Hazte fan en Facebook

LA PERDIZ ROJA

Características de la perdiz



¿Cómo es la perdiz roja?

La perdiz roja es una gallinácea, como lo es también el faisán, el pavo, la gallina o la codorniz. Todas estas aves están emparentadas entre sí, pues pertenecen a la misma familia (Phasianidae).

La perdiz roja es un ave de tamaño medio que mide entre 35 y 40 cm de longitud. Tiene un aspecto rechoncho, con alas cortas.

La perdiz roja es de color parda y ocre, el pecho tiene manchas negras. El pico y las patas son rojizos.

Existen distintas especies conocidas como perdices de patas rojas:

- Perdiz de Chukar (Alectoris chukar)
- Perdiz griega (Alectoris graeca)
- Perdiz moruna (Alectoris barbara)
- Perdiz roja (Alectoris rufa): Es la especie más importante económicamente y la única autóctona de la Península Ibérica, aunque en las Islas Canarias también se encuentra de forma salvaje la perdiz moruna.

La perdiz roja se encuentra en laderas de montañas, zonas boscosas, cultivos de secano (como cereales, viñedos, olivares, etc), en zonas de vegetación baja.

La perdiz roja es muy gregaria. Según la época del año, este ave forma pareja, grupos familiares o grupos plurifamiliares.

La perdiz roja puede vivir hasta 6 años en cautividad.

 

Origen de la perdiz

La perdiz que se cría en las granjas proviene de la especie salvaje Alectoris rufa o perdiz roja.

* Ver: Domesticación de las aves de granja / Domesticación de los animales

 

Utilidad de la perdiz

La perdiz roja es el ave de caza más apreciada y la perdiz que despierta mayor interés económico. Se trata de la especie reina de la caza menor. Las perdices se crían en las granjas cinegéticas que son explotaciones ganaderas industriales dedicadas a la producción intensiva de especies cinegéticas (o especies destinadas a la caza) para la repoblación de terrenos o para el abastecimiento de explotaciones intensivas de caza.

En las últimas décadas, las poblaciones de perdiz roja han ido mermando en toda la Península Ibérica, lo que aumenta el interés económico de la especie para la repoblación de espacios cinegéticos.

El principal riesgo de la liberación de animales de granja es la posible transmisión de agentes infecciosos que pueden causar enfermedades graves en congéneres silvestres. Otro inconveniente de la repoblación de terrenos con animales criados en granjas es la hibridación de la perdiz roja con otras especies de perdiz (perdiz griega y perdiz de Chukar). Los descendientes de dichos híbridos son fértiles pero con menor capacidad reproductiva, mucho más dóciles que la perdiz roja pura y con una menor capacidad de adaptación al medio ambiente, por lo que es importante que los individuos criados en granjas cinegéticas sean de genética pura.

La perdiz roja macho también se utiliza como reclamo. El cazador introduce a su reclamo enjaulado en el territorio de la perdiz que desea cazar para que ésta se acerque a alejar al reclamo y poder abatirla.

La perdiz cazada se aprovecha para preparar platos exquisitos como son la perdiz roja de monte en escabeche, la perdiz roja de monte estofada o la perdiz roja de monte con trufas. Los huevos de perdiz roja también pueden ser destinados para el consumo humano.

* Más información: Animales de granja / Domesticación de las aves de granja

 

¿Qué come la perdiz?

Durante el primer mes de vida, la perdiz tiene una alimentación insectívora. Más tarde, se vuelve fundamentalmente granívora y come distintos tipos de grano, como trigo, avena, cebada..., además de hojas, bellotas, brotes, bayas, flores, etc.

* Más información:
Alimentación de los animales / Alimentación de las aves

 

Reproducción de la perdiz

La perdiz es un ave monógama y nidífuga, pues abandona el nido nada más nacer.

En la perdiz, a diferencia de la gallina, no hay casi dimorfismo sexual, por lo que es difícil diferenciar al macho de la hembra. Si bien, el macho es más grande y más pesado que su compañera.

Las luchas por la hembra son por el canto. La perdiz que canta más fuerte gana.

El periodo de apareamiento de la perdiz empieza en el sur en enero o febrero. En el norte, el periodo de reproducción empieza entre febrero y marzo.

 

Cuidados de la perdiz

En cautividad, es muy raro que la perdiz incube sus huevos. Y no es recomendable probarlo, porque, de ocurrir, suele provocar desavenencias en la pareja que se agravan con el nacimiento de los perdigones. Se puede recurrir a la presencia de las gallinas (enanas) para la incubación de los huevos, aunque de hacerlo así se incrementa el riesgo de transmisión de enfermedades.

Los polluelos de perdiz, llamados perdigones, podemos alimentarlos con un pienso especial para perdices recién nacidas llamado "pienso de inicio".

Las perdices de reclamo se pueden alimentar con pienso de mantenimiento.

* Ver más sobre: Perdiz salvaje

Más información sobre otros animales domésticos en el listado superior.


Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil