Crocosmia

Características de las crocosmias

El género Crocosmia está formado por 8 especies de plantas perennes de la familia de las Iridiáceas de entre 60 y 50 cm de altitud. Existen muchas variedades híbridas debido a la facilidad que tienen las especies de este género en cruzarse unas con las otras lo que dificulta su clasificacion.

El nombre crocosmia procede del griego Krokos (=azafrán) y de osme (= olor) y se refiere al olor a azafrán que desprenden los tallos secos o las flores al apretarlas.

También se las conoce como Montbretia o Vara de San José

Poseen un tallo grueso subterráneo, corto y colocado verticalmente (Cormo) que utilizan como reserva para resistir debajo del suelo las condiciones adversas externas de demasiado calor o demasiado frío.

Hojas estrechas, lanceoladas, con nervios paralelos que nacen de la base de la planta (hojas caulinares).

Flores reunidas en cimas o racimos sobre un tallo floral sin hojas (escapo). Son flores brillantes muy vistosas con colores del rojo al anaranjado según las diversas especies. Tépalos curvados y fundidos en una sola pieza curva. En algunas especies, como la Crocosmia masonorum, este alcanza hasta 8 cm de longitud.

Las flores son polinizadas por insectos, especialmente mariposas, por el viento o por pájaros, normalmente por colibries. Florecen desde el principio de verano hasta bien entrado el otoño.

Frutos en cápsula que se abre esparciendo las semillas.

flor consurso de febrero 2017

Foto de crocosmia

Habitat de las crocosmias

Son plantas procedentes del sur de Sudáfrica (provincia del Cabo) y del este de Africa (Sudan y Madagascar) donde crecen entre la hierba. También crecen naturalmente en Argentina, en el delta del Paraná.

Usos de las crocosmias

- Las crocosmias son plantas de jardinería muy utilizadas para adornar bordes, pendientes o macizos. Destacan por la belleza de sus flores.

- Pueden plantarse en contenedores

- Se utilizan mucho para proporcionar flores de corte. Puede cortarse libremente cuando está en floración.

- Se adaptan muy bien junto a zonas marinas, porque resisten la salinidad y la sequía en caso de estar bien establecidas.

Especies y variedades de crocosmias

Las especies de crocosmias son las siguentes según el lugar donde viven:

Especies de Sudáfrica

- Crocosmia fucata (Lindl.) P. de Vos

- Crocosmia masoniorum (L. Bolus) N.E.Br.

- Crocosmia mathewsiana (L. Bolus) Goldblatt ex P. de Vos

- Crocosmia paniculata (Klatt) Goldblatt (tía Eliza)

- Crocosmia pearsei Oberm.

- Crocosmia pottsii (Baker) N.E.Br.

Especie del sur y este de África y de la isla de las Azores.

- Crocosmia aurea (Pappe ex Hook.) Planch.

Especie de Madagascar

- Crocosmia ambongensis (H. Perrier) Goldblatt y J. C. Manning

Especie nativa de sudáfrica pero naturalizada en muchos lugares del mundo

- Crocosmia × crocosmiiflora (Lemoine) N.E.Br.: Algunos la consideran todavía un híbrido surgido en Francia a finales del siglo XIX. Destaca por sus flores rojo-anaranjadas que crecen en forma muy numerosa, pudiendo llegar hasta 40 ejemplares sobre el mismo escapo.

Entre las variedades mas importantes tenemos los siguientes:

- Crocosmia X crocosmiiflora "Lucifer": Que produce flores rojo escarlatas tubulares desde mitad a final de verano.

- Crocosmia "Emily Mackenzie": con flores amarillas o naranjo oscuras muy grandes y duraderas

EL CULTIVO DE LAS CROCOSMIAS

Crocosmias. Ambiente y exposición

Las crocosmias son plantas procedentes de climas cálidos por lo que debe evitarse su cultivo en zonas frías. Sin embargo, dado que poseen organos internos resguardados del frío (cormos) el cormo de, puede aprovecharse el verano más cálido para cultivarlas en zonas más frescas, por lo cual son plantas que admiten un cultivo en zonas climaticamente muy diversas (zonas de 5 a 10)

En zonas frías (zonas 5-6 o debajo) deben cultivarse como anuales. Para ello, es necesario extraer el cormo del suelo y resguardarlos en el interior para volver a plantarlos a principios de primavera. Los cormos deben guardarse en un ambiente seco y frío (entre 2 y 7 ºC) En zonas climáticas con temperaturas superiores no es necesario extraerlos y pueden cultivarse como perennes.

En zonas frescas, debería acolcharse el suelo para evitar posibles daños.

Deben cultivarse al sol o a semisombra.

Crocosmias. Suelo

Suelo rico en materia orgánica. Bien drenado para evitar la retención de agua que puede originar podidumbre de los cormos, aunque siempre debe mantener un cierto grado de humedad, especialmente durante el verano.

Prefiere un tipo de suelo que sea gredoso, limoso, arenoso o margoso. Mejor evitar los pantanosos o arcillosos.

Para obtener abundantes flores es necesario añadir compost, turba o fertilizante todos los años.

Puede adaptarse a cualquier tipo de Ph., tanto neutro, como ácido o alcalino.

Crocosmias. Riego

Regar habitualmente durante la época de crecimiento. Riego abundantes en verano

Crocosmias. Reproducción

* Reprodución por plantación de cormos:

Las crocosmias pueden reproducirse por plantación de cormos en primavera. Los cormos pueden obtenerse en tiendas de jardinería o viveros o extraerse de los pequeños cormos que nacen de la parte superior de los cormos adultos. En este último caso es necesario extraerlos fuera del periodo vegetativo.

Para ello, se debe esperar a que hayan pasado el frío o las heladas matutinas. La plantación de los cormos se realizará de la siguiente manera:

- Verticalmente, con la parte puntiaguada hacia arriba.

- Entre 5 y 8 cm de profundidad.

- Entre 15 o 20 cm de distancia de otros cormos

- Entre 50 y 60 cm de otras plantas.

- Cubrir con tierra

- Regar abundantemente una vez plantado y dejar de regar hasta que produzcan rebrotes.

- Mantenimiento de los cormos:

- Regar muy poco cuando hayan rebrotado. Solamente cuando la tierra este muy seca

- Aplicar fertizante cuando hayan alcanzado los 12 o 20 cm o cuando nazcan las primeras flores.

* Reproducción por división de cormos:

Una vez las crocosmias esten bien establecidas pueden reproducirse mediante division de cormos cada 3 o 4 años. No deberá utilizarse este método con mayor asiduidad para evitar agotar la planta.

- A final de otoño, cuando haya muerto la parte externa de la planta, se debe abrir un agujero en la base de la planta hasta llegar a los cormos, otener algunos trozos de los mismos, teniendo en cuenta que dispongan de alguna yema y plantarlos siguiendo el método anterior.

* Reproducción por semillas:

También puede utilizarse este método, aunque no resulta aconsejado al tratarse de un método por el cual la planta tarda mucho más en crecer y producir nuevos cormos.

Crocosmias. Faenas de mantenimiento

Entre las principales faenas de mantenimiento tenemos las siguientes:

- Mantener el suelo libre de hierbas.

- Cortar las flores a medida que se van secando, para favorecer la aparición de nuevas.

- No cortar todavía cuando deje de florecer a mediados de otoño. Esperar a que se seque de manera natural.

- Cortar la planta a ras de suelo cuando la planta se haya secado de manera natural.

Más información sobre plantas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.