Animales


 

 

 

 

Animales útiles y perjudiciales

 

LAS SERPIENTES DE CORAL







¿Cómo son las serpientes de coral?

 

Las serpientes de coral, o también conocidas como coralillos o rabos de ají, son unos reptiles de colores muy llamativos y brillantes. Se caracterizan porque están adornados con bandas rojas, negras, amarillas y blancas que van alternando.

Las serpientes de coral son serpientes venenosas de la familia de los Elápidos que viven en las zonas tropicales. Tienen un veneno muy potente

* Más información: Serpientes venenosas

Para distinguir una serpiente de coral americana de una falsa coral, nos fijaremos en sus anillos. Las serpientes de coral tienen juntos el color rojo y el amarillo. Las falsas corales tienen entre el rojo y el amarillo el negro.

Las serpientes de coral son serpientes de tamaño medio. Tienen una longitud de entre 50 cm y 70 cm, pero las serpientes de coral más grandes miden hasta 1'2 metros.

 


Tipos de serpientes de coral

 

Existen las serpientes de coral verdaderas y las falsas corales. Las verdaderas serpientes de coral son muy venenosas pero no suelen morder para defenderse. En cambio, las falsas corales no son venenosas y son más tímidas que mordedoras, pero su mordedura es muy dolorosa.

Las serpientes de coral verdaderas son las serpientes con la coloración de coral más venenosas que existen y pertenecen a los géneros Leptomicrurus, Micruroides y Mircrurus y todas ellas están agrupadas dentro de la familia de los Elápidos.

Las distintas especies de serpientes de coral son muy difíciles de distinguir entre sí si no se las ve juntas.

 


Costumbres de las serpientes de coral



Las serpientes de coral son nocturnas y solitarias. Pasan la mayor parte del día escondidas entre la hojarasca de las selvas, en madrigueras de animales o en troncos de árboles.

* Más información:
Animales de las selvas


Las serpientes de coral no son agresivas. Frente al acoso de un enemigo, prefieren huir antes de defenderse mordiendo.

 

 

Alimentación de las serpientes de coral



Las serpientes de coral se alimentan sobre todo de animales de sangre fría, como lagartos, otras serpientes, anfibios. También comen roedores e insectos.

Para cazar a sus presas, las serpientes de coral se acercan a ellas lentamente para sorprenderlas. Con ello, reducen las energías necesarias para alimentarse y minimizan el riesgo de ser descubiertas por un depredador.

Una vez ha mordido la presa, la serpiente de coral espera a que actúe el veneno para devorarla. El tiempo que tarda el veneno en actuar depende del tamaño de la presa, de la zona donde ha sido mordida la presa y de la cantidad de veneno inyectada.

Cuando la presa ha muerto envenenada, la serpiente de coral la traga entera empezando siempre por la cabeza.

La serpiente coral del este (Micrurus fulvius) se alimenta de serpientes excavadoras, además de lagartos.

 

Reproducción de las serpientes de coral

En verano, tiene lugar la puesta de entre 3 y 5 huevos alargados, pues las serpientes de coral son animales ovíparos, a diferencia de las serpientes de cascabel que son ovovivíparas.

Los huevos son puestos en agujeros y cubiertos con sustrato. Ciertas especies ponen los huevos debajo de las piedras o en troncos huecos.

La incubación de los huevos de serpiente de coral dura unos 2 ó 3 meses.

La serpiente de coral no cuida sus huevos como los cocodrilos. En el mundo de las serpientes, no existen cuidados parentales.

 

 

¿Dónde viven las serpientes de coral?



Las serpientes de coral viven en los desiertos norteamericanos y en toda la zona tropical y subtropical de América. También las podemos encontrar en Asia.

Existe un mayor número de especies americanas que asiáticas

* Más información: ¿Dónde viven los animales? / Animales de los desiertos

Estas serpientes viven en bosques, zonas con arbustos o pantanos. Las serpientes de coral pueden entrar en las zonas residenciales.

 



Enemigos de las serpientes de coral

 

A parte de otras serpientes, existen varias especies de animales que se alimentan de serpientes.

Entre las aves cazadoras de serpientes, tenemos las aves de presa (águilas, halcones) y otras aves, como cigüeñas o calaos.

Como mamíferos que comen serpientes, tenemos zorros, chacales, mofetas, mapaches, mangostas, erizos, jabalíes, etc.

Las tarántulas del género Grammostola comen serpientes entre otras presas. Existen ciertas especies de arañas que ocasionalmente pueden comer serpientes, como la viuda negra o la araña venenosa australiana llamada espalda roja (Latrodectus hasselti).

Los sapos de gran tamaño, como el sapo gigante (Bufo marinus), pueden comer en raras ocasiones pequeñas serpientes confundiéndolas con gusanos.

* Más información: Enemigos de las serpientes

 


Curiosidades sobre las serpientes de coral

 

Las serpientes de coral pertenecen a la misma familia que las cobras, por lo que son muy venenosas. Sin embargo, las principales muertes asociadas a mordeduras de serpientes de coral son accidentales porque son animales pacíficos que rara vez muerden.

Tras la mordedura, casi no hay dolor pero la muerte se puede producir en pocas horas porque se da parálisis respiratoria.

* Ver más sobre: Serpiente coralillo

 

Más información sobre los animales en el listado superior.

 


El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com