Hazte fan en Facebook

EL LENGUAJE EN LOS ANIMALES

¿Cómo es el lenguaje en los animales?

El lenguaje no es exclusivo de la especie humana. Los animales también necesitan comunicarse con sus semejantes o con otros animales. Pese a que el lenguaje verbal es propio de los seres humanos, los animales pueden tener un lenguaje no verbal muy rico.

Si el lenguaje verbal nos separa del resto de animales, la comunicación no verbal nos une. Desde los insectos hasta las aves tienen sistemas de comunicación elaborada y compleja. Ello se debe a que de la comunicación depende que puedan o no sobrevivir.

Los chimpancés son los animales más próximos a nosotros y con ellos compartimos todo un repertorio de expresiones faciales y gestos.

El significado de las señales no verbales varía en función de la situación, como pedir alimento o solicitar ayuda.

Hormigas cazando

Foto de hormigas devorando un cadáver
(Gracias a su rico lenguaje no verbal,
las hormigas pueden llevar a cabo tareas
complicadas como la caza y la recogida
de alimentos
)

Muchas señales son típicas de una especie, por ejemplo, las aves de la familia de los patos o anátidas amenazan a los intrusos alargando y bajando el cuello.

El sonido en la comunicación animal

Los animales perciben el medio que les rodea a través de los órganos de los sentidos, es decir, los ojos, los oídos, la nariz, la lengua y la piel, que proporcionan los sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto, respectivamente. Gracias a los órganos de los sentidos, los animales se comunican mediante señales de tipo visual, auditivo, olfativo, gustativo y táctil.

Muchos animales tienen unos sentidos superiores al ser humano. Las aves, como las águilas, ven mejor que nosotros. Los perros tienen un sentido del olfato más desarrollado que el humano. Otros animales tienen sentidos que las personas no poseemos, como los tiburones que detectan los campos magnéticos terrestres para orientarse.

Pese a que existe una gran variedad de formas de transmitir información, después del olfato, el oído es el sentido más importante en la comunicación animal. Es especialmente importante la comunicación sonora en pájaros, cetáceos y primates.

Los animales para comunicarse con sus semejante usan un gran repertorio de sonidos, especialmente los animales sociales, puesto que los animales sociales necesitan un lenguaje más complicado que los animales solitarios para intercambiar información entre los individuos de su misma especie

Cada especie animal dedica una parte de los recursos sensoriales a la comunicación y el sonido en particular es una forma muy extendida de comunicación animal no sólo de los humanos. Los animales ladran, rugen, mugen, gorgojean, graznan. relinchan, etc.

Los mamíferos más pequeños chillan, mientras que los más grandes emiten unos sonidos mucho más potentes debido al tamaño superior de su cabeza que, como si fuese un instrumento musical, produce un sonido de baja frecuencia y, por lo tanto, más grave.

Sin embargo, estas formas de comunicación no constituyen un lenguaje en sentido estricto. Con la excepción de ciertos cetáceos, como las ballenas o los delfines, la especie humana es la única que posee un lenguaje formado por sonidos complejos. Algunos chimpancés en cautividad han llegado a aprender signos del lenguaje de los sordomudos, pero no son capaces de articular palabras. Los primates superiores no humanos tienen similar al nuestro pero menos desarrollado, por lo que no pueden hablar como las personas aunque se les enseñase.

El canto de las aves y de las ranas pueden tener dialectos cuando los individuos están separados por áreas geográficas determinadas.


Ejemplos de lenguajes sonoros en animales

Pese a que no existe ningún animal con una comunicación tan compleja como la del ser humano, algunos animales poseen sistemas de comunicación bastante sofisticados, con un lenguaje complejo, como es el caso de la ballena o el delfín.

Del más de un millón de especies animales que existen en el mundo, casi todas necesitan, en un momento u otro de su vida, comunicarse.

El lenguaje en las aves

Los pájaros carpinteros hacen un rápido contra una superficie que resuene, como el tronco de un árbol. Este tipo de sonido, hecho por los pájaros carpinteros machos, atrae a las hembras de su misma especie y, a la vez, repelente a los otros machos.

Los pájaros cantan por la mañana para marcar su territorio y decir a sus congéneres que les pertenece.

Algunas aves, como la cigüeña, castañetean el pico para atraer a las hembras.

El lenguaje en los mamíferos

Los gatos y el resto de felinos ronronean para expresar satisfacción.

Los lobos y hasta los perros domésticos aúllan sobre todo para mantener la manada cohesionada y como sistema de comunicación durante la época de apareamiento.

Los gorilas golpean su pecho como si fuese un tambor. Sin embargo, el gorila macho alfa emite hasta 22 tipos distintos de sonidos para dar a sus compañeros diferentes instrucciones, como "es hora de comer" o "sígueme".

Los elefantes emiten un sonido muy fuerte con su trompa, pues se dice que barritan. Sin embargo, sólo barritan en momentos de peligro o excitación y una madre para llamar a su pequeño se limita a golpear sus grandes orejas sobre un costado.

Los conejos, las liebres o los canguros golpean con sus patas posteriores el suelo como señal de alarma.


El lenguaje en los reptiles

Las serpientes de cascabel, a pesar de ser sordas, emiten sonidos con el repicar de sus cascabeles para advertir a sus enemigos.

Entre los reptiles, como serpientes, lagartos o cocodrilos, es habitual que silben para avisar a sus enemigos de su peligrosidad.


¿Por qué los animales tienen la necesidad de comunicarse?

Los animales emiten sonidos con distintas finalidades:

- La comunicación acústica les sirve a los animales para defender o delimitar su territorio. Este es el caso del canto de los pájaros o el canto de las ranas, por ejemplo.

- Los animales machos, como los sapos, los aves y distintos insectos, como las cigarras, también se comunican con sonidos para atraer a las hembras. El canto de cada especie animal es distinto para que no haya confusión entre individuos de distinta especie.

- Con el sonido, los animales avisan de su peligrosidad a sus enemigos, como la serpiente de cascabel o el elefante.

- Algunas aves, primates y otros mamíferos, como suricatas o marmotas tienen sonidos de alarma para advertir de una posible amenaza a sus compañeros. Los pájaros a parte de emitir cantos, pueden producir gritos de alarma, peligro o miedo.

Más información sobre la comunicación en los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil