Animales


...

Animales salvajes


EL GATO CALLEJERO

 



¿Qué es un gato callejero?


El gato asilvestrado o gato callejero es un gato que ha sido abandonado, que ha huido de sus amos, que se ha extraviado o bien es un descendientes de gatos en esta situación. Por lo tanto, un gato asilvestrado hasta cierto punto ha vuelto a ser salvaje y tiene poco contacto con los seres humanos.

Los gatos asilvestrados viven y se reproducen por sus propios medios, es decir, sin ayuda humana. Sin embargo, los gatos caseros contribuyen ligeramente a incrementar las poblaciones de gatos asilvestrados. Además, no debemos olvidar que el gato es un animal domesticado, por lo que depende del ser humano para vivir en plenitud y comodidad.

Cerca de 200 millones de gatos pertenecen a esta categoría, es decir, la mitad de la población total de gatos domésticos.


* Informacion relacionada:
Perros callejeros






En la imagen: Foto de gato callejero



¿Cómo son los gatos callejeros?


Todos los ejemplares procedentes de gatos domésticos de capas de distintos tipos evolucionan rápidamente hacia el tipo tabby de color básico gris parduzco. Este tipo de pelaje atigrado supone una ventaja adicional para los gatos silvestres que tienen que confundirse con el medio ambiente para acechar y cazar sus presas, así como para pasar inadvertido frente a posibles enemigos.



Comportamiento de los gatos callejeros



Los gatos asilvestrados son animales nocturnos.

La estructura social de los gatos asilvestrados es matriarcal. El grupo matriarcal se ocupa de la protección y educación de los gatitos. Los machos jóvenes son expulsados del grupo cuando tienen entre 6 y 12 meses de edad. Generalmente, las gatas jóvenes no son expulsadas de la colonia sino que permanecen unidas durante generaciones formando un grupo flexible pero cohesionado.

Los gatos jóvenes machos pueden formar una hermandad que se rige por una clara jerarquía. La jerarquía determina quien tiene preferencia para aparearse con las hembras. La jerarquía se establece por duras peleas, pero una vez establecida, los gatos viven, comen y duermen pacíficamente.

Los gatos asilvestrados pueden también vivir solos, aunque, normalmente, forman grupos llamados colonias. Las colonias de gatos callejeros se sitúan en lugares donde pueden sobrevivir, sea porque las personas los alimentan o porque hay abundancia de roedores. En las colonias ya constituidas es muy difícil que ingresen nuevos gatos porque estos animales son muy territoriales.

En los lugares donde el alimento escasea, los gatos están bastante dispersos, con unos 2 gatos por km2. Pero cuando la comida es más abundante, hay mayores densidades de gatos. Los gatos asilvestrados pueden formar colonias de hasta 1.000 gatos por km2. Sin embargo, la población se compone de pequeños grupos independientes.


* Información relacionada:
Carácter de los gatos

 

 


Alimentación de los gatos callejeros


Como los gatos caseros, los gatos callejeros tienen un régimen alimenticio carnívoro, por lo que necesitan comer regularmente proteínas de origen animal para sobrevivir. Estos animales prefieren la carne de animales vivos pero no desdeñan la carroña y los desechos.

La dieta de los gatos asilvestrados está formada por pequeños mamíferos (ratones y otros roedores), pájaros, lagartos e insectos. Suelen merodear cerca de las granjas donde controlan las poblaciones de roedores.



* Información relacionada:
Alimentación del gato




Reproducción de los gatos callejeros



Los gatos son muy precoces y prolíficos. A los 9 ó 10 meses de edad, ya son maduros sexualmente. Pueden tener 2 camadas al año, una en primavera y la otra a principios de verano. Cada gata, pare una media de 4 gatitos por camada y son destetados a las 8 semanas de vida. Sin embargo, bajo condiciones naturales, fuera de la protección del ser humano, pocos gatitos sobreviven.


* Información relacionada:
Reproducción de los mamíferos

 



Curiosidades sobre los gatos callejeros


Los gatos asilvestrados que viven en zonas rurales son más independientes que los gatos callejeros que viven en pueblos.

Los gatos asilvestrados urbanos están acostumbrados a la presencia de los seres humanos desde pequeños. Dependen de la comida que, a veces, las personas les aportan o que encuentran en la basura. Las camadas de los gatos asilvestrados urbanos tienen mayor índice de supervivencia que las camadas de gatos rurales por la mayor disponibilidad de alimento en el medio urbano. Sin embargo, es difícil también para las colonias de gatos de los medios urbanos satisfacer sus necesidades alimentarias.


La esperanza de vida de los gatos asilvestrados con alta densidad de población es muy baja, de unos 2 años. Los accidentes son la principal causa de muerte de los gatos asilvestrados urbanos. Los gatos que viven en la calle son muy susceptibles también a enfermedades, como la leucemia felina, y a envenenamientos, pues se deben enfrentar a numerosos peligros.

La supervivencia de los gatos asilvestrados se basa en la inmunidad que desarrollan frente a los virus felinos que se transmiten por contacto directo.

Los finos sentidos del gato asilvestrado, su astucia y su agilidad se agudizan al tener que competir en plena naturaleza.

Los gatos asilvestrados suelen huir del ser humano. Sin embargo ciertas hembras preñadas o o algunos gatos que por algún accidente han perdido la facultad de capturar presas silvestres pueden penetrar en gallineros o granjas de conejos para matar estas fáciles presas.

Las asociaciones felinas, las protectoras de animales o los amantes de los gatos particulares proporcionan alimento, cobijo o asistencia veteriania a los gatos callejeros o asilvestrados que lo precisen.


* Información relacionada: Cuidados del gato callejero

* Ver más sobre: Gatos callejeros

Más información sobre el gato en el listado superior.

 



www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com