Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento de los sintomas del cáncer de piel

TRATAMIENTO BIOLÓGICO DEL CÁNCER DE PIEL

El tratamiento del cáncer de piel, debe iniciarse inmediatamente después de su diagnostico (a poder ser, en diagnostico precoz), para poder frenar su evolución lo antes posible y por lo tanto, evitar que empeore. En función del tipo de cáncer, se aplica un u otro tratamiento.

Terapias superficiales, cirugías poco invasivas y con pocos efectos adversos

En los tratamientos como el raspado y posterior cauterización, la crioterápia, la terapia fotodinámica (cirugía por láser) y en la cirugía de Mohs, es especialmente importante aportar las herramientas para poder regenerar la piel, los tejios y las mucosas, puesto que todas estas técnicas afectan a nivel cutáneo. Por lo que resulta indispensable realizar una ingesta considerable de alimentos, suplementos, plantas y otros remedios con un alto contenido en betacarotenos para la piel.

También podemos aportar vitamina C que además de ayudar a los procesos de cicatrización, estimula la inmunidad de nuestro organismo evitando que se produzcan infecciones por las heridas cutáneas ocasionadas por el tratamiento.

Podemos aumentar este efecto sobre la inmunidad con otras plantas y alimentos, que ayuden a potenciar nuestras defensas y por consiguiente conlleven una rápida recuperación. Además también podemos realizar un aporte de vitamina E, que nos proporcionará lubricación y un importante efecto antioxidante contra los radicales libres.

Tratamiento de la sintomatología del cáncer de piel en la cirugía invasiva

Al realizar la cirugía, en función de lo grande que sea la tumoración puede quedar un "vacío" o un agujero, de dimensiones considerables, por lo que habitualmente se realiza un trasplante de piel de otro lugar del cuerpo e injertarlo en la zona donde se ha extirpado el tumor.

Para minimizar la sintomatología de la cirugía, del trasplante, mejorar cicatrización y regeneración de mucosas y otros tejidos podemos realizar las mismas indicaciones que en el apartado anterior, es decir, aportar betacarotenos, vitaminas antioxidantes, cicatrizantes y lubricantes, pero con especial importancia en potenciar la inmunidad, ya que es un tratamiento más invasivo, es decir, la herida es más profunda y por lo tanto, tiene más posibilidades de sufrir una infección, además de que necesitará más nutrientes para regenerar el tejido dañado.

Es de vital importancia aportar la cantidad de proteína necesaria a nuestra alimentación, ya que la proteína esta formada por aminoácidos y los aminoácidos son requeridos por nuestro organismo para poder generar la musculatura (tejidos) entre otros muchos procesos importantes.

Tratamiento de la sintomatología del cáncer de piel en terapias invasivas y con efectos secundarios adversos importantes: Inmunoterapia, Radioterapia y Quimioterapia

Al tener que someterse a terapias que generan importantes efectos secundarios, como la inmunoterapia, la radioteriapia, la quimioterapia o una combinación de ellas, además de las afectaciones a nivel cutáneo producidas por la propia sintomatología previa del cáncer, debemos contemplar, prevenir e intentar evitar al máximo, las posibles y habituales consecuencias a nivel cutáneo, como pueden ser quemaduras producidas por la intensa irradiación en casos de radioterapia.

Para minimizar estas consecuencias y esta sintomatología a nivel general, se puede realizar una alimentación rica en alimentos antioxidantes (citados anteriormente), alimentos ricos en betacarotenos que regeneran los tejidos y las mucosas de nuestro cuerpo, alimentos ricos en vitamina C que ayudan a sintetizar colágeno, a cicatrizar tejidos y heridas, ayudan a estimular nuestro sistema inmunitario.

Algunos alimentos antioxidantes por su contenido en vitamina C, betacarotenos (pro-vitamina A), vitamina B9 y flavonoides, son frutas como las fresas y otros frutos rojos redondos y pequeños, las naranjas o los limones y demás cítricos. El polen, el germen de trigo y la levadura de cerveza también tienen acción antioxidante de la piel, en el caso de la levadura también tiene efecto desintoxicante porque favorece la eliminación de las toxinas.

Los efectos secundarios de la radioterapia, varían en función de la zona irradiada y de la tolerancia de la persona afectada.


Sintomatología más común de la piel

Entre la sintomatología más común que suelen provocar estos tratamientos, podemos intentar minimizar dichos síntomas con la ayuda de diferentes remedios, con diversas acciones:

Remedios para las afectaciones y la nutrición a nivel cutáneo.

Para aliviar la sintomatología de irritación de la piel, por ejemplo después de una sesión de radioterapia, se puede aplicar:

- Un paño con la infusión de tilo.

- Un paño con la decocción de tréboles o también de malva.

- También se puede aplicar directamente en la piel aceites de caléndula o si se prefiere de olivo.

- Un paño con la infusión de celidonia

Para nutrir intensamente la piel, también se pueden aplicar remedios en forma de cataplasmas y paños (empapados con la infusión) de plantas como: la hamamelis, el fresal, el rosal, el tilo, el aloe y la zanahoria.

Remedios para las úlceras y heridas de la piel

Para aliviar la sintomatología provocada por las ulceras y heridas del tumor de la piel, se pueden aplicar:

Planta

Preparación

Agrimonia

Paño con la infusión

Manzanilla

Paño con la infusión

Nogal

Paño con la infusión

Romero

Paño con la infusión

Hiedra

Paño con la infusión

Equinácea

Paño con la infusión

Berro

Cataplasma

Acedera

Ungüento

Caléndula

Paño con la decocción

Cardo

Paño con la decocción

Hipérico

Aceite

Remedios contra la proliferación de las células malignas.

Se pueden consumir alimentos con efecto antimitótico. La acción antimitótica, significa que inhibe el proceso de multiplicación de las células y por lo tanto, inhibe su diseminación o metástasis. Es decir impide que el cáncer se extienda a otras partes del cuerpo

Entre los alimentos antimitóticos tenemos el brécol, la col y coliflor, el tomate, algunos cítricos como las naranjas y los limones, también las uvas y las ciruelas. (Véase más información en "Cáncer y alimentación" en el listado superior"

Aunque también se puede aplicar de forma externa la resina de la raíz de una planta llamada podófilo, con el mismo efecto antimitótico, y que se aplica en las tumoraciones de pequeño tamaño de la piel.

Además, todas las afectaciones o cualquier síntoma que presente cada persona en su caso particular, también deberá ser tratado de forma individual, con tal de proporcionarles la mejor y el más especifico e individualizo tratamiento. Cuanto más personal y adaptado sea el tratamiento, más probabilidades hay de que la persona responda mejor a él.


Más información sobre el cáncer de piel y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil