Hazte fan en Facebook

NUTRICIÓN DEL CONEJO

¿Cómo debe ser la nutrición del conejo?

El conejo no es un rumiante, por lo que sólo tiene un estómago y no realiza el comportamiento de rumia. No obstante, este mamífero herbívoro sabe aprovechar buen bien la fibra.

Dieta del conejo

El principal alimento del conejo está formado por hierbas y brotes tiernos de matas y arbustos. En invierno, cuando estos alimentos escasean, come la hierba seca, raíces e incluso la corteza de los árboles. De hecho, el conejo es un animal muy adaptable, que come una gran variedad de alimentos de origen vegetal, como hortalizas e incluso frutas.

Adaptaciones del conejo a la alimentación

- Variabilidad en la dieta: Este mamífero de talla media también da prueba de su adaptabilidad en cuanto a la alimentación el hecho de que, en muchos de los lugares donde ha sido introducido, se alimenta de plantas que no existen en su lugar de origen (la Península Ibérica).

- Labio especial: El conejo tiene el labio partido (labio leporino) y con capacidad prensil, ideal para seleccionar el alimento adecuado, es decir, para elegir bien la hierba, las hojas y las raíces.

- Doble ciclo digestivo: Como adaptación a la difícil digestibilidad de la materia de origen vegetal, el alimento que consume el conejo pasa dos veces por su tubo digestivo. La fibra menos digestible se elimina como heces duras y la restante, con mayor digestibilidad, se expulsa como cecotrofos para ser ingerida en lo que se conoce como cecotrofia.

- Mayor transito intestinal: El transito intestinal, que es la velocidad que tarda el alimento en ir desde la boca hasta el ano, en el conejo es muy rápido, lo que significa que este herbívoro puede aprovechar rápidamente el alimento e ingerir de nuevo con mayor rapidez que otro animal con una velocidad de transito intestinal menor.

* Información relacionada: Adaptaciones del conejo

¿Qué es la cecotrofia?

El conejo produce dos tipos de excrementos: los típicos redonditos, duros y marrón oscuros que se encuentran en los campos y otros más blandos y recubiertos de mucus, que el animal come rápidamente en los periodos de descanso.

El conejo ingiere sus propios excrementos en una práctica llamada cecotrofia, tomándolos con los labios a la salida del ano. Los cecotrofos están fermentando en el ciego durante unas 8 o 10 horas.

Estas heces tienen mucus para salir por el ano pegadas unas a las otras y facilitar la ingestión del conejo y protege a los cecotrofos de la degradación cuando pasan por el colon.

Rigurosamente hablando, el conejo no practica la coprofagia, pues no come sus heces duras, sino que este animal practica la cecotrofia.

Ventajas de la cecotrofia

Estos excrementos especiales, llamados cecotrofos, contienen el doble de proteínas, proteínas microbianas aprovechables para el conejo, aminoácidos esenciales, una gran cantidad de vitaminas, como riboflavina (vitamina B2), niacina (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), vitamina B12, vitamina K y minerales (Na, K...).

Ciclo digestivo del conejo

La digestión del conejo se realiza en dos partes. La primera parte del ciclo digestivo del conejo va de la ingestión del alimento hasta la formación y expulsión de los cecotrofos, que continua en la segunda parte del ciclo digestivo con la cecotrofia hasta la formación de las heces duras.

El estrés y los cambios bruscos de alimentación, sobre todo en el destete, pueden causarle al conejo problemas digestivos.

* Información relacionada: Cuidados del conejo

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil