendas de animales exóticos.

La rana arborícola verde australiana puede llegar a vivir más de 20 años en cautividad.

Litoria caerulea es originaria de Australia y Nueva Zelanda.

La rana arborícola verde australiana es uno de los anfibios que con más frecuencia se mantiene en cautividad por ser muy fácil de cuidar, por lo que es uno de los anfibios más recomendables para los aficionados al mundo del terrario.

Esta rana es activa durante la noche, momento que aprovecha para cazar. Durante el día, está en alguna zona fresca y húmeda descansando.

* Más información sobre: Características de Litoria caerulea

¿Qué come la rana arborícola australiana?

a rana arborícola verde australiana en su estado de adulto es carnívora insectívora y se alimenta de una gran variedad de invertebrados, como arañas y una gran diversidad de insectos, como cucarachas, saltamontes o polillas, entre otros.

La alimentación de esta rana debe componerse sobre todo por grillos, cucarachas y langostas, alimentos todos ellos relativamente equilibrados. También acepta gusanos de la harina, gusanos de la miel, lombrices, gusanos de seda, etc. No obstante, estos alimentos no son muy recomendables por ser o muy quitinosos o muy grasos. Se le puede dar algún pinky (ratón recién nacido) pero 1 ó 2 veces al mes porque causa obesidad si se le da con mayor frecuencia este alimento vivo.

Debemos tener en cuenta que la litoria es una rana de gran apetito, por lo que tiene tendencia a engordar y a comerse incluso a sus semejantes más pequeños. Por ello, se deben mantener juntos en el mismo terrario sólo ejemplares del mismo tamaño y se debe procurar evitar cebarlos demasiado. Una forma fácil de controlar el estado nutricional de la litoria es vigilar el pliegue de piel que tiene encima del ojo. Si este pliegue empieza a cubrir la membrana timpánica, deberemos poner a dieta a nuestra rana.

A los insectos que servirán de alimento es recomendable que se les espolvoree calcio y vitaminas 1 ó 2 veces a la semana para preveer deficiencias en alguno de estos componentes. Este detalle es importante porque la rana litoria es sensible a los problemas de huesos, por lo que se debe vigilar con el calcio que ingiere en la dieta.

Las jóvenes litorias recién metamorfoseadas hay que alimentarlas con microgrillos y drosophilas abundantemente. Estas presas deberán ser rebozadas regularmente con calcio y vitaminas para garantizar a nuestras mascotas un desarrollo correcto.

* Información relacionada: Alimentación de las ranas

Material necesario para litorias

La rana arborícola verde australiana necesita un terrario grande, ya que se trata de una rana de grandes dimensiones y muy activa durante el crepúsculo. Como medidas ideales, una o dos parejas, deben mantenerse en un terrario de 90x40x70 cm (largo x ancho x alto). Es importante la altura en un terrario para litorias, porque estas ranas pasan casi todo el tiempo en lo alto del terrario, descansando sobre alguna rama o escondidas entre el follaje, ya que son animales arborícolas.

El terrario, de tipo selva tropical, debe ser completamente seguro, a prueba de fugas, ya que esta rana es capaz de encontrar cualquier pequeño fallo que haya en el mismo, lo que aprovecha para escaparse.

El terrario se debe decorar con ramas fuertes, troncos, trozos de corcho y con plantas con follaje y se debe cubrir la base con molde de hojas. Sin embargo, como sustrato sirven distintos materiales, aunque es recomendable un fondo de gravilla sobre el que se coloca una mezcla de mantillo, turba y musgo, especialmente del género Sphagnum o musgo de turbera. El musgo sirve para conservar mejor la humedad, además de darle una mayor belleza al terrario.

Las plantas sirven para proporcionar refugios a la ranas. Se pueden poner plantas naturales, aunque es aconsejable que sean artificiales. Son recomendables para el terrario de litorias, las plantas de las especies Adiantum capillus (culantrillo de pozo), Chlorophytum sp (cintas), Hedera helix (hiedra), Pellaea rotundifolia (helecho botón), Philodendron scandens (filodendro) y Scindapsus aureus (Poto), pues son especies resistentes a la falta de luz y a la elevada humedad. Una parte del terrario estará despejada de plantas y otros elementos decorativos en la que alimentos a nuestra mascota.

Es necesario proporcionarle a las ranas una fuente de agua fresca con profundidad suficiente para que se puedan sumergir pero que evite que se ahoguen. Un plato hondo de unos 4 ó 5 cm de profundidad bastará para proporcionarles la humedad adecuada. Sin embargo, deben realizarse pulverizaciones diarias en el terrario, siendo ideal pulverizar una vez por la mañana y otra vez por la noche. La pulverización nocturna despierta a los animales de su descanso diurno para que vayan a buscar la comida.

También es muy importante controlar la ventilación del terrario, debido a la alta humedad y se debe evitar la putrefacción de las plantas o el musgo. Con la instalación de nebulizadores o aparatos productores de lluvia artificial, estaremos tranquilos por este tema. El agua utilizada tiene que ser embotellada, sin cloro ni sustancias contaminantes. Es decir, que, como para el resto de anfibios, el agua del grifo no sirve.

Condiciones adecuadas para la rana arborícola verde australiana

La temperatura diurna del terrario debe variar entre los 22ºC y los 27ºC y debe ser de 18ºC por la noche. Esta rana soporta relativamente bien el frío, incluso es aconsejable un período de enfriamiento invernal para estimular la reproducción. Por ello, no suele ser necesaria instalar algún sistema de calefacción en el terrario si en la casa las temperaturas son adecuadas, incluso suele ser contraproducente por los riesgos de deshidratación de los animales mantenidos, y sólo deberemos recurrir a él si las temperaturas son demasiado bajas.

Se recomienda la instalación de una lámpara de espectro completo, lo que también permitirá a las plantas crecer de una forma natural. El fotoperiodo debe ser de 14 horas en la estación cálida.

Lo ideal es que la humedad relativa del aire sea del 80%.

Manipulación de la litoria

Litoria caerulea es sin duda una de las ranas más dóciles que existen, siendo muy pacífica, y se trata de un animal muy tranquilo. Se puede manipular sin peligro y no parece importarle.

No obstante, hay que tener en cuenta que el contacto con nuestras manos le proporciona a este anfibio una temperatura muy alta y le daña la piel cuando es prolongado, y no es conveniente mantenerle a la fuerza, sino dejar que corra por nuestras manos e introducirle en su terrario al poco rato.

Hay que lavarse las manos antes y después de manipular la rana, para evitar contaminar su delicada piel y para protegernos de su relativa toxicidad.

Cría de litorias

Un período de frío sirve para desencadenar la reproducción de este anfibio. Durante 4 ó 6 semanas, se debe mantener una neblina dentro del terrario con continuas pulverizaciones y, de forma gradual, bajar la temperatura a 23ºC por el día y el fotoperiodo a 10 horas. También se debe proveer a las litorias de una charca bien accesible de un profundidad mínima de 8 cm para que la hembra deposite los huevos en ella. Es recomendable que sea un tanque de cría.

Una vez está todo preparado, se introduce a las ranas listas para la cría en el terrario y se espera a que se produzca el apareamiento, aumentando paulatinamente la temperatura.

Tras el apareamiento, llamado amplexo en los anfibios, la hembra efectúa la puesta, cuyos huevos, en número de entre 150 y 300, quedan envueltos en una espuma protectora. Las litorias hacen 3 o 4 puestas al año. Los huevos deben mantenerse en agua a una temperatura de 24ºC durante los 3 días o menos que tardan en eclosionar. La metamorfosis dura 2 ó 3 semanas.

Para mantener la higiene del agua, es necesario instalar un filtro de fondo en el tanque de cría, así como cambiar continuamente el agua. El agua tampoco debe ser en este caso del grifo. Si se permite que la cubeta donde están los renacuajos esté bien iluminada con luz natural, se hace posible que proliferen las algas que les servirán de alimento a los renacuajos, aunque esta dieta debe complementarse con comida para peces y verdura, como lechuga, acelgas o espinacas, finamente triturada.

También es importante tapar el tanque con una malla metálica para evitar fugas, así como instalar una rampa para que los renacuajos puedan salir del agua en cuanto desarrollen las patas traseras.

Una vez han completado la metamorfosis, las jóvenes litorias deben ser confinadas en un terrario de similares características a los de los mayores, pero en otro terrario aparte para evitar el canibalismo por parte de los adultos.

* Información relacionada: Reproducción de los anfibios / Cría de renacuajos

Más información sobre el cuidado de otros anfibios en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil