Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

EFECTOS DE LA CHIRIMOYA

(Annona cherimola)

EFECTOS DE LA CHIRIMOYA

Los efectos adelgazantes de chirimoya

La chirimoya se recomienda generalmente para reducir el peso o para dietas bajas en calorías, a causa de su bajo contenido en grasa. Esta es una de las razones principales de consumo de chirimoya en los países occidentales. A parte de esto, la chirimoya contiene una gran cantidad de potasio (382 mg / 100 g) que ayuda a evitar la retención de líquidos.

A pesar de que estos atributos son parte de la verdad, sin embargo, debemos recordar que la chirimoya, al igual que todas las frutas, es baja en grasa pero rica en azúcares, por lo que deben ser consumidas en las cantidades recomendadas. Debemos tener en cuenta que 100 gramos de chirimoya nos proporciona 94 kcal, que es mucho más, por ejemplo, que 100 g de peras (59 kcal) o 100 gr de manzanas (59 kcal) y similar a 100 g de plátano (92 kcal).

Propiedades de la chirimoya

Al igual que con el resto de las frutas, tenemos que comer las cantidades adecuadas de chirimoya y no excesivamente, ya que al comer demasiada fruta, sin importar qué fruta comamos, vamos a ganar más peso que a perderlo.

Efectos contra las células cancerígenas

Se ha demostrado que en las hojas y el tallo (no la fruta), de un pariente cercano a las chirimoyas, contiene una sustancia con efecto “acetogenino” que ayuda al tratamiento de algunos cánceres, por actuar contra algunas células cancerígenas y sin afectar negativamente a las células sanas.

Su efecto se basa en interferir en la acción de las encimas, evitando que actúen.

Toxicidad de las semillas

La chirimoya tiene propiedades antimicrobianas, que suelen utilizarse en aplicaciones farmacéuticas.

Las semillas de las chirimoyas tienen un alto contenido en alcaloides, por lo tanto, resultan toxicas en cantidades altas. Si se trituran se pueden llegar a usar como insecticida.

Efectos calcificantes

A menudo, la chirimoya se recomienda para las personas que tienen que tomar un aporte extra de calcio, debido a un posible déficit. Si bien es cierto que su contenido de calcio es considerable, el contenido de calcio en los cítricos es mayor. por lo que se deberían comer más cítricos, si queremos aumentar la cantidad de este mineral. (La chirimoya contiene 23 mg de calcio en 100 g; las naranjas, 40 mg)

El contenido de calcio en las naranjas es casi el doble que la de la chirimoya y el contenido de fósforo de este cítrico es el adecuado para que le proporcione un efecto calcificante superior. La relación calcificante de la naranja es de 1,9; la relación de la chirimoya es 0,37. De hecho, la chirimoya debería ser considerada un alimento descalcificante, en lugar de una comida calcificante.

Efectos antioxidantes

Por su contenido en vitaminas, concretamente por su contenido en vitamina C, nos aporta beneficios a nivel de cicatrización.

En el caso de la vitamina A, nos protege la vista y el estado de los tejidos de nuestro cuerpo.

Por su contenido en vitaminas del grupo B, nos ayuda al desarrollo mental y en el de crecimiento.

Además, conjuntamente tanto la vitamina C, la A como la E, son antioxidantes, que nos proteje de la oxidación provocada por los radicales libres, evitando un envejecimiento prematuro de la piel, mucosas y celulas de todo el cuerpo.


Más información.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil