Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

SÍNDROMES POSTANASTOMOSIS EN CIRUGÍA DIGESTIVA

POST-OPERATORIO DE CIRUGÍA DIGESTIVA: SÍNDROMES POST-ANASTOMOSIS

Estasis de la Y de Roux

Después de haber sido sometido a una anastomosis mediante la técnica de Y de Roux, en algunos casos, aparece una disfunción del peristaltismo de la parte yeyunal del intestino, provocada por la resección de éste.

Esta disfunción altera el ritmo normal del transcurso del bolo alimenticio por el tracto digestivo y puede comportar una serie de síntomas molestos como por ejemplo, dolor abdominal post ingesta del alimento, falta de apetito provocada por una saciedad precoz, retención (lentitud) del bolo alimenticio, sensación de nauseas y vómitos, etc.

Además del ritmo peristáltico, también se ve alterada la flora bacteriana del conducto anastomosado al yeyuno. Estas dos afectaciones, se convierten en factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer en el muñón gástrico.

Cáncer del Muñón Gástrico

Cuando se debe realizar una resección parcial del estomago, para poder extirpar una afectación, herida, ulcera, tumoración benigna y prevenir así la posibilidad de que se transforme en una afectación maligna, al cabo del tiempo, sobre los 5 años, puede aparecer el denominado adenocarcinoma primario o cáncer del muñón gástrico.

Este tipo de carcinoma aparece en la parte del estomago que no fue extirpada, tras realizar una cirugía a nivel gástrico con posterior reconstrucción tipo Billroth I o Billroth II.

Aparece por causa del reflujo alcalino de la parte del duodeno que ha sido mantenida (no ha sido extirpada), que a falta de la funcionalidad o directamente de la extirpación de la válvula del píloro, parte de las sustancias que segrega y contiene el duodeno, van hacia el estomago en vez de ir en su dirección habitual, es decir, hacia el intestino, causando dicho reflujo y favoreciendo la aparición de dichas afectaciones.

Si finalmente, aparece el adenocarcinoma, suele realizarse una gastrectomía total para eliminar el cáncer y los ganglios linfáticos que puedan verse afectados y evitar que el cáncer pueda extenderse al resto del organismo.

Diferencias en las posibilidades de padecer cáncer post-operación gástrica entre Billroth I y Billroth II

Inicialmente las probabilidades de que aparezca el cáncer después de la cirugía, (dependen de múltiples factores) varían en función del tipo de Billroth que se a realizado en la reconstrucción.

Es decir, si se ha realizado una gastroduodenostomía tipo Billroth I, los riesgos a corto tiempo de que aparezca un carcinoma son más elevados pero se mantienen (no aumentan las probabilidades), en cambio con una gastroyeyunostomía tipo Billroth II, los riesgos de que aparezca este carcinoma son inferiores durante las dos posteriores décadas, pero se cuadriplican pasado ese tiempo, en comparación a las probabilidades que presenta el Billroth I en el mismo periodo.

La explicación de estas diferencias reside en la metodología empleada, con ambas anastomosis: existe un reflujo de las sustancias del duodeno del intestino delgado, pero, en el tipo Billroth II, este reflujo es más acusado, con lo que, al principio, las afectaciones son menores pero, pasado un tiempo, las posibles complicaciones se han ido desarrollando y puede llegar a presentar carcinoma más fácilmente.


Más información sobre el cáncer gástrico.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil