Hazte fan en Facebook

LAS LOMBRICES INTESTINALES

¿Qué parásitos internos pueden tener nuestras mascotas?

Los parásitos internos más importantes de los gatos y perros son:

- Gusanos planos (tenias): Taenia taeniaeformis, Dipylidium caninum, Echinococcus multilocularis, Echinococcus granulosus, etc.

- Gusanos redondos (lombrices intestinales): Toxocara canis, Toxascaris leonina, Capillaria sp, Trichurus vulpis, Ancylostoma caninum , Ancylostoma tubaeforme.

- Protozoos: Toxoplasma gondii, Entamoeba histolytica, Isospora sp., Sarcocystis sp, Giardia lamblia, etc. En general, son protozoos parásitos los coccidios, los sarcosporidios o toxoplasmas

* Más información sobre: Tipos de Parásitos

Gusanos redondos en perros y gatos

Los gusanos redondos o lombrices intestinales son animales unisexuales, es decir, que hay machos y hembras. Este tipo de parásitos expulsa los huevos al exterior con las heces del animal que parasita y no son visibles a simple vista. Los gusanos pueden verse ocasionalmente en las heces o en los vómitos.

Las infestaciones por gusanos redondos en perros y gatos suele ser frecuente, especialmente en cachorros. Los gusanos se transmiten a menudo de la madre al cachorro cuando está en el útero o mientras su madre los cuida. De hecho, la mayoría de los perritos y de los gatitos se infectan con este tipo de parásitos en el nacimiento o en los primeros meses de vida.

Si se deja sin tratar, los gusanos intestinales de este tipo pueden causar sobre el cachorro un gran número de síntomas desagradables para él como vómitos, diarrea, malnutrición y estómagos dilatados.

Ascáridos en perros y gatos

El gato presenta como gusanos ascáridos, Toxacara cati (parásito exclusivo de los felinos) y Toxascaris leonina (ataca sobre todo al perro). El perro, además de verse atacado por Toxascaris leonina, se ve parasitado por Toxocara cati. Este parásito es el más importante porque es muy habitual en perros y puede causar infecciones que causan con la muerte de los cachorros jóvenes.

Los gatos adultos también pueden contagiarse nuevamente con gusanos redondos ascáridos al devorar sus presas, como roedores (ratones principalmente).

Las larvas de los gusanos ascáridos, sobre todo Toxocara cati, pueden ser albergadas por el ser humano y provocar problemas graves, como ceguera. Las larvas erráticas de los gusanos redondos del perro son mucho más peligrosas que las del gato.

Tricuros en perros y gatos

Los tricuros también son parásitos importantes de las mascotas Thricuris vulpis es un parásito intestinal de los perros.

La ingestión de los huevos microscópicos de este parásito provoca la infección. Los adultos son hematófagos, es decir, se alimentan de sangre y viven en el colon y ciego del huésped. Se trata de un parásito muy resistente.

Los animales infestados con tricuros tienen diarrea cíclica con estrías de sangre.

Ancilostomas en perros y gatos

Otro tipo de gusanos redondos de los perros y los gatos son los ancilostomas. Ancylostoma caninum es un parásito específico de perros y otros cánidos. Ocasionalmente, parasita a gatos. Ancylostoma baziliense parasita a perros y gatos. Ancylostoma tubaeforme es un parásito específico de gatos. Uncinaria stenocephala parasita a perros y gatos.

El perro o el gato ingiere los huevos directamente o al devorar pequeñas presas, como ratas y ratones, que albergan en sus músculos larvas extraviadas.

Los machos y hembras adultas adultos viven en el intestino de perros y/o gatos, donde chupan la sangre de de los pequeños vasos sanguíneos.

Las mascotas que sufren de estos parásitos padecen diarrea hemorrágica, astenia, no bebe agua, anemia, debilidad general, hemorragia interna.

* Ver más sobre: Lombrices intestinales en animales domésticos

Más información sobre Parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil