Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la gripe

Remedios caseros para problemas de salud

DIETA DEL POMELO


DIETA DEL POMELO

Historia de la dieta del pomelo

La dieta del pomelo fue una dieta de adelgazamiento que tuvo un auge muy destacada en el último tercio del siglo XX. Este tipo de dieta fue muy utilizada por las actrices de cine americanas por lo que también ha sido llamada como Dieta de Hollywood. Erróneamente fue atribuida a la Clínica Mayo de ahí que también llegó a llamarse como "Dieta de Mayo". Con este tipo de dieta se prometía que la persona podría perder hasta 23k en dos meses y medio.

 

¿En qué consiste la dieta del pomelo?

Básicamente, consistía en la combinación de zumo de pomelo con huevos, carne y alimentos grasientos de origen animal como la panceta, las hamburguesas, los quesos, la mayonesa o la mantequilla. Esta última se utilizaba como grasa para freír y la panceta se comía abundantemente en los desayunos.

Se decía que la combinación de grasas animales con las ensaladas permitía quemar las grasas, mientras que el pomelo actuaba como catalizador que iniciaba el proceso de combustión. Muchos alimentos naturales vegetales no debían comerse, como las patatas u otros tubérculos, los cereales, la fruta, el pan, etc.

Dentro de los alimentos vegetales se daba importancia a las verduras, como los tomates, la lechuga, los pepinos, las zanahorias y las judías. Con ellas se preparaban las ensaladas correspondientes para cada la comida y la cena, siempre y cuando estuviesen bien aliñadas con aceites animales o mayonesa. No se permitía comer ensaladas "light". Además de las ensaladas, la comida y la cena se acompañaba con un segundo plato de carne y un vaso de un cuarto de litro de pomelo. Se podía comer la cantidad de ensalada y carne que se quisiera e incluso se aconsejaba a comer en cantidad para eliminar más peso.

Los desayunos consistían en beber un cuarto de litro de jugo de pomelo y comer dos huevos y dos trozos de panceta. Para irse a dormir se aconsejaba beber un cuarto de litro de tomate o la misma cantidad de leche descremada.

Las personas debían comer durante 12 días seguidos, sin poder bajar las cantidades ni prescindir de los elementos destacados, especialmente del jugo de pomelo. Luego se descansaba un par de días para continuar otra vez con otro periodo de 12 días.

 

¿Consecuencias de la dieta del pomelo?

Aunque con esta dieta se perdía una gran cantidad de peso, el cuerpo sufría las consecuencias de una dieta mal equilibrada en la que faltaban muchos nutrientes esenciales. Además, se comprobó que la persona que había seguido esta dieta tan estricta, rápidamente recuperaba el peso e incluso lo excedía con creces. Todo ello llevo a los médicos y especialistas en alimentación a desaconsejarla.

 

La inclusión del pomelo en la dieta actual. La dieta del pomelo para perder peso

Estas consideraciones anteriores no deberían llevarnos a abandonar el uso de este alimento en la dieta actual. Estudios llevados recientemente demostraron que la ingestión de medio pomelo dentro de cada comida durante tres meses consiguiĆ³ reducir el peso de los participantes en 1,6 k, mientras que aquellos que bebieron un vaso de pomelo en cada una de ellas perdieron 1,5 k. Algunos participantes llegaron a perder hasta 4,5 k en el mismo periodo de tiempo.

Este experimento fue llevado a cabo en el año 2004 por el Dr Ken Fujioka en la clínica Scripps con 100 personas que mantuvieron una dieta equilibrada basada en el uso de alimentos naturales, especialmente aquellos ricos en hidratos de carbono, como las frutas, legumbres y cereales integrales. En ella se evitaba el uso de grasas saturadas de origen animal o vegetal y se incidía en la importancia del ejercicio.

Dentro de este estudio se descubrió que el pomelo podría tener una influencia en los niveles de insulina que se producen después de la ingestión de los alimentos. Parece ser que este alimento determina que estos no sean tan elevados por lo que los alimentos se digieren mejor, el hambre no vuelve a aparecer tan rápidamente y la grasa en el cuerpo no se almacena tan fácilmente.

Precaución: A pesar de estos fantásticos resultados hemos de precisar que el uso habitual del pomelo puede interactuar con muchos fármacos por lo que aquellas personas que deciden emprender alguna dieta basada en este alimento deberían consultar con su médico.

También deberían ser prudentes aquellas personas a las que la ingestión de este alimento pueda provocarles acidez de estómago, a aquellas personas con tendencia a tener diarrea, o a las que sufren de gastritis.

Más información sobre el pomelo y otras dietas en el listado superior.


Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil