Hazte fan en Facebook

PARÁSITOS DE LA RATA

¿Qué parásitos tienen las ratas?

Los roedores como transmisores de enfermedades

Los roedores pueden ser encontrados en todo el mundo, salvo la Antártida y Nueva Zelanda. Muchos roedores viven asociados al ser humano con el objetivo de encontrar alimento y refugio. Las ratas, con su actividad, provocan daños en los alimentos, el material eléctrico y en los edificios.

Los roedores participan en la transmisión de numerosas enfermedades a lo largo del mundo. Muchos de ellos tienen potencial zoonótico, lo que significa que pueden transmitir enfermedades a las personas, como leptospirosis, salmonelosis, toxoplasmosis, tifus... pero también parásitos, y parásitos de todo tipo.

¿Qué parásitos tienen las ratas salvajes?

En el sur de España, el nematodo o lombriz intestinal que se encuentra parasitando a la rata como forma más habitual de parásito interno es Nippostrongylus brasiliensis. En cambio, en otros países, como la China o Egipto, el parásito que cumple este papel es la tenia o cestodo de nombre Hymenolepis diminuta.

Sin embargo, este roedor puede tener muchos parásitos más en lo que se refiere a parásitos internos, como Toxoplasma, y sobre todo distintos parásitos externos, como la pulga de la rata Xenopsylla cheopis, además de piojos, garrapatas...

¿Cómo se estudian los parásitos en la rata?

Para conocer la prevalencia de los parásitos de la rata, es decir, entender en que cantidad afectan este animal que se comporta como una plaga, se tiene que capturar una buena muestra que sea representativa.

Para atrapar a las ratas se pueden usar trampas de captura viva de roedores, para lo que se atraen estos animales con cebos y se van recolectando. Se sacrifican con dietil éter. A continuación se procede a estudiar el porcentaje de animales que están parasitados de cada parásito, o lo que es lo mismo, la prevalencia de cada parásito de la rata.

Para ello, se procede a la necropsia de cada rata, para lo que se realiza una extracción del tracto gastrointestinal y del hígado y se fijan con formol al 10%, con el objetivo. Con ello se consigue realizar un examen parasitológico de parásitos internos. Las heces se centrifugan y se hacen flotar con sulfato de zinc, con el objetivo de hacer un examen microscópico de los huevos de lombriz intestinal.

Para efectuar el muestro de ectoparásitos, se recogen de las distintas regiones de la rata. Las muestras son anestesiadas individualmente con cloroformo al transferirse en un recipiente que contiene un algodoncillo impregnado en alcohol. Los ectoparásitos recogidos se mantienen en tubos de plástico que contienen alcohol etílico (70º) y son etiquetados para su identificación.

* Ver más sobre: Ratas portadoras de parásitos / Características de la rata

Más información sobre los roedores en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil