Hazte fan en Facebook

Cómo respiran los anfibios

Tipos de respiración de los anfibios

¿Qué tipo de respiración tienen los anfibios?

La piel de los anfibios es desnuda para permitirles respirar a través de ella con la llamada respiración cutánea. Pero los anfibios no sólo respiran a través de la piel sino que tienen la particularidad de respirar de otras formas. Éstas son: respiración branquial, respiración pulmonar y respiración a través de la cavidad oral. La combinación de los distintos sistemas respiratorios les permiten a los anfibios la adaptación al medio en el que viven.

En la respiración cutánea de los anfibios, el oxígeno pasa a través de la piel gracias al agua contenida en ella, ya que el agua sirve para hacer el intercambio de gases entre el animal y el exterior.

¿Por qué los anfibios tienen respiración cutánea?


Foto de piel de sapo común

Los anfibios tienen la piel desnuda para permitir la respiración cutánea

Los anfibios disponen de respiración cutánea para permitirles respirar cuando están dentro del agua, ya que estos vertebrados están muy relacionados con el agua. Estos animales utilizan el agua para reproducirse, como protección contra los depredadores y en la hibernación. Los anfibios realizan las puestas en el agua normalmente, se zambullen en el agua al menor signo de peligro y acostumbran a hibernar en el fondo de los estanques u otros puntos de agua.

Los anfibios fueron los primeros vertebrados que abandonaron la Tierra en la evolución de los vertebrados pero todavía mantienen una dependencia muy grande con el agua, tanto por su reproducción, como por su respiración, como por otros muchos rasgos de su modo de vida (hibernación, protección, etc). Pero principalmente, es la reproducción la que liga a los anfibios con el agua ya que los huevos de estos vertebrados no tienen ninguna estructura que los proteja de la desecación. Los huevos de los anfibios no tienen cáscara como los de las aves o los de los reptiles.

Además, en los anfibios, la respiración pulmonar no es tan eficiente como en los mamíferos porque sus pulmones no se encuentran muy divididos internamente. Los pulmones de los anfibios son pequeños y tienen poca capacidad pulmonar. Especialmente las salamandras tienen los pulmones rudimentarios y son unos sacos simples de paredes lisas y bien vascularizadas. Las ranas y los sapos tienen unos pulmones divididos en cámaras y tienen muchos pliegues que aumentan la superficie de contacto con los gases del saco y, por lo tanto, aumentan la capacidad de intercambio gaseoso.

En los anfibios, es la piel el principal órgano respiratorio como órgano que cubre una gran superficie. De forma general, a los anfibios, la respiración cutánea les permite cubrir la mitad de sus demandas de oxígeno.

¿Qué tipos de respiración utilizan los anfibios?

Los anfibios, cuando son renacuajos, respiran por branquias externas o internas, según la edad, pero también a través de la piel, igual como cuando son adultos. En llegar a la vida adulta, el anfibio suele sustituir las branquias por pulmones. De ahí que, los anfibios en ser adultos, una vez han finalizado la metamorfosis, respiren a través de los pulmones en lugar de las branquias.

Los anfibios adultos, además de la respiración pulmonar, tienen otros dos tipos de respiración: la respiración cutánea y la efectuada a través de la garganta o respiración bucal.

La respiración cuantitativamente menos importante es la que se realiza a través de la cavidad oral o garganta. Aunque la temperatura contribuye en la variación de la importancia de cada sistema respiratorio empleado por los anfibios.

Cuando los anfibios están a baja temperatura, respiran principalmente a través de la piel, por lo que pueden hibernan en el fondo de los lagos sin tener que subir a la superficie a tomar aire. Cuando aumenta la temperatura, también aumenta el metabolismo del animal, y por lo tanto, sus necesidades de oxígeno. Entonces, la respiración pulmonar se hace más importante. El sistema respiratorio es el más eficiente en tierra firme.

El sistema de respiración empleado en los anfibios depende a veces de la especie. Así por ejemplo, el ajolote adulto conserva la respiración branquial. Ciertas salamandras no poseen pulmones y dependen de la respiración cutánea, como las del género Bolitoglossa. En las ranas Centrolenidae, la respiración a través de la piel también es muy importante.

Más información sobre los anfibios en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil