Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

ESTILO DE VIDA MEDITERRÁNEO

Alimentación saludable

LA DIETA MEDITERRÁNEA, MUCHO MÁS QUE UN PLAN DE ALIMENTACIÓN

costa del mar mediterráneo

Paisaje del litoral mediterráneo en Menorca, Islas Baleares, España.

El Mediterráneo, un mar de cultura

El mar Mediterráneo es un mar fronterizo entre diferentes culturas, e históricamente ha sido un enlace muy importante entre Oriente y Occidente, como medio de comercio y comunicación entre civilizaciones.

El estilo de vida mediterráneo comprende la manera de alimentarse y de convivir que comparten todos los pueblos que habitan en la región del mar Mediterráneo.

El talante y tradiciones culturales mediterráneas han sido trasmitidas entre generaciones durante siglos, hasta la época actual.

Estilo de vida mediterráneo

El estilo mediterráneo hereda en gran parte el amor por la naturaleza y el entorno que inculcaron los griegos y que adoptaron de éstos los romanos.

El clima mediterráneo y el talante popular invita a los paseos y a la relación con el entorno.

El estilo mediterráneo se trata de una manera abierta de relacionarse con la gente,
con el paisaje y con el propio organismo.

El estilo mediterráneo, un talante estudiado

Numerosos estudios científicos han evaluado la importancia del estilo de vida mediterráneo, que acompaña uno de los modelos alimentarios más saludables y completos.

El estilo de vida mediterráneo está estudiado, y se ha denominado como mediterranean way ("manera mediterránea").

montañas de montserrat

Paisaje de campo de trigo, con las montañas de Montserrat de fondo,
situadas en la serralada prelitoral de Cataluña, España.

Las primeras referencias acerca del estilo de vida mediterráneo datan del 1948, en un libro de Leland G. Allbaugh, sobre la vida de los habitantes de la isla de Creta (Crete: A Case Study of an Underdeveloped Area).

Sin embargo, el estudio más destacado, que valora las ventajas de la dieta mediterránea, es el "Estudio de los siete países".

Se trata de un estudio epidemiológico, dirigido por el norteamericano Ancel Keys, en el período de 1958 a 1964, en el que se investigaron los hábitos dietéticos de siete países: Estados Unidos, Japón, Finlandia, Holanda, Yugoslavia, Italia y Grecia.

Los resultados evidenciaron los beneficios de la dieta mediterránea y el estilo de vida mediterráneo, como factores positivos para la salud, y en especial para la salud cardiovascular.

En el estilo de vida mediterráneo, que en el estudio se refiere como mediterranean way, es la sabiduría popular de la combinación de los alimentos; donde predomina la abundancia de vegetales y el pescado, el aceite de oliva como grasa, y una manera de vivir físicamente muy activa.

Los hábitos mediterráneos

Los hábitos de la sociedad actual, empujada por el estrés y gobernada por las grandes ciudades y por la industria, dista mucho del amor por la naturaleza y la sabiduría popular, que configuraron la pirámide de la dieta mediterránea. En esa dirección, las organizaciones de la salud velan por recuperar las costumbres saludables de la dieta mediterránea, que incluyen:

- Abundancia de frutas y verduras en la dieta: se recomiendan, al menos, 5 raciones de fruta y verdura al día. Por ejemplo, en un día, tomar: 1 ensalada, 1 plato de verdura y 3 frutas. Estos alimentos nos aportan pocas calorías, fibra, vitaminas y fitoquímicos. Además de los beneficios de la fibra, obtenemos nutrientes necesarios para la salud del organismo.

- Una dieta variada: la cultura mediterránea es rica en diversidad de alimentos, suma de la variedad cultural que ha influenciado su región desde tiempos remotos. Es un ejemplo vivo de la riqueza de la multiculturalidad. Cada alimento vegetal tiene propiedades distintas (Ver: Propiedades medicinales de verduras).

- Aceite de oliva en la alimentación: el aceite de oliva, para aliñar y para cocinar, ayuda a mantener un buen equilibrio entre las grasas del organismo, además de los beneficios del Omega 9 (Más información).

dieta mediterranea

Fotografía de aceite de oliva.
La dieta mediterránea es muy abundante en vegetales,
utiliza el aceite de oliva en los aliños y las especias aromáticas.

- Un estilo de vida activo: pasear al menos una hora al día ha demostrado tener efectos beneficiosos para la salud, como a estabilizar la tensión arterial, ayudar a tratar la depresión, para combatir el estrés y para conservar la memoria (Más información).

- Consumo de pescado: el pescado es un alimento proteico básico en la dieta mediterránea. El consumo de pescado ofrece algunos beneficios respecto a la carne y los huevos, como su contenido en yodo y, en el caso del pescado azul, el aporte de ácidos grasos esenciales como el Omega 3. En la dieta equilibrada, el pescado se consume de 2 a 4 veces a la semana o más.

punto rojo Más información sobre la dieta mediterránea.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil