Hazte fan en Facebook

LA TOXICIDAD DE LA ESCOLOPENDRA

¿El ciempiés es un animal venenoso?

¿Qué son los ciempiés?

Los ciempiés son unos invertebrados artrópodos agrupados dentro del grupo de los miriápodos, en el que también están los milpiés.



Foto de escolopendra
(Scolopendra cingulata)

ciempies

Foto de ciempiés cobrizo
(Lithobius forficatus)

Existen más de 3000 especies de ciempiés, 30 de las cuales son del género Scolopendra, las llamadas escolopendras.
Todos los ciempiés son venenosos; también los que no son escolopendras como el ciempiés cobrizo de arriba

Lo más característico de los ciempiés es su abundancia de apéndices locomotores o patas, exactamente tienen un par de patas por segmento corporal. Lo que les diferencia a los ciempiés de los milpiés y que les hace tener muchas menos patas es que los milpiés tienen dos pares de patas por segmento corporal en lugar de un par.

Las especies más grandes de ciempiés, y también los más peligrosos, se les llaman escolopendras. Este grupo de invertebrados tiene una mordedura venenosa que provoca bastante dolor en las especies más grandes.

* Más información: Características del ciempiés

¿Los ciempiés son venenosos?

Todas las especies de ciempiés, aunque sean muy pequeñas, tienen glándula de veneno, situada en la base del segmento de las patas modificadas, lo que significa que son capaces de inyectar veneno. Las escolopendras son criaturas ágiles y sumamente agresivas, con una mordedura dolorosa, lo que las hace bastante peligrosas.

¿Cómo es el veneno de los ciempiés?

Los ciempiés del género Scolopendra, llamados escolopendras, tienen un veneno especialmente activo. El veneno de estos ciempiés contiene compuestos tales como la fosfolipasa A y citolisina, además de una proteína cardiotóxica y serotonina. La fosfolipasa A tiene actividad hemotóxica y la citolisina es una sustancia muy tóxica para las células del cuerpo.

¿Los ciempiés son peligrosos?

Aunque la mordedura de los ciempiés más grandes (las escolopendras) es muy dolorosa, lo cierto es que no entraña ningún riesgo para la persona afectada, pues el daño es temporal y localizado y, pasado un tiempo, el veneno de la escolopendra deja de actuar en el cuerpo.

La mordedura de un ciempiés no entraña más problemas que dolor, inflamación severa y, en casos más graves, fiebre y debilidad, malestar general o un leve mareo.

Sólo en casos muy graves y rarísimos, se pueden producir, debido a la picadura del ciempiés, infecciones secundarias y necrosis superficial de la zona de la mordedura. Incluso se han llegado registrar casos aislados de muertes por la mordedura del ciempiés.

* Más información: Picaduras de insectos / Toxicidad del milpiés / Invertebrados venenosos

punto rojo Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil