Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Avena para bebés y niños

Propiedades del salvado de avena

BENEFICIOS DE LA AVENA PARA LOS BEBES Y NIÑOS

Características de la avena para los bebés y niños

La avena (Avena sativa) es un cereal de la misma familia que el arroz, el trigo o el maíz. La avena se puede comprar en distintas presentaciones: como cereal entero, copos de avena, muesli, salvado de avena y leche de avena.

salvado de avena y copos de avena
Foto de salvado de avena (izquierda) y copos de avena (derecha).

Propiedades de la avena

- La avena es muy rica en fibra: Se debe tener en cuenta que la avena puede ser un cereal indigesto para bebés y niños pequeños ya que contiene 10 veces más fibra que el arroz.

- Aporta hidratos de carbono de lenta absorción: La avena tiene un alto valor nutritivo debido a que aporta energía muy saludable proveniente de los hidratos de carbono. Además es muy completa a nivel de proteínas, vitaminas y minerales.

- Teóricamente, la avena no contiene gluten, pero todos los productos con avena están contraindicados para personas con enfermedad celíaca, porque la avena se manipula junto con cereales que contienen gluten.

Principalmente, la avena es un alimento que se debe dar con precaución a los niños debido a que su composición es muy distinta a otros cereales más ligeros como el arroz. La avena -sobre todo el salvado o los copos de avena- contiene mucha fibra.

¿Qué diferencia hay entre la avena y el arroz?

En los cuadros siguientes se muestra la diferencia entre los copos de avena y el arroz:

Composición nutricional de los copos de avena por 100g. Composición nutricional del arroz crudo por 100g.

Energía: 372 kcal.
Hidratos de carbono: 59 g
Grasas: 7 g.
Proteínas: 14 g.
Fibra: 10g. (muy alto)

Calorías: 365 kcal.
Hidratos de carbono: 80 g.
Grasas: 1 g.
Proteínas: 7 g.
Fibra: 1 g.

Avena para bebés: ¿Es adecuada?

No, la avena no es adecuada para bebés. El sistema digestivo del bebé es inmaduro para el alto contenido en fibra que contiene la avena. Por esta razón, los copos y el salvado de avena están contraindicados para bebés muy pequeños.

¿Cuándo se puede introducir la avena?

Teóricamente, la introducción del cereal entero y de la leche de avena se hacía a partir de los 8 meses, que es cuando se introducían los demás cereales con gluten. Esta precaución se hacía porque, de introducir el gluten en edades más tempranas, se podrían producir reacciones de alergia.

Sin embargo, los últimos estudios dicen que el gluten se puede introducir mucho antes y que no hay motivo para retrasar la introducción de cereales ya que no disminuye el riesgo de alergia. Por lo tanto, se puede dar avena al niño a los 6-7 meses, o cuando empiece la alimentación normal.

*Información relacionada: Tabla de introducción de los alimentos del bebé

Avena para niños pequeños

En niños pequeños se puede incorporar la avena, como un cereal más, dentro de las papillas, como un porridge, aunque teniendo en cuenta que es un alimento fibroso, se debe dar en pequeñas cantidades y aumentar progresivamente.

Se recomienda bebida de avena enriquecida con calcio.

Avena para bebés con estreñimiento

Los remedios contra el estreñimiento con avena pueden ser muy indigestos para el bebé, debido al alto contenido en fibra de la avena. El tipo de fibra que contiene la avena es soluble (betaglucanos) e insoluble (celulosas). Un exceso de fibra insoluble puede ser muy irritante para el sistema digestivo (tanto del bebé, como del adulto). En el bebé pueden producirse cólicos, meteorismo y molestias intestinales.

Para bebés y niños estreñidos es recomendable utilizar laxantes naturales menos fuertes, como las ciruelas secas hidratadas, pasas hidratadas, kiwi, compota de manzana, gelatinas caseras de agar agar con jugo de fruta, y tomar yogur bífidus. Siempre en poca cantidad e ir aumentando progresivamente, sólo si es necesario. Se debe tener precaución con la cantidad de fibra que se da a los bebés y niños, empezando con cantidades pequeñas.

Sobre todo, es importante hidratar los alimentos anteriores (ciruelas, pasas, etc.) y acompañar los alimentos ricos en fibra con abundante agua, para que la fibra se hidrate y ejerza su efecto. ¡¡¡Tomar mucha fibra y no dar agua podría producir tapones u oclusiones intestinales!!!

Avena para niños: ¿Cómo introducir la avena a los niños?

Se deben dar los copos de avena en cantidades muy pequeñas y bien cocidos, nunca secos o solamente hidratados. Para ello se procederá a hidratar los copos durante al menos 1 hora, o toda la noche, y se cuecen con leche o bebida vegetal para ablandarlos. Esta preparación se conoce como porridge o gachas.

gachas de avena
Foto gachas con copos de avena

La avena proporciona un alto valor nutricional ya que es muy rica en proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables, fibra, vitaminas y minerales.

A partir de los 2-3 años aproximadamente, cuando el niño coma de todos los alimentos, se pueden introducir todos los productos de la avena como galletas, etc. en la dieta habitual.

Los copos de avena y el salvado de avena (suplemento de fibra) son muy ricos en fibra y se deben dar en raciones equilibradas (la dosis de fibra que necesita un niño es mucho menor que la de un adulto).

Avena para niños obesos o con diabetes

Cuando los niños crecen, la avena se convierte en un alimento muy nutritivo ideal para su alimentación ya que le proporcionará mucha energía para su crecimiento. Conviene saber, por ejemplo, que los cereales de desayuno no son saludables y que es mucho mejor no darlos a ningún niño, esté obeso o no.

En su lugar, ofrecer avena puede ser muy recomendable.

Se recomienda que tomen avena especialmente los niños con:

- Antecedentes de diabetes u obesidad en la familia: Acostumbrar a los niños a tomar avena ayudará a que la consuman de forma habitual. Consumir avena diariamente previene contra la obesidad, la diabetes y otras enfermedades.

- Antecedentes familiares de colesterol, estreñimiento o cáncer de colon: El alto contenido en fibra de la avena ayuda a prevenir estas enfermedades. Habituar a los niños a consumirla a diario es un factor protector.

- Niños con estreñimiento: Tomar copos o salvado de avena con abundante agua. Se recomienda el muesli. Si hay estreñimiento crónico es adecuado consumir yogur bífidus a diario.

- Niños obesos: Constituye un alimento muy nutritivo y saciante, que evitará que picoteen entre horas. Se recomienda que toda la familia consuma los mismos alimentos para que el niño los acepte mejor. Se puede introducir en los yogures, ensaladas, batidos, cremas de verduras, etc.

No es recomendable la avena cuando hay algún tipo de enfermedades intestinales.

*Información relacionada:

- Plantas medicinales para niños

- Plantas peligrosas para niños

- Contraindicaciones de la avena

- Dietas para niños

- Cómo introducir nuevos alimentos al bebé

punto rojoMás información sobre remedios para los cólicos, estreñimiento y beneficios de la avena.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil