Hazte fan en Facebook

LOS LAGARTOS DEL DESIERTO

¿Qué lagartos viven en el desierto?

Tipos de lagartos del desierto

- Chuckwalla (Sauromalus obesus): El chuckwalla es un lagarto vegetariano de dimensiones notables (50 cm de longitud y más de 1'5kg de peso) propio de los desiertos americanos. Al amanecer y al atardecer, este extraño reptil abandona las grietas entre las rocas y sale a las matas próximas para alimentarse de flores y frutos. Debido a que el chuckwalla es un reptil estrictamente vegetariano (a diferencia del lagarto de cola espinosa), es uno de los lagartos que permanece más tiempo en reposo. Sólo se muestra activo desde marzo a octubre aunque las condiciones ambientales sean favorables el resto del año. Con este comportamiento, el chuckwalla consigue sobrevivir alimentándose únicamente de un tipo de alimento no siempre común en el desierto en todo el año. Las carencias que supone el tipo de dieta de este reptil, le impide reproducirse anualmente, por lo que tan solo las hembras efectúan la puesta cada dos años, pese a ser cubiertas por machos todas las temporadas. De hecho, el chuckwalla es un animal muy promiscuo y cada individuo de uno u otro sexo copula con varios pretendientes para asegurar la fertilidad de los huevos. Este reptil se defiende de los depredadores refugiándose entre las grietas de las rocas. Entonces, se sujeta firmemente con sus garras a las rocas para no ser arrastrado por su enemigo e hincha el cuerpo para intimidarlo al doblar casi su grosor. Si el depredador lo sujeta por la cola, ésta se desprende, pero en unas pocas semanas le nace otra nueva, aunque de menor tamaño.

Foto de gecko leopardo (Eublepharis macularius)

- Geckos: En el desierto del Sahara, son muy abundantes unos lagartos insectívoros llamados geckos. Los geckos son lagartos insectívoros emparentados con las salamanquesas. Existen 2 tipos de geckos: los geckos trepadores y los geckos corredores. Los geckos trepadores han desarrollado ensanchamientos adhesivos en sus dedos como ventosas para trepar con facilidad, mientras que los geckos corredores no tienen cojinetes adhesivos en los dedos y su comportamiento recuerda al comportamiento de las lagartijas. Sin embargo, los geckos son animales nocturnos. Estos reptiles con sus poderosas mandíbulas pueden capturar presas de tamaños considerables para su talla. Los geckos cazan insectos, escorpiones, arañas y escolopendras. Pese a que aparentemente los desiertos son lugares carentes de seres vivos, la realidad es que sobre su superficie aparecen una gran variedad de insectos y otros invertebrados arrastrados por el viento. Los geckos no dudan en dar caza a cualquier invertebrado que encuentran sobre la arena del desierto. Los geckos no defienden ningún territorio de caza y, en un mismo lugar, se pueden ver muchos de estos reptiles. Un gecko muy conocido entre los aficionados al mundo del terrario es el gecko leopardo (Eublepharis macularius).

* Más información:
Gecko leopardo

- Iguana del desierto (Dipsosaurus dorsalis): La iguana del desierto come hojas y flores pero en primavera se alimenta también de excrementos de roedores. No se oculta entre las rocas sino que pasa el día en la madriguera de algún pequeño mamífero o a la sombra de un arbusto. Vive en los desiertos del sudoeste de los Estados Unidos.

- Lagartija de las arenas (Acanthodactylus sp): La lagartija de las arenas son grandes corredoras que se alimentan principalmente de insectos. Este reptil es el vertebrado más abundante del desierto del Sahara, por lo que constituye un eslabón muy importante en la cadena alimentaria entre sus presas, los insectos, y sus depredadores, los vertebrados carnívoros u omnívoros. De hecho, la lagartija de las arenas es presa habitual de la mayor parte de los depredadores del desierto sahariano.

- Lagarto de cola espinosa (Uromastix acanthinuros): El lagarto de cola espinosa) posee una gruesa protección de agudas espinas que emplea como arma defensiva a modo de látigo. Este reptil presenta dos pautas de color: negruzca mezclada de gris arenoso o de color naranja y amarillo limón. Esta especie es vulnerable frente a los enemigos voladores. Frente a ellos, sólo le sirve de protección su coloración críptica (de camuflaje). Frente a los depredadores terrestres, la poderosa cola del lagarto espinosa le protege bastante bien. Es un lagarto vegetariano que come gramíneas, umbelíferas o compuestas. Pero también caza un gran número de escarabajos y saltamontes y grillos. Con el aporte en su dieta de alimentos de origen animal, el lagarto de cola espinosa puede sobrevivir en las épocas secas cuando escasean las plantas frescas. Este peculiar reptil vive únicamente en los desiertos de temperaturas elevadas. Cuando las condiciones ambientales no son las más adecuadas, el lagarto de collar se refugia en su madriguera de 2 metros de profundidad y 2'5 metros de longitud. Sale de su madriguera desde al mañana hasta el atardecer.

- Lagarto cornudo (Phrynosoma sp.): El lagarto cornudo está cubierto de puntiagudas escamas y posee 10 ó 12 afiladas prolongaciones córneas en la parte posterior de la cabeza. Como los camaleones, el lagarto cornudo tiene la capacidad de cambiar cu coloración a la del medio donde vive gracias a modificaciones automáticas de la disposición de los gránulos de pigmento de la piel. Si el suelo es rojizo, el lagarto cornudo se vuelve de color también rojizo. Si está sobre suelo gris, adopta una coloración grisácea. Además, al pasar del sol a la sombra cambia de color de más claro a más oscuro o viceversa. eL Lagarto cornudo tiene la capacidad de cambiar la coloración de su cuerpo para pasar inadvertida frente a sus enemigos y, sobre todo, para no ser descubierto por sus presas, los insectos. A parte del cambio en el color de su cuerpo, este reptil dispone de otro sistema defensivo para burlar a sus enemigos. El lagarto cornudo tiene la capacidad de expulsar un pequeño chorro de sangre por sus ojos cuando se encuentra realmente excitado. Como los sapos, este extraño reptil tiene la costumbre de enterrarse en la arena del desierto.

- Lagarto de cuentas o escorpión (Heloderma horridum): El lagarto de cuentas tiene un aspecto que recuerda mucho al monstruo de Gila, pero es de color más oscuro y es algo más grande. Se llama lagarto de cuentas por las escamas que recuerdan un poco a las cuentas de un rosario. Este reptil habita en los desiertos del oeste de México. Se alimenta sobre todo de huevos de reptiles y aves.

- Monstruo de Gila (Heloderma suspectum): El monstruo de Gila tiene el cuerpo alargado, la a cola gruesa y la cabeza grande y achatada. Sus ojos son muy pequeños. Sus cortas patas y su coloración amarilla o rosada sobre fondo oscuro le asemejan vagamente a las salamandras. El monstruo de Gila se mueve con lentitud, por lo que no puede cazar normalmente a los pequeños vertebrados del desierto y debe conformarse con capturar huevos, crías de pájaro y crías de pequeños roedores. Caza generalmente por la noche. Para localizar las madrigueras y los nidos, el monstruo de Gila se sirve del olfato gracias al órgano de Jacobson (también presente en las serpientes con la misma función). Cuando este reptil encuentra un rastro, lo sigue sacando la lengua bífida a cortos intervalos y recogiendo con ella las partículas de olor. Durante la estación favorable, cuando el alimento abunda, el monstruo de Gila aprovecha para comer todo lo que puede y engorda con rapidez y acumula en la cola reservas de grasa para sobrevivir en los momentos adversos de sequías y en el rigor invernal. Un monstruo de Gila puede sobrevivir sin comer durante varios meses pero su cola se va reduciendo de grosor hasta casi la mitad de su grosor máximo. Cuando el reptil vuelve a alimentarse, coincidiendo por ejemplo con la época de cría de los pájaros, su cola vuelve a recuperar el aspecto habitual.

* Información relacionada: Características de los lagartos

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil