Hazte fan en Facebook

PARÁSITOS DE LAS GALLINAS

Si las gallinas se crían en libertad, aunque sea en un espacio un poco pequeño, es decir, dándoles la posibilidad de corretear, escarbar y revolcarse en el polvo, nos libraremos de muchos problemas relacionados con la salud, porque evitaremos el estrés en los animales, factor responsable de causar inmunosupresión, cuando el sistema inmunitario se vuelve ineficaz.

Con el objetivo de prevenir enfermedades parasitarias y de otro tipo, es fundamental que se respete de forma escrupulosa la higiene en el recinto donde tengamos a las gallinas, con una limpieza periódica y cuidadosa del gallinero, incluyendo la desinfección, y que les demos una alimentación equilibrada. La elección de razas de gallinas rústicas adaptadas para vivir al aire libre también es algo importante, en el sentido que permite tener animales mejor preparados y más resistentes.

 

Enfermedades de las gallinas debidas a parásitos

Los parásitos son un tema importante en la salud de las gallinas, especialmente durante los meses calurosos, ya que pueden llegar a matar una gallina con sus picaduras si hay una gran infestación.

Sin llegar a estos extremos, los parásitos son una molestia para las aves, ya que perturban la vida del gallinero, perjudicando el buen desarrollo de las gallinas, lo que dará unos animales con malas carnes, y la actividad de las gallinas ponedoras, disminuyendo la producción de huevos.

 

Parásito de la gallina y de otras aves en todo el mundo

Parásitos externos de las gallinas

Piojillos de las aves

Pese a que los ácaros (los piojos de las gallinas, o piojillos de las aves, no son insectos sino arácnidos de tipo ácaro) son muy pequeños, se pueden descubrir de noche (cuando salen de su refugio) enfocando la percha donde se posan las gallinas con una linterna.

Para evitar parásitos externos en las gallinas, como los piojos de las gallinas (Dermanyssus gallinae), se debe poner a disposición de las aves el baño de polvo, para que, aprovechando la costumbre sana que tienen estas gallinas de revolcarse en la arena, se puedan desprender de los posibles parásitos externos.

Cuando hay una invasión de piojos de las gallinas, se tiene que proceder a la desinfección del local y, al mismo tiempo, de las aves. Los piojillos de las aves se tratan con ectoparasiticidas, como ivermectina, permetrina o benzil benzoato. La madera puede ser tratada con creosota, teniendo en cuenta que es un producto muy tóxico.

También deberemos eliminar cualquier lugar donde el ácaro parásito se pueda esconder.

Parásito de la gallina y de otras aves en todo el mundo

Sarnas de las gallinas

Otros parásitos de las gallinas son la sarna desplumante y la sarna de las patas, causadas, respectivamente, por los ácaros de nombre científico Knemidocoptes loenis y Knemidocoptes mutans, que se tienen que aplicar un tratamiento específico para ellas, los acaricidas, como el Amitraz.


Piojos de las gallinas


Los verdaderos piojos de las gallinas es decir, aquellos que pertenecen a la clase de los insectos, son piojos de tipo masticador y están clasificados bajo el suborden de los malófagos.

Esta clase de parásitos se alimentan de las plumas y piel del ave.

Las gallinas pueden tener como piojos, el piojo del cuerpo de la gallina, de nombre científico Menacanthus stramineus y el piojo de la cabeza de la gallina, de la especie Cuclotogaster heterographa.

Los piojos se dan en las gallinas cuando se mantienen bajo una mala condición de higiene.

Un tratamiento adecuado para combatir los piojos de las gallinas son insecticidas adecuados para ellos, los piojicidas, como piretroides y amidinas.

En el mercado, existen repelentes contra piojos a partir de compuestos naturales, como spinosad, obtenido de la fermentación de la bacteria Saccharopolyspora spinosa; piretrinas, obtenidas de la planta conocida como piretro, de nombre científico Chrysanthemum cinerariaefolium y rotenonas, compuestos flavonoides obtenidos a partir de las raíces de papilionaceas tropicales, como el barbasco (Lonchocarpus utilis).

 

Parásitos internos de las gallinas

Ascaridiasis en las gallinas

Los parásitos internos más comunes de las gallinas son los áscaris o gusanos redondos que causan la enfermedad parasitaria conocida como ascaridiasis. Esta enfermedad se manifiesta con enteritis, diarrea, anemia, etc y está debida principalmente al parásito de nombre científico Ascaridia galli.

Como tratamiento contra las ascaridiasis en el mercado se encuentran los antihelmínticos de amplio espectro, es decir, formulados para distintos parásitos, como el Almendazol, el Fenbendazol o el Mebendazol.

 

Coccidiosis en las gallinas

Como enfermedades parasitarias más importantes de las gallinas debidas a parásitos internos tenemos la coccidiosis, diarrea roja o diarrea de sangre, causada por distintas especies de protozoos pertenecientes al género Eimeria. Esta enfermedad puede transmitirse a todo tipo de aves de granja.

Este parásito interno o endoparásito conocido como coccidio penetra en el tubo digestivo del animal y causa la destrucción de las células del tubo digestivo (llamadas enterocitos).

Este tipo de enfermedades de las gallinas llamadas comúnmente coccidiosis están debidas a altas densidades de aves en el gallinero y a una temperatura y humedad adecuada del sustrato, ya que la gallina se infecta cuando ingiere un ooquiste (estructura especial de los protozoos parásitos) desarrollado previamente en el suelo.

Se puede sospechar de la existencia de este problema cuando los pollitos se muestran apáticos y soñolientos.



Otros parásitos internos de las gallinas

Otras enfermedades parasitarias típicas de las gallinas son la verminosis pulmonar y las lombrices planas del intestino, como las raillietinas, un tipo de cestodo o tenia.

Estas enfermedades se pueden transmitir con facilidad entre las aves si se mantienen en camas permanentes o exteriores con hierba si han estado frecuentados por animales parasitados y no se han tomado medidas higiénicas antes de introducir un grupo nuevo de gallinas.

Para tratar a los animales enfermos o para prevenir infestaciones parasitarias, se utilizan los antihelmínticos de amplio espectro, como Albendazol, Mebendazol o Flubendazol.

* Información relacionada: Características de las gallinas

Más información sobre otros parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil