Hazte fan en Facebook

Cuidados del gato que sale a la calle

Cuidados del gato callejero

Cuidados del gato cuando sale a la calle

El gato que vive en semilibertad puede salir con permiso o no, ya que algunos propietarios que viven en el campo permiten a su gato que goce de una vida en la que se mezcla la vida hogareña y las salidas al campo. Para el gato que vive en la ciudad, salir a la calle es más peligroso que para el que vive en un pueblo porque tiene que enfrentarse a numerosos enemigos y mucho más peligroso que para un gato casero. Y es que la semilibertad comporta algunos inconvenientes.

Un gato que no sale de casa lo podemos tener mucho más controlado (siempre estando alerta con su salud y bienestar). Otra razón para tener controlado a nuestro gato es que si contrae alguna enfermedad, nosotros podemos estar expuestos a ella. Muchas enfermedades felinas no pueden pasarse a los humanos, pero hay otras que sí y lo más conveniente es estar bien prevenido. En el gato que vive en semilibertad, las precauciones todavía tienen que ser mayores que en la ciudad:

Precauciones para el gato que sale a la calle

Habitualmente, las personas que viven en ciudades tienen gatos acostumbrados a vivir en en interior y tienen menores necesidades de salir a fuera. Pero eso no quiere que nuestro gato, algún día, no tome la decisión de salir a explorar o que, por algún tipo de incidente, el animal se encuentre en medio de la calle. Un animal que no esté acostumbrado a salir, puede experimentar ciertos problemas, como sentirse desorientado y es muy fácil que se pierda, corriendo el riesgo de sufrir un accidente.

- La vacunación tiene que estar al día de manera muy rigurosa. Porque un gato que sale al exterior está expuesto a cualquier tipo de enfermedad y, si no está bien protegido, las posibilidades de coger alguna enfermedad son mucho más grandes.

- Igualmente, siempre que nuestro gato regrese a casa, deberemos hacerle una revisión exhaustiva. Esto nos permitirá darnos cuenta si ha cogido pulgas, sarna o garrapatas. Si vemos algún síntoma de estos parásitos, debemos actuar lo más rápidamente posible para eliminarlos. Las garrapatas se alimentan de la sangre de nuestros animales y, con sus picaduras, transmiten numerosas enfermedades. La sarna está producido por diferentes ácaros (Sarcoptes scabiei, Demodex canis) y produce un gran malestar. Las pulgas producen numerosas picaduras, pueden provocar grandes problemas cutáneos y pueden transmitir muchas enfermedades.

- Además de la inspección de parásitos, tendremos que mirar si nuestro gato padece algún tipo de traumatismo (golpe o caída) o corte.

- La semilibertad en el campo y la ciudad es diferente, por eso, los propietarios siempre deberán actuar de la forma más responsable posible. Cada vez más, encontramos en las tiendas arneses para llevar a nuestro gato de paseo. Este puede ser un buen sistema para compatibilizar la libertad y el modo de vida hogareño, aunque debemos estar seguros que nuestro animal esté a gusto con ello.

- Tanto si vivimos en el campo o en la ciudad, nuestro gato siempre debe estar identificado con el chip. Esto nos permitirá encontrar a nuestro animal si algún día se pierde.

- Para los gatos que gozan de libertad, es importante que tengamos cuidado con los collares, porque son muy peligrosos si el animal se engancha en algún sitio con ellos. Es por ello que es mejor el arnés o algún otro tipo de identificación.

* Información relacionada: Gatos callejeros / Gatos caseros / Gatos asilvestrados

Más información sobre el gato en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil