Animales


...

Animales útiles y perjudiciales


LA HIENA







Características de la hiena


Nombre científico:
Crocuta crocuta
Nombre común:
Hiena manchada = Hiena moteada

Inglés: Spotted hyena
Francés:
Hyène tachetée
Alemán:
Tüpfelhyäne = Fleckenhyäne
Italiano:
Iena macchiata = iena maculata = iena ridens
Portugués:
Hiena-malhada

Clase:
Mamíferos
Orden:
Carnívoros

Familia:
Hyaenidae

Características:

- Peso: Entre 45 y 85 kg.

- Longitud: Hasta 1'6 m.

- Altura: 0'8 m

- Longevidad: 20 años en estado salvaje. Hasta 40 en cautividad.

- Hábitat: Sabana.

- Distribución: África subsahariana.

- Costumbres: Especie social, nocturna y territorial.

- Alimentación: Carnívora (gacelas, antílopes, ñúes, cebras, búfalos, roedores, liebres, pájaros, reptiles, termitas).

- Reproducción: Gestación 4 meses. Parto entre 2 y 4 crías.

- Enemigos: Leones.

Dibujo de hiena

Dibujo de hiena

Más características de la hiena


Sobre su aspecto físico:


La hiena manchada es la especie de hiena de mayor tamaño y también la más agresiva.


La hiena tiene las patas anteriores más largas que las posteriores, lo que le confiere una extraña postura debido a tener unos hombros altos y una espalda baja. Sus orejas son grandes y redondeadas, su cabeza es grande y su cuello es desproporcionadamente largo. De hecho, la hiena, con su torpe aspecto, es repulsiva a los ojos del observador. Sin embargo, hay que decir que para los pueblos africanos, este peculiar animal es tan despreciable como para los turistas europeos.


Su pelaje, basto y de tipo lanoso, es de color pardo con manchas negras, lo que le da el nombre a esta especie.
Un tercio de la cola de la hiena está compuesto de pelo.

Esta especie a la hora de andar apoya únicamente los dedos, por lo que se dice que es digitígrada como sucede con el gato o el conejo. La hiena presenta en cada mano 4 dedos con uñas no retráctiles.


Sobre su clasificación:


La hiena es un carnívoro como lo son el oso, el hurón o el tigre, por ejemplo.

A parte de la hiena manchada, existen otras 2 especies de hiena:
- Hiena parda (Hyaena brunnea).
- Hiena rayada (Hyaena hyaena)


Sobre su comportamiento:

La hiena manchada es conocida por su grito parecido al de una risa desagradable, por lo que, en italiano, esta especie se la conoce como iena ridens (ridere = reir).

Cuando se siente amenazada, la hiena despliega su crin para parecer más grande.

Este mamífero es un gran maratoniano y puede marchar a 10 km/h durante largo tiempo sin mostrar signos de cansancio. Además, es un buen velocista ya que puede alcanzar los 60 km/h. Sus capacidades natatorias también son muy buenas.

La hiena es un experto cazador nocturno. Dada su gran fortaleza, a menudo roba la comida a los guepardos, que la abandonan por miedo a perecer frente a este gran depredador.

Gracias al olfato, la hiena se procura el alimento y reconoce a sus semejantes. De hecho, es el olfato, junto con el oído, su sentido más desarrollado. Las hienas se reconocen entre sí olfateándose todo el cuerpo y en especial la zona del ano.

Este mamífero posee, en la zona anal, glándulas productoras de un líquido empleado para marcar el territorio.

La hiena vive en grupos controlados por una hembra. Los grupos, según la disponibilidad de alimento, pueden estar formados por hasta 80 individuos. Los machos, pese a que pueden estar dentro del clan, se encuentran más al margen de la sociedad de las hienas. Se dice que la sociedad de las hienas es matriarcal porque la hembra líder decide por todos los demás miembros. El rango jerárquico de una hembra dentro del grupo es heredado de la madre. La hembra dominante tiene la ventaja de tener a su favor el turno para comer.
Todo el clan de hienas va unido cuando se trata de defender su territorio o para cazar.

Algunos grupos no tienen un territorio fijo y se dedican a seguir a los animales migratorios de los que se alimentan. Las hienas tienen, dentro de su territorio, zonas comunitarias donde hacen sus necesidades.


Sobre sus adaptaciones:

La "fealdad" de la hiena y su torpe apariencia no es más que una adaptación al modo de vida de este animal. Por ejemplo, su pelaje, hirsuto, ralo y poco agradable al tacto y a la vista tiene la característica de desprenderse de la sangre, con lo que la hiena consigue mantenerse limpio el pelaje tras haber introducido su cabeza en el interior del vientre de sus presas. Esta adaptación nos recuerda a la de los buitres que no tienen plumas en el cuello para que no se ensucien demasiado de sangre y restos de carne.


El desproporcionado cuello de la hiena y sus patas anteriores más largas que las posteriores son una adaptación para transportar las presas hasta las madrigueras, donde esperan sus crías.

Este mamífero tiene unos grandes ojos preparados para la visión nocturna. Con ello, la hiena consigue correr a mayor velocidad que sus presas, que se muestran inseguras en la oscuridad de la noche.


- Ver Adaptaciones de los mamíferos



Sobre su alimentación:

La hiena es un animal carroñero. Sin embargo, también es una buena cazadora. En una sola comida, la hiena puede engullir hasta 15 kg de carne y hueso.

La hiena da caza, gracias a la ayuda del clan, a gacelas, ñúes y cebras. Sin embargo, puede cazar un individuo solo animales más pequeños como roedores, liebres, pájaros o reptiles.

Gracias a su poderosa mandíbula sujeta por una fuerte musculatura, este animal consigue roer los huesos más duros. Las muelas carniceras de las hienas son las piezas dentales más grandes y afiladas de entre todos los carnívoros terrestres. Sus jugos digestivos pueden digerir las estructuras óseas para aprovechar el tejido medular del interior de los huesos.

A menudo, la hiena localiza la comida siguiendo a los buitres o a los grandes felinos como los leones.



Sobre su reproducción:


La hembra de hiena manchada es más pesada que el macho.

Fuera de este aspecto, la hembra no se distingue del macho si nos paramos a ver sus órganos sexuales, puesto que su clítoris tiene la misma forma que el pene y está rodeado por dos sacos de tejido adiposo a modo de falso escroto. Se cree que esta particularidad de la hembra en cuanto a su sexualidad se refiere se debe a que de este modo gana protección contra otras hembras que normalmente se muestran agresivas con sus compañeras pero no con los machos. Antiguamente, se creía que las hienas eran hermafroditas por la forma de los genitales externos de las hembras muy parecidos a los de los machos. Por palpación de la zona del escroto se puede determinar el sexo del animal. Mientras que en la hembra únicamente hay tejido adiposo, en el macho se palparán los dos testículos.

La hiena se puede reproducir en cualquier periodo del año.

Es un animal polígamo, concretamente, poliginio, es decir, que un macho se aparea con varias hembras. El apareamiento en la hiena dura bastante tiempo.


Las crías nacen con los ojos abiertos, con un peso de 1'5 kg, y son de color completamente negro. Las crías de hiena para tener una mayor disponibilidad de comida luchan entre sí, lo que termina a menudo con la muerte de uno de sus contendientes.

La leche de hiena es muy energética. Tiene un contenido en proteínas y grasas cercano al 15%. Unos valores superados únicamente por algunos osos. A los 15 meses de edad, los pequeños son destetados. Al cabo de 2 ó 3 años de vida, las crías alcanzan la madurez sexual.


Sobre los lugares en los que vive:

La hiena vive en el África subsahariana, sobre todo en el Serengeti.

Actualmente, el área de distribución de la hiena es muy reducida comparado con el pasado, puesto que esta especie vivía en Europa, África y Asia. Sin embargo, no se encuentra dentro de la lista roja de la IUNC.

* Ver: Causas de extinción de los animales

La hiena vive en la sabana africana, en zonas abiertas y secas, refugiándose en
madrigueras abandonadas o en cuevas.


Sobre los peligros que le amenazan:


El ser humano caza la hiena para aprovechar su carne, pero sobre todo porque cree que es la responsable de las muertes de su ganado.


Sobre los problemas que causa:

No es inusual que la hiena ataque al ganado. Además, puede atacar al ser humano, especialmente si se encuentra enfermo.

Junto a estos importantes inconvenientes, se suma a este desgarbado animal la mala reputación si lo comparamos con el noble león.



Sobre su utilidad:

La hiena es el principal gran depredador en las zonas de África donde hay abundancia de ungulados. Este animal consume la totalidad de sus presas, con la excepción de los cuernos. Además, como animal carroñero que es, la hiena contribuye a la eliminación de cadáveres.


Curiosidades sobre la hiena:

Según una leyenda africana, las hienas sirven de cabalgadura al demonio que se sienta sobre su grupa en sus correrías nocturnas. Leyenda que explica porque estos animales tienen los cuartos traseros más bajos que los delanteros, a costa de soportar el gran peso del demonio.

* Ver más sobre: Hienas

Más información sobre otros animales salvajes en el listado superior.

 


El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com