Animales


...

 

 

 

 

SERPIENTES MARINAS

 

 



Características de la víbora

Características de la anaconda

Características de la boa

Características de la pitón



¿Qué son las serpientes marinas?

Las serpientes marinas son unos de los ofidios más venenosos del mundo. También se trata de uno de los vertebrados más acuáticos que respiran aire.

Existen unas 60 especies de serpientes marinas agrupadas en 17 géneros. La serpiente marina más conocida es la serpiente marina amarilla, de nombre científico Pelamis platurus, por ser la que vive en una zona más amplia del planeta.

Las serpientes marinas pertenecen a la misma familia que las serpientes de coral, las cobras y las mambas, es decir, a la familia elapidae. Estos ofidios se clasifican en dos subfamilias: hydrophiidae y laticaudinae.

Aunque el ser humano, en sus primeros viajes por el océano, describió la existencia de monstruosas y enormes serpientes marinas, la ciencia nos muestra a unos reptiles de dimensiones mucho más modestas que distan mucho de los monstruos imaginados antaño. Sin embargo, no por ello son animales menos interesantes.

 

 

 

¿Cómo son las serpientes marinas?

Las serpientes marinas tienen un tamaño medio de unos 150 cm de longitud aunque hay especies más grandes.

Estos animales tienen unos ojos relativamente pequeños con una pupila redonda y la mayoría de ellos tienen ventanas de la nariz que se ubican en la zona dorsal del animal.

 

 

 

Tipos de serpientes marinas


Existen dos tipos de serpientes marinas, las serpientes marinas primitivas, llamadas kraits marinas, y las serpientes marinas modernas hydrophiidae.

Las serpientes marinas más primitivas que existen, llamadas kraits marinas, corresponden a las de los géneros Aipysurus, Emydocephalus y Laticauda y pertenecen a la subfamilia laticaudinae. Este grupo de serpientes marinas cuenta con alrededor de 5 especies de modo de vida anfibio. Están menor adaptadas a la vida marina. Necesitan salir a tierra firme para descansar y reproducirse mediante huevos. En cambio, son ágiles en sus desplazamientos en tierra firme. Su tamaño es menor que el resto de serpientes marinas y su anatomía está menos diseñada para la vida en el mar, ya que la cola y el cuerpo no tiene forma de remo tan marcada como el otro grupo de serpientes marinas, poseen escamas ventrales desarrolladas y las narinas las tienen situadas en posición lateral.

Las serpientes marinas de la subfamilia hydrophiidae nunca abandonan el agua ni para reproducirse ya que son extremadamente torpes en tierra firme. Sus narinas están situadas en posición dorsal y sus cuerpos y colas están aplanados lateralmente. Sus escamas ventrales están poco desarrolladas.

 

 

 

Adaptaciones de las serpientes marinas

Las serpientes marinas tienen una serie de adaptaciones para la vida en el mar relacionadas con su anatomía, su comportamiento o su fisiología.

Algunas de estas adaptaciones son la particular forma del cuerpo de estos reptiles adaptada a la vida en el agua, la técnica de caza en función del tipo de presas de estos animales y las adaptaciones relacionadas con su fisiología, como su particular reproducción o dentición.


* Información relacionada:
Adaptaciones de las serpientes marinas

 

 

 

 

Evolución de las serpientes marinas


Las serpientes marinas evolucionaron a partir de serpientes terrestres hace unos 200 millones de años en el periodo Triásico.

Otros reptiles marinos también existieron en el pasado, como los ictiosaurios (reptiles con aspecto de pez), los plesiosaurios (reptiles marinos gigantescos con aspecto de foca y cuello alargado), los mosasaurios (grandes lagartos acuáticos) y los teleosaurios (cocodrilos marinos).

Sin embargo, todos estos gigantes reptiles marinos están extintos en la actualidad y tan solo contamos en el presente como con las tortugas, las iguanas y las serpientes marinas.


* Más información: Evolución de las serpientes marinas

 

 

 

Dónde viven las serpientes marinas

Las serpientes marinas se encuentran repartidas por las aguas tropicales de los océanos Pacífico, Indico y Oceanía, en los mares calientes.

Ni en España ni en Latinoamérica, no se encuentra ninguna especie de serpiente marina.

Las serpientes marinas se encuentran en zonas costeras, desembocaduras de ríos e incluso en el mar abierto, como la serpiente marina amarilla. Generalmente, viven en mares poco profundos.

Incluso algunas especies de serpientes marinas se han aventurado en el interior de ríos hasta ser encontradas a 160 km de la costa o en lagos de aguas salobres.


* Información relacionada: Lugares donde viven los animales

 

 

 

Costumbres de las serpientes marinas



A diferencia de los peces, estos animales no tienen branquias, por lo que tienen que subir a la superficie periódicamente para respirar. Ello se debe a que las serpientes marinas tienen respiración pulmonar.

 

 

 

¿Qué comen las serpientes marinas?

 

Las serpientes marinas, como el resto de ofidios, son animales carnívoros.

Las serpientes marinas se alimentan generalmente de peces, como anguilas y morenas. También hay serpientes marinas que están especializadas en comer huevos de peces y algunas especies de serpientes marinas se alimentan de crustáceos y moluscos.

Para cazar sus presas, los peces, estas serpientes venenosas flotan sobre la superficie del agua quedándose inmóviles como si fuesen a la deriva para que se acerquen toda clase de pececillos acostumbrados a merodear alrededor de objetos flotantes en la superficie del mar. Cuando la presa se acerca lo suficiente, la muerde y espera a que el veneno haga el efecto.


* Información relacionada: Alimentación de las serpientes

 

 

Reproducción de las serpientes marinas



Una característica fundamental de todas las serpientes marinas es la reproducción ovovivípara. En la reproducción ovovivípara, los huevos se incuban dentro del cuerpo materno y salen al exterior a través del parto. Sin embargo, no hay relación alimentaria madre-hijo durante el desarrollo embrionario dentro del huevo en este tipo de reproducción.


* Información relacionada: Reproducción de las serpientes

 

 

Peligrosidad de las serpientes marinas


Cada año, ocurren una cantidad importante de mordeduras de serpientes marinas cuando el pescador vacía sus redes en las que estos pacíficos animales quedan atrapados. En otras ocasiones, estas serpientes son pisadas mientras el pescador camina en aguas turbias. También hay mordeduras cuando estos animales son capturados.

Normalmente, las serpientes marinas son pacíficas, pero otras se muestran agresivas y muerden a sus manipuladores a la mínima provocación o como consecuencia de ser manipuladas agresivamente.

Generalmente, estas serpientes venenosas inoculan una cantidad muy pequeña de veneno con su mordedura. Por ello, menos de la mitad de las ocasiones en las que se produce una mordedura de estas serpientes venenosas termina en envenenamiento. Los primeros auxilios a tener en cuenta en caso de mordedura son idénticos a los de cualquier envenenamiento neurotóxico con la aplicación de un vendaje compresor en todo el miembro afectado, reposo absoluto y visita al hospital más cercano lo más rápidamente posible.

 

 

Curiosidades sobre las serpientes marinas



Aspecto físico de las serpientes marinas


La serpiente más grande del mundo es Hydrophis spiralis o serpiente amarilla con una longitud máxima de 3 metros.

Microcephalis gracilis o serpiente de cuello largo tiene una cabeza muy pequeña y una parte anterior del cuerpo muy estrecha como sugiere su nombre común.

Todas las serpientes marinas, salvo las especies más primitivas, tienen las escamas ventrales, que sirven a las serpientes terrestres para la locomoción, reducidas de tal modo que apenas muestran diferencia con las del dorso. Sin embargo, las especies que se refugian en los corales como, como la Aypisurus, tienen escamas imbricadas para proteger su cuerpo contra el coral afilado.


Lugares dónde viven las serpientes marinas

Sólo una serpiente marina se ha adaptado al agua dulce. Se trata de Hydrophis semperi, serpiente marina que vive en el lago Taal, situado en el cráter de un antiguo volcán en la isla Luzón, en las Filipinas.

Otra serpiente marina, Laticauda crockeri, vive en un lago de agua salobre, en el lago Tenago de las islas Salomón.

La serpiente marina amarilla es la que tiene una mayor área de distribución de entre todos los reptiles, salvo algunas especies de tortugas marinas. En cambio, las dos especies de serpientes marinas anteriores, son las que viven en una zona más pequeña del planeta, porque tan solo se encuentran en sus dos lagos respectivos.

 

Comportamiento de las serpientes marinas

Las serpientes marinas son capaces de bucear hasta 150 metros de profundidad en inmersiones que duran desde 30 minutos en las kraits marinas hasta más de 2 horas en las Hydrophiidae.

Más información sobre otras serpientes en el listado superior.

 



www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com