Hazte fan en Facebook

REPRODUCCIÓN DEL CONEJO

Cómo se reproduce el conejo

¿Cómo es la reproducción del conejo?

El conejo es una especie polígama; concretamente en esta especie de mamífero hay poliginandria, en que el grupo de machos comparte sexualmente a las hembras.

Como el resto de mamíferos, el conejo tiene reproducción sexual, fecundación interna y sus miembros son animales dioicos, es decir, con sexos separados, en el que se pueden encontrar individuos macho y también hembras. Como en la mayoría de mamíferos, el conejo es vivíparo, es decir, que las hembra de esta especie paren crías ya formadas, que se han desarrollado en su vientre.

La gestación de la coneja dura unos 30 días. Poco después del parto, las hembras vuelven a entrar en celo, con lo que pueden volver a ser embarazadas. Se calcula que, en primavera, más del 80% de las conejas que amamantan crías se encuentran otra vez embarazadas.

Periodo de cría del conejo

El periodo de reproducción del conejo se concentra en la primera mitad del año, es decir, va sobre todo de febrero a agosto, durante el cual esta especie de mamífero se puede reproducir hasta 7 veces. El resto del año, los machos de conejo dejan de tener libido normalmente.

Se pueden ver hembras gestantes especialmente entre abril y junio.

Crías de conejo: Gazapos

Las crías de conejo, que nacen ciegas, desnudas y sin desarrollar, por lo que el conejo se dice que es una especie altricial, se llaman gazapos y son destetadas a las 4 semanas de vida. La madre sólo visita a sus crías en el nido unos pocos minutos al día, pero su leche es muy nutritiva.

Los conejos alcanzan la madurez sexual a los 9 ó 12 meses de vida. En estado salvaje, debido a la gran cantidad de animales que tiene esta especie, más del 90% de los conejos no supera el primer año de vida.

¿Por qué el conejo es tan prolífico?

Una sola coneja puede dar a luz a unas 30 crías anualmente. Ello se debe a que una coneja puede tener entre 5 y 7 partos al año, lo que depende de las condiciones ambientales y de la posición jerárquica de la hembra. En cada parto, la coneja puede alumbrar entre 1 y 9 crías, pudiendo tener 0hasta un máximo de 14 crías. El primer parto del año es el menos numeroso en cuanto a crías nacidas.

El conejo presenta una serie de adaptaciones reproductivas para conseguir una máxima economía durante la gestación y poder producir ese numero elevado de crías en el parto, mediante la ovulación inducida por coito y la reabsorción fetal.

El conejo tiene un eficaz sistema de reproducción para multiplicarse intensamente y superar así la presión que le ejercen los depredadores en la naturaleza. Por lo tanto, la alta prolificidad es para el conejo un sistema defensivo más, junto con otros como la velocidad, el salto, los comportamientos sociales de defensa.

El conejo doméstico es fértil incluso antes y puede reproducirse durante todo el año debido a que gozan de unas condiciones de vida más favorables, como una dieta más rica en nutrientes y un rango de temperaturas más favorable durante todo el año. Esta particularidad es muy útil para el granjero, que continuamente trata de obtener animales más prolíficos.

Características reproductivas especiales del conejo

Las conejas suelen aceptar a los machos incluso si no están a punto para ser fecundadas, como por ejemplo, durante el embarazo. Sólo pocos mamíferos, entre ellos el hombre, comparten esta característica indica una función social del acto del coito, además de la simple reproducción.

A diferencia de lo que sucede en la mayoría de mamíferos y como en la gata, la ovulación en la coneja está influida por el coito. La ovulación se induce por una descarga de hormonas hipofisarias que se libera debido a factores emocionales más que sensoriales.

En la coneja hay una alta mortalidad intrauterina. Alrededor del 60% de los embarazos no consiguen llegar a buen termino, aunque nunca hay expulsión del feto, pues, en realidad, hay una absorción de los embriones muertos. Este proceso de reabsorción fetal es muy rápido, pues puede durar sólo 2 días. Si una coneja pierde toda su camada, su ciclo sexual continua como si hubiese parido.

La causa de la gran mortalidad embrionaria en la coneja puede deberse a desequilibrios hormonales o por la falta de ciertos nutrientes. También se cree que puede deberse al estrés, a la densidad de población de los conejos o incluso al rango social de la propia conejo, tal y como demuestra el hecho de que las hembras dominantes tienen mayores éxitos reproductivos que las dominadas.

La coneja se utiliza como modelo de estudio para embriología humana debido a que la placenta de este animal comparte un rasgo típicamente humano, que es el de permitir su placenta un alto grado de contacto entre la circulación materna y la de los fetos.

* Información relacionada: Conejo salvaje / Conejo de granja / Conejo enano

Más información sobre la alimentación de los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil