Hazte fan en Facebook

NIÑOS Y GATOS: PRECAUCIONES

Una vez hayamos tomado la decisión de tener un gato si tenemos un niño, sopesando las ventajas y los inconvenientes que esta decisión conlleva, es bueno que sepamos que debemos hacer en general cuando tenemos niños pequeños y gato/s y que es bueno que hagamos según la edad que tengan nuestros hijos.

* Información relacionada: Ventajas e inconvenientes de tener un gato si tenemos niños pequeños



Qué debemos y no debemos hacer si tenemos un gato y niños

Aunque es verdad que los niños y los gatos tengan una afinidad natural, es fundamental que establezcamos reglas básicas para evitar que ambas partes puedan correr riesgos con la llegada en casa de la nueva mascota.

Los expertos consideran que si tenemos un bebé no es momento de añadir un gato a la familia. Y si tenemos un niño de entre 4 y 7 años, podemos adoptar un gato que tenga entre 2 y 3 años, pues a esta edad, el gato ya es adulto y está preparado para convivir con niños pequeños.

Mostraremos a nuestro/s hijo/s como deben coger al gatito, tomándolo por debajo del pecho y dando apoyo a sus patitas, de modo que no cuelguen, que harían sentir mal al animal. Un gato que se siente seguro cuando lo cojamos en brazos, no intentará librarse.

La barriga es la parte del cuerpo del gato más sensible. Incluso puede llegar a arañar o morder el gato, si se le acaricia en esta parte del cuerpo, aunque si en principio parecía que le gustase. Enseñaremos a nuestro/s hijo/s en la/s zona/s que más le gusta a nuestro gato, como detrás de la oreja o bajo el mentón. El gato, pese a que no puede hablar como nosotros, sí que muestra lo que piensa con su lenguaje corporal y, a veces, con la voz.

Aunque en principio el gato es una criatura muy independiente, en realidad, le fascina ser el centro de atracción. El gato, como el perro, puede sentir celos con la llegada de un nuevo miembro en la familia. Dedicándole a nuestro gato unos minutos al día solo, lo evitaremos.

Nunca haremos el fallo de sacar el gato al exterior con la llegada de un bebé, pues el gato que sufra este trauma nunca será amigo del niño y cambiará a actitud hacia nosotros como muestra de su enfado.


Recomendaciones a seguir según la edad de nuestro/s hijo/s

En función de la edad del niño, podemos seguir, las siguientes recomendaciones:

- Bebés: No se debe dejar solo a un gato con un bebé bajo ninguna circunstancia, es cuestión de simple sentido común, pese a que el mito que dice que el gato es un riesgo grande para un bebe sea falso. Incluso podemos instalar una puerta de malla en la entrada del cuarto de nuestro bebé.

- Niños de entre 1 y 3 años: A esta edad, el niño puede ser una auténtica prueba de paciencia para cualquier gato. El gato puede arañar o morder si se llega a sentir apresado por el niño, aunque el gato pronto entiende que es mejor evitar a estas peligrosas criaturitas humanas. Evitaremos dejar solo a nuestro hijo con el gato y sería una buena idea instalar una puerta que impida su acceso en la entrada de la habitación del gato, para que puede nuestro gato tener un espacio propio. El que nuestra gato tenga un espacio donde se sienta seguro y libre de las travesuras de los niños lo ayudará a superar mejor la nueva situación.

- Niños de entre 3 y 6 años: A partir de esta edad, nuestro hijo puede comenzar a aprender a cuidar de su mascota y asumir algunas responsabilidades, pero siempre bajo nuestra supervisión. Imitando es como mejor aprenderá el niño en edad preescolar a jugar y cuidar a su gato. Si nuestro hijo acaricia al gato con delicadeza, le tenemos que hacer entender que lo hace bien acariciándole su brazo de la misma forma, y lo mismo vale cuando no se porta bien con su gato, pero con suavidad para que entienda que no es forma de tratar así al animalito.

* Información relacionada: Características del gato doméstico

Más información sobre otros animales de compañía en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil