Hazte fan en Facebook

EL HUSKY SIBERIANO

Perro de raza Husky siberiano

Características físicas del Husky siberiano

El Husky siberiano es un perro de talla media. Mide 60 cm a la cruz en los machos y de 50 a 56 cm en las hembras. El peso es de 20 a 27 kg para los machos y de 16 a 22 kg para las hembras.

Su cabeza es ancha y elegante y el cráneo es ligeramente redondeado. El stop está muy marcado. La trufa es de color negra en los perros de manto gris, negro y leonado; rojiza en los perros de pelaje cobrizo y clara en los que tienen el pelaje completamente blanco. Sus ojos son almendrados y dispuestos en diagonal y pueden ser azules o castaños. Sus orejas tienen forma triangular, las tiene erguidas y están próximas unas de otras y nacen en la parte alta de la cabeza. La cola del Husky siberiano es parecida a la de un zorro, pues es ancha en la base y sedosa.

Este animal tiene una expresión penetrante y astuta.

Su cuerpo es moderadamente compacto y está recubierto de un espeso pelo de longitud media. Su pelo no es tan largo como el Alaskan malamute, pero su capa tiene mayor variabilidad en su coloración.

Se admiten todos los colores de manto, como gris, negro, leonado, cobrizo o blanco.

Dibujo de husky siberiano

Dibujo de husky siberiano

-Ver más Dibujos de perros

Origen del Husky siberiano

El Husky siberiano es de origen americano, como el Alaskan malamute o el American Staffordshire.

Se cree que la historia del Husky siberiano comienza en 1908 cuando un mercader de pieles de Siberia llevó a Alaska 9 perros de distintas características que los perros locales, los Alaskan malamute.

El American Kennel Club reconoció oficialmente esta raza en 1930.

En 1932, se redactó el primer estándar oficial de la raza.

Carácter del Husky siberiano

El Husky siberiano es un animal vivaz, activo, sociable y afectuoso.

De adulto, se comporta de forma reservada.

Es una raza muy independiente del hombre y precisa de grandes espacios para poder moverse con completa libertad. Por ello, se adapta mal a la vida en un piso.

Utilidad del Husky siberiano (aptitudes)

El Husky siberiano es un perro de trabajo. Se le aprecia su función como perro de trineo, pero también puede ser un buen perro de compañía.

Este perro se hizo famoso en 1925 por salvar de la difteria a todo el pueblo de Nome, una localidad Norteamericana accesible únicamente en trineo.

Cuidados del Husky siberiano

Para mantener su pelo brillante hará falta cepillarlo dos veces por semana, pero no es necesario bañarlo ya que por naturaleza su pelaje rechaza la suciedad.

El Husky Siberiano es un perro que necesita hacer ejercicio. Necesita un espacio amplio donde poder moverse con comodidad.

No es una raza recomendada para climas cálidos.

Problemas de salud del Husky siberiano

Puede verse afectado de displasia de cadera pero sobre todo es necesario vigilar sus ojos. Puede desarrollar cataratas bilaterales, opacidades del cristal de la córnea y atrofia progresiva de la retina. Estas enfermedades les puede causar pérdida de agudez visual o ceguera.

Más información sobre el perro en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil