indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

LAS PLANTAS  

 

EL CULTIVO DE LAS PLANTAS CRASAS O SUCULENTAS

 

 

Ambiente y exposición en las plantas suculentas

 


Las plantas suculentas proceden la mayoría de lugares cálidos o calurosos , secos y con poca humedad ambiental, por lo que, en general necesitan criarse en lugares donde haga poco frío, donde la humedad ambiental no sea demasiado elevada y donde no abunden demasiado las precipitaciones.

Una excepción a esta norma general la tenemos en ciertas plantas suculentas que crecen en lugares elevados y cuyo organismo esta adaptado a los grandes cambios de temperatura entre el día y la noche. Muchas de estas plantas ya han adquirido ciertas adaptaciones como el cáctus Viejo hombre de los andes ( Oreocereus celsianus ) que esta cubierta de una fuerte pelosidad de color blanco que le protege de las radiaciones fuertes del sol durante el día y del frío nocturno. Esto le permite resistir hasta -12 ºC. Muchas plantas de alta montaña, como el siemprevive de telarañas ( Sempervivum arachnoideum), presentan características que las hacen distinguibles como suculentas de zonas de frío. El siemprevive de telarañas se llama así porque ha desarrollado una especie de telaraña en las hojas suculentas de su roseta basal formadas por una maraña de pelos que la protege de las inclemencias de la zona alpina donde crece.

Las plantas suculentas necesitan en general una exposición soleada aunque se adaptan a semisombra. En este último caso su aspecto suele cambiar con respecto a las cultivadas al sol. Se vuelven más verdes y mas alargadas. En este caso resulta peligroso colocar un ejemplar que ha estado criado a semisombra a pleno sol por la posibilidad de que se queme. Algunas plantas crasas, como kalanchoes o cactos, criados en el interior que han sido expuestos directamente al sol, desarrollan quemaduras en forma de manchas marrones. Ante esto es mejor ir adaptando la planta a la radiación solar, colocándola un rato por la mañana directamente al sol durante unos días. Cuando su color haya cambiado de verde claro a un verde más oscuro ya estará preparada para ser emplazada a pleno sol.

 

Macetas, contenedores u otros medios de sostén para las plantas suculentas

Las suculentas pueden plantarse directamente en el suelo, en contenedores o en macetas. Con respecto a las macetas o contenedores, podemos utilizar los de barro o los de plástico. Los de plástico tienen la ventaja que pesan menos por lo que resultan más fáciles de manejar y podrían ser más adecuados para terrazas o balcones al no incrementar demasiado el peso sobre los mismos. Hay que tener presente que retienen menos el agua que los de barro, lo cual no resulta un inconveniente en el caso de este tipo de plantas.

Muchas suculentas, como la mayoría de los cactos, tienen las raíces poco profundas y no les gusta disponer de demasiado terreno libre dentro del tiesto por lo que conviene comprar contenedores especialmente adaptados para este tipo de plantas. Estos recipientes no son tan altos como los utilizados por las plantas en general y en ellos muchas plantas suculentas se sienten más a gusto. El hecho de que exista mucho espacio disponible al final del tiesto también puede favorecer la acumulación de agua y producir podredumbre.

Otras suculentas disponen de raíces tuberosas y necesitan contenedores más amplios y profundos para desarrollarse. En este caso, se puede utilizar las macetas convencionales.

Foto de macetas con suculentas

Foto de Sedum burrito

 

Independientemente del tipo de macetas que se utilice, es conveniente llenar el fondo de la maceta con un materia de drenaje, como trocitos de ladrillo o grava gruesa y procurar dejar el agujero de desagüe libre para que el ejemplar tenga un buen drenaje.

Algunas suculentas crecen muy bien sobre las grietas u orificios de las piedras calcáreas. En este caso se puede escoger una piedra de este tipo y rellenar algunas grietas con tierra para suculentas y plantar el ejemplar sobre ellas. Se puede aumentar la grieta o hacer un agujero más grande con ayuda de un escarpe o taladro. Igualmente algunas suculentas crecen bien sobre rocas volcánicas, como las mammiliarias. Se puede buscar alguna roca de este tipo y plantarlas sobre ellas. El conjunto queda muy vistoso y natural ya que imita el ambiente donde estas plantas crecen.

Otras suculentas tienen hábitos colgantes, como la aptenia ( Aptenia cordifolia) o el Burrito ( Sedum burrito) En este caso puede resultar muy conveniente utilizar cestos colgantes para dejar que las ramas cuelguen del mismo.


El cultivo de las plantas crasas o suculentas

Plantas suculentas Propagación suculentas Semillas cactus y plantas suculentas
Riego en las plantas suculentas Abonado en las plantas suculentas
Fotos de cactus El cultivo de los cactus Cactus de Navidad
Características de las cactáceas Adaptaciones de los cactus Lista de cactus y suculentas

 

Más información sobre las plantas en el listado superior.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso