Hazte fan en Facebook

Cosas curiosas sobre el león

Curiosidades sobre el león

El león es el segundo felino más grande del mundo, tras el tigre. Se parece un poco físicamente al leopardo, pero es el doble de grande que éste.

Como la mayoría de felinos, el león tiene las garras retráctiles y se apoya con los dedos, por lo que es digitígrado. Sin embargo, la característica que lo diferencian del resto de miembros de su familia es la costumbre de formar manadas.

Fortaleza del león

Se ha calculado que el rugido de un león macho tiene 115 decibelios a 1 metro de distancia.

El rugido de un león macho tiene 115 decibelios a 1 metro de distancia

denticion-leon

Imagen de dentadura de león

El león puede llegar a correr durante distancias cortas a una velocidad de 60 km/h, pero se desplaza a una velocidad media de tan solo 4 km/h o 5 km/h, es decir, como el paso de una persona.

Pese a su gran corpulencia, puede llegar a subirse a los árboles, aunque está claro que no es tan buen escalador como otros felinos más ligeros.

La melena de los leones suele ser más espesa si viven en ambientes abiertos.

El león más grande del que se tiene constancia, llegó a pesar más de 270 kg y vivía en el Monte Kenia. El león macho pesa unos 200 kg de media.

El león africano suele ser ligeramente más grande que el león asiático y también tiene normalmente una melena más desarrollada. Sólo quedan unos 200 leones asiáticos adultos en libertad, por lo que se encuentran seriamente amenazados de extinción.

Aunque tiene unas buenas cualidades físicas, lo que realmente le da la fuerza y la capacidad de supervivencia al león es su vida en grupo y sus habilidades para la cooperación entre los individuos de su manada.

Manadas de leones

Se ha visto que en zonas secas las manadas de leones están formadas por un menor número de miembros, debido a que las presas están más limitadas en número.

Los machos permanecen en la manada unos 5 años, hasta que son reemplazados por otro grupo de machos. Los machos defienden la manada contra las incursiones de otros machos, asegurándose el derecho al apareamiento.

Las hembras de una manada en teoría amamantan a todas sus crías, pero la realidad es que cada hembra prefiere dar de comer a sus propias crías. A su vez, se ha visto que las leonas con poca descendencia dan mayores cuidados a las crías que no son suyas que las leonas con mucha prole. Las leonas saben distinguir el rugido de un león de la manada de uno que sea de fuera.

Ciertas leonas juegan un papel mucho más activo que otras en la defensa de la manada. Se ha visto como como los casos de agresiones entre leones por defender su manada aumentan cuando hay una mayor densidad de su población, como sucede en el cráter del Ngorongoro. Suele suceder que los grupos más grandes expulsan a los más pequeños.

Los leones tienen la capacidad de reconocerse los unos a los otros. Existen señales visuales de reconocimiento, como la melena por ejemplo, en el caso de los machos.

Las hembras también son capaces de rugir pero no con la intensidad y profundidad de los machos.

Grooming en el león

El león se asea como lo hacen los gatos domésticos. Las zonas corporales que son más objetivo del grooming, o actividad de limpieza, son el pecho y las patas delanteras.

Alimentación del león

La mayoría de las especies que caza el león son de gran tamaño. El peso medio de las presas que caza este mamífero depredador está entorno a los 150 kg. La cantidad de comida que ingiere un león al día depende de la época del año. En la estación seca del año, la leona consume casi 10 kg, mientras que en la estación húmeda la misma leona llega a comer hasta los 15 kg de alimento. Por otro lado, comparando el consumo de alimento según el sexo y la edad, se ha visto como los machos comen de media el doble de comida que las hembras. A su vez, estas comen tres veces más que sus crías.

La secuencia de caza del león va de la persecución al acecho, pasando por el ataque y la captura. El ataque va dirigido a la nuca o en los flancos, con la ayuda de las garras delanteas y colmillos. Todo el contenido abdominal es devorado por el león, desde la piel y otros tejidos conectivos, hasta órganos internos, músculos e intestinos.

Se ha podido corroborar como los ataques hacia presas pequeñas como la gacela son más efectivos si se llevan a cabo desde muy corta distancia.

Algunas manadas llegan a cazar presas muy grandes como jirafas y búfalos cafre, pero los leones pueden también cazar presas de muy pequeño tamaño, como roedores, peces, anfibios, reptiles, huevos de avestruz, pájaros, etc., que dependerá de la habilidad de la manada de leones para la caza.

Enemigos del león

El principal enemigo del león es la hiena manchada, que puede matar las crías y los leones enfermos.

Aunque el león es un feroz depredador, si ve a una persona la mayor parte de las veces opta por huir.

Una parte considerable de los leones salvajes están infectados por FIV, un virus muy parecido al HIV de los humanos, pero que no se transmite por contacto sexual. A diferencia de los gatos, que tiene fatales consecuencias, en los leones el FIV no suele causarles grandes daños.

Dónde vive el león

El león vive en la mayoría de hábitats africanos, como sabanas, zonas llanas, montañas y zonas semidesérticas, pero no habita ni en los desiertos ni en las selvas.

En la sabana, el león es el segundo gran depredador más abundante, tras la hiena manchada.

En las selva del Bosque de Gir, vive el león asiático, una especie que en la antigüedad habitaba desde Grecia hasta el centro de la India, pero que actualmente solo se encuentra en el oeste de la India.

Reproducción del león

Aunque se ha visto que el 70% de los genes se conservan para cada manada, en el valle de Luangwa, en Zambia, las cópulas entre machos y hembras de distintas manadas son habituales. De forma general, los apareamientos se producen tanto de día como de noche y no suelen durar de media más de 1 minuto. La cópula entre leones termina con la mordedura por parte del macho hacia la hembra de la zona del cuello.

Los leones son poliginios, es decir, que los machos se aparean con más de una hembra.

Las crías tienen un aspecto físico muy distinto a los adultos con sus manchitas marrones sobre un pelaje grisáceo. Este pelaje lo conservan hasta los 3 meses de edad, aunque pueden conservar las manchas los leones adultos en la zona de la barriga.

Los machos que consiguen hacerse con el control de la manada tratan de matar a las crías para que las hembras entren rápidamente en celo y poder aparearse con ellas. Las hembras pueden oponerse con violencia, lo que a veces les cuesta la vida.

El infanticidio por parte de los nuevos leones macho es la principal causa de muerte de los leoncitos y el riesgo de que se produzca es mayor cuando hay escasez de presas.

- Ver Comportamiento del león

Más información sobre el león en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil