Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Consejos para dejar de fumar

Buenos hábitos para dejar de fumar

¿CÓMO SUPERAR LAS ANSIAS DE FUMAR?

Tras dejar el hábito del tabaco el fumador experimenta durante un cierto tiempo el síndrome de abstinencia a la nicotina que le impulsa a volver a fumar de nuevo.

Existen una serie de buenos hábitos que pueden ayudar a no dejarse caer en el tabaquismo. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

Romper con rutinas pasadas

Uno de los consejos más importantes es dejar de hacer algunas rutinas poco aconsejadas que se solían hacer mientras se fumaba. De esta manera, ademas de facilitar la desintoxicación del organismo, se mantendra también la mente ocupada y se pensará menos en el deseo de fumar.

Actividades que ayudan a dejar el hábito de fumar

  • No sentarse en el sillón o en el sofá a ver la televisión después de comer. En vez de esto, mejor lavarse los dientes bien para eliminar cualquier resto de comida y salir a dar un paseo por la calle.

  • Hablar por teléfono con un amigo/a: Después de comer mantener una conversación con un amigo o amiga puede distraernos lo suficiente para no tener que recurrir al cigarrillo.

  • Emprender alguna actividad deportiva: Este es el momento más adecuado para empezar a hacer deporte. El deporte no solo distraerá nuestra mente del hábito de fumar sino que oxigenará el organismo y nos liberará de toxinas acumuladas por el tabaco. La actividad deportiva aumenta los niveles de serotonina en el organismo, la hormona que nos hace sentir más felices, por este motivo el ejercicio físico ayuda a dejar de fumar porque nos hace sentir mejor al liberarnos de la ansiedad del síndrome de abstinencia.

paisaje para dejar de fumar
Caminar al aire libre, especialmente en ambientes puros, limpia los pulmones contaminados por el tabaco y facilita el dejar de fumar
  • Ir a trabajar a pie: Caminar constituye un buen ejercicio para los que quieren dejar de fumar. Dejar el coche o los transportes públicos e ir al trabajo a pie es una manera de hacer ejercicio regular.

  • Prescindir del cigarrillo, si necesitamos llevarnos algo a la boca: se pueden utilizar un mondadientes, un chicle o un caramelo sin azúcar. También existen cigarrillos electrónicos que pueden ser muy útiles en los primeros días.

  • Disminuir la necesidad de mantener un cigarro entre los dedos: Para ello mantener algún objeto entre los dedos o la mano que pueda resultar sustitutivo y alivie la tensión. Por ejemplo unas canicas, un bolígrafo, un llavero, cualquier cosa que se pueda manipular puede constituir un buen sustituto.

    cigarro
    Tener un cigarro entre los dedos es una necesidad imperiosa de las personas que quieren dejar de fumar. Debemos sustituir el cigarro por otro objeto que nos mantenga las manos ocupadas.
  • No ingerir el habitual café o la copa, actividades que se relacionan con el hábito de fumar. Por otra parte el café o los estimulantes en general, como el o la cola, pueden aumentar la ansiedad que despierta la necesidad de fumar.

  • Comunicar a los familiares y conocidos la decisión de dejar el tabaco: De esta forma estos pueden ayudar a entender el comportamiento y las reacciones negativas de las personas que dejan de fumar. Los parientes o amigos también deberían apoyar no fumando o no ofreciendo tabaco.

  • Evitar reunirse con personas fumadoras: Durante este periodo de deshabituación es importante mantenerse alejado de personas fumadoras o de ambientes que puedan propiciar el fumar.

  • Realizar alguna actividad sustitutiva: También se puede optar por empezar a realizar algún tipo de hobby (modelismo, bricolaje, coleccionismo, fotografía, etc). Ello mantendrá nuestra mente ocupada y no pensaremos tanto en la necesidad de fumar.

huerto
Practicar alguna actividad o hobby, como la jardinería, será de gran ayuda en el proceso de abandono del tabaquismo.
  • Salir con personas no fumadoras: Reunirse con personas no fumadoras puede resultar un apoyo muy conveniente.

  • Mantenerse alejado del humo del tabaco: El humo del tabaco incita a volver a fumar a las personas que han dejado de fumar recientemente. Alejarse de aquellos ambientes en los que se respira humo de tabaco resulta absolutamente imprescindible para las personas que quieren dejar de fumar.

  • Deshacerse de los paquetes de tabaco, ceniceros, etc: Cualquier objeto de nuestro hogar que nos recuerde al habito de fumar debe quitarse de la vista.

    paseo por el campo
    Un buen paseo en el campo, junto con amigos, en un ambiente relajado y natural constituye un buen recurso cuando se está en el proceso de dejar de fumar.
  • Tomar una ducha para rebajar los nervios: En los momentos de gran tensión se puede tomar una ducha tranquilizante.

  • Realizar ejercicios respiratorios: Sentarse en una silla. Inspirar por la nariz, mantener el aire en los pulmones y dejar escapar poco a poco por la boca mientras se va pensando en pensamientos que nos resultaron placenteros.

CAMBIAR LOS HÁBITOS ALIMENTARIOS PARA DEJAR DE FUMAR

¿Qué hacer durante las comidas si queremos dejar de fumar?

  • Rodear las comidas de un ambiente tranquilo y relajado: Durante las comidas se deben evitar discusiones o enfrentamientos con otras personas. Un ambiente relajado y tranquilo ayudará a reducir la ansiedad y disminuirá las ansias de comer en demasía. Resulta más conveniente comer con un poco de música ambiental que permita el diálogo entre los comensales.

  • No se debería encender la televisión durante las comidas. Durante estas horas, la mayoría de las cadenas ofrecen informativos con noticias que no invitan precisamente a la relajación.

  • Comer menos cantidad y más veces al día: Lo ideal es realizar 5 comidas diarias: Un buen desayuno, un tentempié a media mañana, la comida del medio día, un snack por la tarde y una cena ligera.

    ensalada
    Comer platos ligeros, con alimentos naturales ayudará a dejar de fumar
  • Mentalizarse a ingerir menos alimentos que cuando se fumaba: El tabaco disminuye las sensación de hambre. Ello, unido a la ansiedad que se produce al abandonar este hábito, suele proporcionar una mayor necesidad de comer. Teniendo esto en cuenta, la persona que deja de fumar debería mentalizarse que debería comer menos que cuando fumaba.

¿Qué hacer después de comer para dejar de fumar?

  • Procurar no comer entre comidas: Aunque dejar el tabaco genera una gran necesidad de llevarse algo a la boca de tanto en tanto, se debería procurar no comer entre comidas.

  • Utilizar alimentos ligeros o técnicas para distraer el hambre: Si esto no es posible, se debería utilizar algún alimento muy ligero (zumos, trocitos de fruta, etc) o alguna técnica para " engañar" el hambre (Véase como saciar el hambre entre comidas)

Y ...sobre todo: mentalizarse de la necesidad de esforzase para no recaer en el hábito de fumar

Dejar el hábito del tabaco resulta muy duro, especialmente durante los primeros 15 o 20 días después de dejar de fumar. Una buena metalización es absolutamente necesaria para ayudarnos a dejar el hábito de fumar. Puedes tener en cuenta las siguientes propuestas:


¿Qué ocurre si dejo de fumar?

* Si dejo de fumar, respiraré mejor

* Si dejo de fumar, podré realizar deporte más fácilmente.

* Si dejo de fumar, sentiré más placer en la comida y en la bebida porque mi olfato y mi gusto aumentarán.

* Si dejo de fumar, no tendré que salir a comprar tabaco, cuando no me apetece.

* Si dejo de fumar, con el dinero que me ahorro, podré comprarme algún capricho.

* Si dejo de fumar, no toseré tanto por las mañanas.

* Si dejo de fumar, me cansaré menos al subir las escaleras.

* Si dejo de fumar, tendré mejor aliento.

* Si dejo de fumar, mis dientes estarán más blancos.

* Si dejo de fumar, mis dedos estarán más limpios.

* Si dejo de fumar, mi acné mejorará.

* Si dejo de fumar, mi piel parecerá más joven

* Si dejo de fumar, mi ropa olerá mejor.

* Si dejo de fumar, mi casa olerá mejor.

* Si dejo de fumar, el bebe que espero nacerá más sano.

* Si dejo de fumar, el bebe que espero tiene menos probabilidades de nacer mal durante el parto.

* Si dejo de fumar, las personas no fumadoras a mi alredor me lo agradecerán.

* Si dejo de fumar, la probabilidad de que sufra un ataque al corazón será menor.

* Si dejo de fumar, la probabilidad de sufrir hipertensión será menor.

* Si dejo de fumar, la probabilidad de sufrir diabetes será menor.

* Si dejo de fumar, la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón, de boca o de estómago será menor.

* Si quiero dejar de fumar tendré que esforzarme mucho pero el esfuerzo valdrá la pena.

* Si dejo de fumar...

¡ TENDRÉ MEJOR SALUD!


Si has empezado o quieres empezar a dejar de fumar, puedes imprimir las siguientes guía de ayuda para ir tachando aquellos puntos que crees que ya has conseguido o que estás consiguiendo:

Y, especialmente, ten en cuenta que no te sirven las excusas siguientes:

  • Yo ya solo fumo 3 o 4 cigarrillos al día: Cualquier cantidad es mala. Además, mientras exista la necesidad, puedes volver a fumar más.

  • Mis cigarrillos son bajos en nicotina y alquitrán: Entonces seguramente fumarás más cantidad por lo que los efectos serán parecidos.

  • Hay personas que han fumado toda la vida y tienen mucha salud: Su salud aún sería mejor si no hubiesen fumado. Está científicamente comprobado que el fumar perjudica la salud y acorta la vida.

  • No tengo voluntad para dejar de fumar: No es cierto. Piensa en las ventajas de dejar de fumar y en los inconvenientes del tabaco. En todo caso, busca ayuda.

Ventajas de dejar de fumar

punto rojo Más información sobre como dejar de fumar.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil