Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

VAGOTOMÍA Y ANTRECTOMÍA

TIPOS DE CIRUGÍA PARA PROBLEMAS DIGESTIVOS

Vagotomía y antrectomía

Vagotomía y antrectomía, son dos intervenciones quirúrgicas. La vagotomía es una extirpación a nivel nervioso, es decir, se extirpa el nervio vago.

El nervio vago inicia en el cuello y desciende hacia el tórax. A ese nivel la rama que surge por la izquierda y se llama nervio vago anterior, es más grueso y se puede observar fácilmente delante de la parte más inferior (más abdominal) del esófago hacia el estomago.

También tiene otra rama que surge por la derecha, llamada nervio vago posterior, que es más fina y se localiza en la misma porción del esófago con la arteria aorta y que va hacia estomago, intestinos, hígado, etc.

Funciones del nervio vago

Una de las múltiples funciones de este nervio, es la de mantener el correcto funcionamiento del sistema digestivo, mediante la contracción y descontracción del estomago e intestinos y enviando el “parte” al cerebro (estimulo que le trasmite la información al cerebro), sobre la digestión y eliminación de los alimentos que hemos ingerido. Por lo tanto, al ser extirpado, no realiza dichas funciones como debiera.

Al seccionar este nervio, estas funciones que no se realizan del modo habitual, pueden generar inconvenientes y problemáticas no solamente a nivel digestivo, sino también en el habla, en el ritmo cardiaco (arritmias) y en la respiración.

Tipos de vagotomías:

La vagotomía puede ser a diferentes niveles (que comportaran diferentes afectaciones), en función de a que altura del recorrido del nervio se realiza la resección y por lo tanto, de la cantidad de nervio seccionado:

- Vagotomía troncal

Se denomina troncal, cuando la resección del nervio vago se ha realizado a tanto a nivel anterior como posterior, justo a la altura del cardias (válvula al inicio del estomago y final del esófago) que evita la regurgitación (evita que el alimento y los ácidos estomacales vuelvan hacia arriba, evitando la quema del tejido del esófago, el cual no esta preparado para soportar dicho PH), se considera una resección total o completa.

Consecuencias de la vagotomía troncal

Esta cirugía implica la eliminación de la producción de enzimas pancreáticas, a causa de una falta de recepción de los estímulos necesarios, que se requieren para “dar la orden” de la fabricación de estas sustancias responsables de la digestión, lo cual, se traduce en una disminución de la absorción de los nutrientes y de múltiples sustancias alimenticias.

Un claro ejemplo, es la disminución de la amilasa, es una enzima que trasforma (lo fracciona en partes más pequeñas y que si son absorbibles por la mucosa digestiva) el almidón y que resulta indispensable para poder digerir los carbohidratos complejos.

Por suerte, se sintetiza en la boca (amilasa salival) y no solamente a nivel del páncreas exocrino (amilasa pancreática), con lo que si su producción se ve disminuida a nivel pancreático, al menos tendremos la secreción salival para ayudar a realizar su digestión. Los carbohidratos simples o azúcares, como la sacarosa (glucosa y fructosa), son metabolizados por la enzima sacarasa en la mucosa del intestino.

Una vagotomía troncal, también implica la extirpación de rama hepática del nervio vago, lo cual afecta a la secreción biliar, ya que los estímulos no le llegan como debieran, pudiendo ocasionar un enlentecimiento en la secreción de los jugos biliares de la vesícula biliar. Lo cual, se traduce en una malabsorción de las grasas ingeridas.

Además, una vagotomía troncal, no solo comporta una reducción de la segregación a nivel hepático y pancreático, sino que también afecta a las segregaciones del estomago, es decir, la segregación del ácido clorhídrico, también se ve disminuida, dificultando la digestión de los alimentos.

Cuando se realiza una vagotomía troncal, donde se ve afectada la función de controlar el movimiento y vaciamiento del bolo alimentario hacia el intestino, se requiere disponer de algún modo que asegure el drenaje del bolo, para que no se produzcan problemas en el transcurso de éste, pudiendo fluir correctamente desde el estomago al intestino.

El drenaje en vagotomía troncal

Las técnicas quirúrgicas más utilizadas para conseguir este drenaje, son la piloroplastia (se crea una válvula que mantiene el conducto abierto), la gastroduodenostomía (se conecta el estomago con el duodeno) y la gastroyeyunostomía (se conecta el estomago con el yeyuno). El drenaje se aplica en gastrectomías, en vagotomías troncales, vagotomías con antrectomía, entre otras.

La vagotomía superselectiva, en cambio, no requiere un sistema de drenaje, puesto que la resección ha sido tan pequeña que prácticamente no afecta al funcionamiento de contracción y descontracción, y el vaciado del bolo alimenticio se realiza correctamente.

- Vagotomía selectiva

Las vagotomías que se denomina selectiva, ya prácticamente no se utiliza (salvo prescripción específica).

A diferencia de la troncal, se extirpa menor cantidad de nervio vago, con lo cual se pueden mantener intactas las ramas celíacas, las pancreáticas, las intestinales, las hepáticas y de la vesícula biliar… también se mantiene la rama del píloro.

- Vagotomía superselectiva

Se denomina superselectiva o de las células parietales, a la vagotomía que conserva todas las ramas de los nervios, excepto las que hayan considerado que se deben extirpar.

Es una cirugía que en vez de seccionar los nervios a la altura del cardias, los secciona cuando se ramifican, en el último tramo, con lo que conserva prácticamente todo el sistema nervioso y se pierden muy pocos estímulos.

Actualmente es la técnica más utilizada, por ser la más concreta y que implica menor cantidad de nervio extirpado, lo cual se traduce en que solo produce un 2% de síntomas dumping en los pacientes que han sido sometidos a dicha resección.

Antrectomía

La antrectomía es la resección de la parte del antro pilórico del estomago. Dicha parte está situada en el tramo final de éste órgano, justo antes de la válvula del píloro. Es una pequeña cavidad que ayuda a controlar el ritmo de vaciamiento del bolo alimentario hacia el intestino.

Se suele realizar una anastomosis después de esta intervención quirúrgica, para unir la parte restante del estomago con el intestino delgado, puede ser mediante las técnicas tipo Billroth I, Billroth II o Y de Roux.


Más información sobre el cáncer gástrico.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil