Hazte fan en Facebook

LOS PROTOZOOS PARÁSITOS DE ANIMALES

¿Que son los protozoos?

Los protozoos son unos seres microscópicos (que no se ven a simple vista), formados por una única célula (unicelulares), eucariotas (como los animales y las plantas), heterótrofos, porque tienen que alimentarse de otros seres vivos para subsistir.

Los protozoos pertenecen al reino de los protistas o protoctistas, pues no son ni plantas (reino vegetalia) ni animales (reino animalia).

Sin embargo, comparten características con las plantas y con los animales. Ello se debe a que, pese a ser organismos heterótrofos como los animales y alimentarse por ingestión, pero nunca forman una blástula (o estado temprano del desarrollo embrionario de los animales) durante su desarrollo embrionario. Con las plantas, comparten la característica de poseer el mismo tipo de célula, llamada eucariota, presenta núcleo y organelos definidos por endomembranas, célula distinta a la célula procariota, la típica de las bacterias.

Entamoeba histolytica es un protozoo parásito del perro, en forma de ameba

Estos seres diminutos viven en ambientes húmedos o directamente en medios acuáticos, tanto en aguas saladas como en aguas dulces. También hay protoozos de vida parásita.

* Información relacionada: Características de los protozoos / Diferencias entre los animales y las plantas / Alimentación de los animales

Características de los protozoos parasitarios intestinales

Los distintos protozoos parasitarios intestinales comparten una serie de características entre sí.

- Capacidad de infección del parásito dependiente de distintos factores: Normalmente, los animales jóvenes son los que se ven más afectados por estos parásitos. Ello es debido a que la mayoría de los protozoos parásitos intestinales infectan sobre todo los cachorros, ya que los perros y gatos adultos quedan inmunizados y en muy pocas ocasiones muestran síntomas de enfermedad. En cambio, los animales viejos, inmunodeprimidos, con una enfermedad crónica o las hembras en gestación o lactación se ven también bastante afectados por estos microorganismos patógenos.

También son más vulnerables a este tipo de parásitos los animales que viven en grupo, como los gatos o perros de criadero o los que son acogidos en algún refugio de animales y los animales mantenidos en condiciones higiénicas deficientes.

Se debe tener en cuenta que la capacidad de causar una enfermedad, llamada poder patógeno, también depende de la cepa o variante de un mismo parásito en concreto. También hay un mayor riesgo de infección en aquellos parásitos protozoarios de ciclo monoxeno, es decir, aquellos parásitos que completan su ciclo biológico en un único huésped, como Giardia intestinalis, Tritrichomonas foetus, Isospora sp. y Cryptosporidium sp.

En cambio, los gatos que cazan roedores y en general las mascotas que son alimentadas con carne o vísceras crudas son infectados sobre todo por parásitos de ciclo heteroxeno, es decir, con parásitos que en su ciclo biológico hay un huésped intermediario, como en Neospora caninum, Toxoplasma gondii o Sarcocystis sp.

- Infecciones parasitarias generalmente asintomáticas: Habitualmente, las infecciones por protozoos intestinales son asintomáticas, es decir, que no se manifiestan y, en el caso de que observan síntomas de enfermedad, la enfermedad se autolimita.

Cuando el animal infectado por un protozoo intestinal cae muy enfermo se debe a que puede estar también infectado por otros microorganismos patógenos, como virus o bacterias.

- Poca especificidad en la sintomatología de la enfermedad parasitaria: Los distintos tipos de protozoos parásitos causan síntomas de enfermedad muy parecidos entre sí, ya que normalmente estos síntomas de enfermedad son poco específicos. Por ello, el diagnóstico diferencial, o de exclusión de otras posibles causas de enfermedad, incluye un gran número de enfermedades parasitarias de este tipo.
- Aparición temprana de signos clínicos de enfermedad parasitaria:
En el caso de que el animal se muestre enfermo, los signos de enfermedad se manifiestan a los pocos días de producirse la infección por el parásito.

- Presencia de un periodo de prepatencia: Los parásitos tienen lo que se conoce como periodo de prepatencia, que se define como aquel periodo de tiempo que transcurre entre la entrada del parásito en el animal que actúa como huésped definitivo y su momento de madurez sexual en el que está listo para reproducirse y hay, por lo tanto, producción de huevos por parte del parásito.

Por ello, aunque una prueba de diagnóstico de protozoos intestinales no salga positiva no por ello se tiene que excluir la presencia de estos microorganismos patógenos, por que puede ser debido a que no ha transcurrido el periodo de prepatencia para aquel determinado parásito.

- Tratamiento antiparasitario complicado: El tratamiento contra protozoos parásitos intestinales es a menudo complicado, porque en el mercado o no hay medicamentos especialmente formulados para el protozoo parasitario en concreto o no existe un antiparasitarios protozoarios eficaz.

* Ver más sobre: Tipos de protozoos parásitos / Prevención y tratamiento de los protozoos parásitos

Más información sobre los parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil