Hazte fan en Facebook

Reproducción de los grillos

Reproducción de los ortópteros

El espermatóforo en los grillos y saltamontes

En los órtópteros, es decir, grillos, grillo-topos y saltamontes, el macho produce un espermatóforo (estructura que contiene espermatozoides utilizada como sistema de transmisión del esperma) mediante el cual los espermatozoides son introducidos en la espermateca de la hembra (órgano reproductivo de la hembra donde se almacena el esperma). Por ello, en los grillos y otros ortópteros, los espermatozoides no son introducidos directamente en las vías genitales femeninas sino que éstos se introducen normalmente, en el transcurso del acomplamiento o poco antes, a través del espermatóforo.

En los ensíferos, es decir, en los grillos, el espermatóforo es muy grande, normalmente globoso e implantado por el macho en el conducto de la espermateca por una especie de pedúnculo.

En los celíferos, es decir, en los saltamontes, el espermatóforo es pequeño, de forma tubular y representa una especie de conducto temporal a través del cual los espermatozoides del saco eyaculador del macho van hacia la espermateca y se fraccionan en dos trozos al acabar el apareamiento.

saltamontes

En la imagen: foto de saltamontes

La puesta en los grillos y saltamontes

La puesta de los huevos de los grillos se lleva a cabo gracias a su gran ovopositor, en el suelo o en los vegetales. Los huevos siempre son puestos aisladamente.

En cambio, la puesta de los saltamontes, también efectuada mediante su ovopositor, normalmente tiene lugar en el suelo y pocas veces en las plantas y nunca son puestos aisladamente los huevos.

Para poner los huevos, la hembra de saltamontes introduce en el suelo gran parte de su abdomen, ya que el ovopositor, dada su poca longitud, sólo sirve de barrena.

Los huevos de todos los ortópteros, es decir, grillos, saltamontes y grillo-topos son grandes y alargados.

Metamorfosis de los grillos y saltamontes

La larva que nace del huevo es de aspecto vermiforme (de gusano) porque está envuelta de una fina y delicada película, llamada corion. Inmediatamente tras nacer, la larva de ortóptero abandona dicha película, liberando los apéndices y presentándose desde los primeros instantes de su vida con el aspecto típico de los ortópteros.

Ello se debe a que los grillos, saltamontes y grillo-topos, es decir, los ortópteros tienen metamorfosis incompleta o hemimetábola, que consiste en un aumento del volumen sin cambios importantes en la forma corporal. Grillos y saltamontes se dice que son insectos hemimetábolos y paurometábolos, porque las formas juveniles tienen la misma alimentación que las adultas.

Estos pequeños cambios consisten sobre todo en la adquisición de los órganos de vuelo y de los órganos genitales.

Estos insectos completan la metamorfosis a través de 4 a 10 mudas, según la especie. A lo largo de su metamorfosis, los ortópteros pasan por 3 estadios: huevo, nimfa y adulto.

En algunas especies de ortópteros, como la langosta migradora (Locusta migratoria), se han observado casos de partogénesis accidental. La partenogénesis es una forma de reproducción que se basa en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas

* Información relacionda: Metamorfosis de los insectos

Más información sobre la reproducción de los insectos en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil