Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

DIARREA, DISFAGIA Y ATONÍA EN CIRUGÍA DIGESTIVA

POST-OPERATORIO DE CIRUGÍA DIGESTIVA

Síndromes post-vagotomía

La sintomatología que aparece después de realizar una vagotomía suele ser la disfagia a sólidos, es decir, dificultad para tragar. Además, se produce también una excesiva rapidez en el vaciado del contenido gástrico y una consecuente e importante diarrea. Dependiendo del tipo de resección que se haya realizado en el nervio vago puede afectar al tono muscular del estomago.

Los síntomas más habituales después de una vagotomía suelen ser:

- Disfagia (Dificultad para tragar los alimentos)

- Diarrea (Heces demasiado blandas)

- Atonía gástrica (Falta de fuerza en los músculos digestivos)

Disfagia a sólidos

Cuando aparece disfagia a sólidos tras la operación de vagotomía, se debe a una alteración o fallo en los nervios esofágicos, que debieran y no pueden, transmitir la acción de relajarse al anillo esofágico en el momento de deglutir el alimento, se denomina acalasia.

También se puede observar que la parte media del esófago se ensancha mientras que la parte inferior se estrecha. Sucede al cabo de unas dos semanas después de la operación, concretamente cuando se pretende realizar la introducción de los alimentos en estado solido en la dieta del paciente.

Cuando aparece por problemas nerviosos (y no es por degeneración) suele remitir con el paso del tiempo, sino mejora se puede optar por una cirugía que mantenga el conducto abierto, mediante la dilatación al implantar alguna estructura.

Diarrea por excesiva rapidez en el vaciado del contenido gástrico

Tras la vagotomía, suelen aparecer trastornos intestinales, por falta o fallo de la acción nerviosa que regulaba dichos movimientos y acciones. Uno de los trastornos más habituales suele ser una intensa, explosiva e imprevisible diarrea.

Suele mejorar si realizamos una alimentación con poco líquido, con alimentos probióticos, como los yogures, y prebioticos como la fibra soluble, con fármacos antidiarreicos (como la Loperamida) y también se suelen administrar dosis de antibióticos, por si la causa fuera por un aumento desmesurado de la flora bacteriana.

Si, a pesar de ello, no remite, se puede optar por una cirugía que mediante una pequeña parte del intestino delgado, concretamente del yeyuno, unido a un músculo fibroso del duodeno, puede llegar a disminuir casi el 90% de la frecuencia diarreica.

Atonía gástrica

Tras una vagotomía troncal o selectiva (no sucede en la superselectiva) se produce una atonía de las mucosas del estomago, que provoca que los alimentos con textura liquida, tengan un ritmo acelerado y se absorben más rápidamente, pero a los alimentos de texturas más solidas, les sucede lo contrario.

Es decir, al realizar una resección del nervio vago, los estímulos no se transmiten al estomago y se pierde su capacidad de contracción y descontracción. En el caso de los alimentos líquidos y bebidas, esto implica un aumento de la velocidad en la que llegan del estomago al intestino. Pero en el caso de los alimentos sólidos, implica que no existe movimiento peristáltico suficiente como para que se movilicen correctamente y lleguen al intestino.

En el caso de los líquidos, puede provocar síndrome dumping y en el caso de los sólidos, puede provocar saciedad precoz y dolor, en ambos casos, una de las posibles consecuencias que puede acabar ocasionando, es un estado de desnutrición severa.


Más información sobre el cáncer gástrico.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil